Algodoncito ya disfruta de su nuevo hogar tras el abandono

  Actualidad

Algodoncito ya disfruta de su nuevo hogar tras el abandono

Una docente universitaria apadrinó al perrito que fue rescatado en el sector de La Salle de Conocoto. Una persona fue sancionada con $ 4.000 de multa

ALGODONCITO
Obsequios. En el nuevo hogar del can rescatado, Lucía lo recibió con globos, juguetes y camitas acolchonadas.Cortesía

Lucía Moscoso recibió a Algodoncito con globos, juguetes y camitas acolchonadas. Ver el video en el que el can, de unos cinco años, era abandonado en una calle del sector de La Salle, en la parroquia Conocoto, suroriente de Quito, el pasado 7 de julio, la conmovía hasta el llanto.

Lucía, una docente universitaria, no podía creer que alguien tuviera el corazón para dejar a su mascota en medio de la vía. “Fui la primera en decir que lo quería adoptar. Hice toda una investigación, como detective, para conseguir el teléfono de Daniel Zárate (persona que encontró a Algodoncito) y lo llamé a las once de la noche”, describe la mujer.

Ayer, por primera vez, amaneció junto al pequeño peludo y cuenta a EXPRESO que es lo más hermoso que ha visto.

“Estaba muy feliz. En la noche sí extrañaba al chico que lo rescató, pero hoy (martes) salimos tempranito a caminar por el parque y socializó con otros perros”, narra Lucía, quien hace cuatro meses perdió a su mascota de toda la vida.

Abandono

Animalistas crean un mapa de sitios con mayor abandono

Leer más

“Murió de viejita, tenía 16 años. Ahí dije que no quería más perros, quedé muy dolida, pero cuando vi a Algodoncito no me importó que fuera joven o viejo o si estaba enfermo, solo dije: ¡lo adopto!”, añade.

Aunque contempla la posibilidad de cambiarle el nombre al nuevo ‘bebé’ de la familia, siente que la misión del can es ser el símbolo de la lucha contra el abandono animal.

Incluso lo mantendrá activo en las campañas de adopción y otras iniciativas para el bienestar animal. Algunos tiktokers ya le han pedido colaboración para hacer videos y concienciar sobre esta problemática. La Universidad de Los Hemisferios, en la que Moscoso trabaja, también iniciará un plan de adopción con Algodoncito como símbolo.

“Parece que no ha sido un perro muy cuidado. No sabe jugar, no les presta mucha atención a los juguetes, pero con el tiempo le irá mucho mejor”, explica.

Si Lucía tuviese la oportunidad de estar frente al hombre que el 7 de julio detuvo la marcha de su vehículo, abrió la puerta posterior y dejó al perrito en la calle, solo le preguntaría, ¿por qué?

“No hay razón si uno no puede hacerse cargo, puede pedir ayuda a un familiar, a un amigo, pero no hacer lo que él hizo (…) Creo que ni siquiera soportaría tenerlo cerca, no es una buena persona”, dice.

Por otro lado, algo que la entusiasma es saber que muchas personas reaccionaron ante el video. Incluso dos abogados llevan la causa legal.

Hasta el momento, el hombre recibió una sanción administrativa, con multa de cuatro mil dólares.

Lucía agradece que Algodoncito se haya topado con Daniel en su camino. Fueron las cámaras de un circuito de seguridad de varias viviendas, en el sector de Conocoto, las que captaron el abandono.

“Revisé porque creía que el perrito -en un inicio- era de un vecino, pero después me percaté que lo habían abandonado del vehículo que se ve en el video”, explica.

Pese a que Daniel hubiese querido hacerse cargo del animalito, tiene otros seis canes rescatados. “Quería que tuviera una familia en la que pueda ser único y tener mucha más atención. Así que ahora vive con una mamá, junto a su hija, quienes le darán una nueva oportunidad”, añade.

Él mismo hará seguimiento del caso, con colectivos como Acción Animal, pero de seguro no lo necesita porque en las imágenes que Lucía compartió a EXPRESO, Algodoncito parece que esboza una sonrisa.

Fueron las imágenes difundidas en redes sociales las que permitieron ubicar al vehículo y al conductor que abandonó a Algodoncito.

Ordenanza

Se busca el bienestar de los animales

En diciembre de 2020 se aprobó en el Municipio de Quito la ordenanza de Bienestar Animal en el Distrito Metropolitano.

Estableció la normativa de protección, respeto y tenencia responsable de la fauna urbana como sus ejes fundamentales. Con la ordenanza se buscó regular y controlar la fauna urbana, garantizando los principios de bienestar animal en la tenencia, crianza, comercialización, reproducción, transporte y eutanasia.

Además quiso promover la tenencia responsable, la convivencia armónica, la protección y el desarrollo natural de las especies, evitando el maltrato, la crueldad, el sufrimiento y las deformaciones de sus características físicas.

El detalle

Cámaras. Quien sacó del vehículo al perrito el 7 de julio no se había percatado que fue grabado.