$ 125 es la pensión provisional para el hermano de Jorge Glas

  Actualidad

$ 125 es la pensión provisional para el hermano de Jorge Glas

El exvicepresidente tiene una demanda de alimentos y, a su vez, impulsa un habeas corpus. En octubre cumple cinco años de su primer encarcelamiento

JORGE GLAS LLEGA A CAR (8236981)
Detenido. El exvicepresidente se encuentra preso en la Cárcel N°4 (Quito), tras anularse su habeas corpus.API

La situación judicial de Jorge Glas debe hacer frente a dos demandas. La primera es en su contra y la segunda, impulsada por su defensa: la búsqueda de su libertad, ya sea mediante otro habeas corpus a mediante un beneficio penitenciario por haber completado más del 60 % de una de sus condenas.

Por el momento, el caso que debe resolver primero es la demanda de alimentos que le planteó la abuela materna de su medio hermano, en calidad de “obligado subsidiario”, ya que Jorge Glas Viejó, padre del exvicepresidente, murió el pasado febrero, en Guayaquil.

GLas carcel 4

Jorge Glas comparte cárcel con Carlos Pareja Yannuzzelli

Leer más

El juez a cargo del proceso, Johnny Lituma Jines, dispuso una pensión provisional de $ 125,33 para la manutención del niño, que tiene 10 años.

Esto debería ser pagado por Jorge Glas Espinel y sus hermanos Heriberto Antonio y Silvia María Glas Espinel. Es decir, $ 41,77 cada uno.

“Valor que deberá ser consignado los primeros 5 días de cada mes”, dice el oficio del juez. Esta decisión es provisional, ya que en los próximos días se fijará la fecha de la audiencia para resolver el pedido de la abuela del niño.

Según el sistema judicial, justo el viernes pasado, a las 14:00, el juez le envió una citación a Glas. Pero ese mismo día, el tribunal de justicia de la Corte de Santa Elena también le anuló el habeas corpus y ordenó su arresto.

Allegados a Glas han señalado que el 2 de octubre ya se cumplen cinco años desde su primer arresto, por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

Para esa fechas, sus allegados esperan sacarlo de la cárcel ya que puede acceder a la prelibertad, que es completar el resto de la sentencia, de seis años, en libertad.

Además, todavía está pendiente que se defina si presenta un nuevo habeas corpus, pues la Corte de Justicia de Santa Elena ordenó que se remita el expediente a Cotopaxi, en donde, por un principio de jurisdicción, debía tramitarse esa acción constitucional.

Su abogado, Édison Loaiza, dijo que el siguiente paso es esperar que el expediente sea sorteado en Latacunga. Después pedirán que el juez se inhiba de conocer la causa, porque Glas no fue devuelto al Centro Regional de Cotopaxi, sino que lo encerraron en la Cárcel N° 4, en el norte de Quito.

Una vez se remita el proceso a la capital, el abogado activará un nuevo trámite y podrá presentar sus argumentos por los que Glas debe ser liberado.

Entre estos, la salud del exvicepresidente. Él ha insistido que padece de dolores de espalda crónicos porque tiene una hernia discal. Además de problemas gástricos y mentales.