Actualidad

Cafeterias aplican nuevas estrategias para reducir el consumo de plasticos

El consumo de plásticos debe reducirse y en esa búsqueda que será reglamentada con una ordenanza en Guayaquil, algunos negocios ya se han animado a promover cambios para sus clientes.

Imagen referencial. Algunos negocios realizan campañas para fomentar el reciclaje en sus clientes.

A tres meses de la aprobación de la ordenanza municipal en la que se regula la fabricación, comercio, distribución y entrega de productos plásticos; distintas cafeterías de la ciudad ya pusieron en marcha varias estrategias para reducir el consumo de este tipo de utensilios.

Según datos de ONU Medio Ambiente, en todo el mundo se compra 1 millón de botellas de plástico cada minuto; y 5 billones de bolsas plásticas desechables se utilizan en el mundo cada año.

Sorbetes, removedores, envases para bebidas y cubiertos son los productos plásticos que comúnmente se emplean para servir alimentos, y es por eso, se convirtieron en el punto de partida.

En el caso de la cadena de cafeterías Sweet & Coffee, Richard Peet gerente general, indicó que pese a los cambios que se puedan aplicar, el servicio al cliente es lo primordial. “Se ha mantenido nuestro procedimiento regular en cuanto a la entrega de los utensilios plásticos. Sin embargo, semanas atrás que la ordenanza fuera aprobada, se ha trabajado una campaña de concientización”, señaló mediante correo electrónico.

Ellos cuentan con una campaña denominada ¿Realmente lo necesitas?, en esta invitan a sus clientes a rechazar lo que no vayan a utilizar. Otro cambio visible es la sustitución de removedores de café plásticos por otros de madera.

En otros negocios se aventuraron a dar un paso más. En el caso de Biscuits By Nané, los cambios empezaron hace algunos meses cuando decidieron servir sus postres en vajillas de vidrio y con cubiertos de metal.

Los utensilios de plástico quedaron solo para quienes hacen sus pedidos para llevar. Pero eso no es todo, la propietaria Jeanet Hanze junto a su gerente de marketing Ximena Alcívar indicaron que desde junio pasado el negocio cambió sus cajas para postres y galletas a otras de cartón.

Aunque el proceso de implementación continúa, su objetivo es que toda la línea de sus productos emplee este tipo de envases reciclables. Hanze también incentiva la reutilización de sus envases de vidrio, los cuales pueden convertirse en pequeños maceteros, azucareros, porta clips o cualquier otra opción.

El cambio a materiales reciclables resultó una opción viable para estos dos negocios. Sweet & Coffee ya emplea un alto porcentaje de materiales reciclados en todos sus utensilios mientras que Biscuits By Nané planea implementar sorbetes de papel y removedores de madera.

Por otro lado, también están quienes prefieren incitar al consumidor con descuentos para evitar la utilización de plásticos como Tippytea Blends. En sus redes sociales este negocio de té ofrece el 10 y 20 % de descuento a quienes lleven sus propios envases para evitar el consumo de plástico. Aunque intentamos obtener más detalles sobre estas medidas no recibimos respuestas.

Con todos estos cambios es inevitable cuestionarse si existirá o no un aumento en el precio final de los productos. La respuesta en la que Hanze y Peet coincidieron es que los valores se mantendrán.

Richard Peet, gerente general de Sweet & Coffee, explica que los costos de utensilios ecoamigables ya fueron considerados en su presupuesto y que esto no afectará en sus precios. Mientras que Mena Alcívar, gerente de Marketing de Biscuits By Nané señala que están tratando que los precios no aumenten; sin embargo, indica que el presupuesto destinado para adquirir estos nuevos utensilios pueden llegar a duplicarse en ciertos casos.

Esto no es algo que resulte ajeno a las previsiones del Municipio de Guayaquil. Dallyana Passailaigue, asambleísta del Partido Social Cristiano (PSC) y promotora de la propuesta ambiental, reconoce que ciertos productos plásticos sufrirán un aumento en su costo de producción. Para que el cambio no sea repentino se plantearon nuevos plazos en la ordenanza, así los fabricantes tendrían oportunidad para cambiar su materia prima o adquirir la maquinaria necesaria. “Esperamos que esta transición sea rápida (...) la industria de los plásticos es una industrial respetable, genera empleos, paga impuesto, innova y tan solo esta ordenanza afecta al 5 % de la producción, por más que suena poco esto es un gran paso para el planeta”, concluyó.

Passailaigue también indicó que la ordenanza busca generar un cambio en los hábitos de reciclaje. “Estamos seguros que con esta información la gente va a tener un poco más de cuidado al momento de arrojar los desechos plásticos”, dijo la asambleísta.

Campañas

Passailaigue señaló que el Municipio tiene previsto realizar una campaña comunicacional para crear conciencia sobre el efecto que causan los plásticos en el ambiente. También se tiene planificado el evento ‘Guayaquileño responsable’ que premiará a quienes cambien sus hábitos en el consumo de plásticos. Se establecerán más puntos de reciclaje en centros comerciales y mercados.