La calidad del candidato es un filtro que los partidos políticos eluden

  Actualidad

La calidad del candidato es un filtro que los partidos políticos eluden

Los partidos políticos priorizan la popularidad a la probidad del postulante. Esto sumado a la atomización puede empujar al elector a escoger al menos malo

ELECCIONES 2021 (7554150)
El pasado proceso electoral fue la elección presidencial y de la Asamblea Nacional. Angelo chamba / expreso

Calidad. La Real Academia de la Lengua Española define esta palabra como la propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor. Es complicado encontrar un candidato de buena calidad. En el camino a las elecciones de febrero de 2023 empiezan a sobresalir más, y en algunos casos con potenciales opciones de triunfo, aquellos que distan mucho de ser un postulante de calidad.

Movimientos- locales- Quito

Los movimientos locales, atractivo para los huérfanos de partido

Leer más

Rostros con investigaciones fiscales abiertas y/o con informes abiertos de Contraloría que de entrada bosquejan un no tan buen perfil para quienes aspiran a reelegirse o convertirse en los próximos nuevos prefectos, alcaldes, concejales, miembro de juntas parroquiales y vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Ya lo alerta la Comisión Nacional Anticorrupción en un comunicado publicado el pasado miércoles, en el que exhorta a las organizaciones políticas a no auspiciar las candidaturas de personas vinculadas a cualquier forma de corrupción. “La lucha anticorrupción debe ser una tarea permanente que no dé resquicios para la amoralidad. Cualquier acción permisible con la corruptela en el sistema eleccionario será una afrenta para el país”, concluye el comunicado publicado en la cuenta oficial de Twitter del grupo ciudadano.

Y la advertencia tiene, al menos, una motivación. La legislación electoral dota de un manto de inmunidad a aquellas personas que pasan a obtener el membrete de candidato. “Las candidatas y candidatos no podrán ser privados de la libertad ni procesados penalmente desde el momento de la calificación hasta la proclamación de resultados ni enjuiciados, salvo los casos de delito flagrante, delitos sexuales, violencia de género e intrafamiliar”, reza el Código de la Democracia.

El analista y consultor político César Luis Barthelotti considera que sería falaz evaluar la calidad de todos los postulantes de la misma manera, lo que sí es real es que “los partidos políticos han dejado la formación de sus afiliados y simpatizantes en ideología, competencias y políticas públicas, prefiriendo candidatos populares, aunque no tengan experiencia o conocimiento”.

Ante tantas opciones, los votantes preferirán elegir a quienes sienten más cercanos, a periodistas, deportistas, personas de la farándula o a quienes por regla general han tenido más presencia en medios.

César Luis Barthelotti, analista y consultor político. 

La también analista política y electoral Dayana León cree que la calidad de las candidaturas no debe depender solo de esa popularidad a la que hace referencia Barthelotti, ni tampoco solo a los requisitos y prohibiciones que señala la ley, sino que pasa también por la trayectoria que han connotado frente a la ciudadanía. En este punto la también catedrática universitaria manifiesta su preocupación porque entra en juego el aspecto de la legitimidad en el origen de las candidaturas. “Es una legitimidad minada, porque existen precandidaturas con procesos abiertos en la Contraloría y la Fiscalía... Esto no es menor y connota que la calidad de las candidaturas debe estar a la altura de liderar instituciones públicas con transparencia que estén fortalecidas en la lucha contra la corrupción. Aunque existe la presunción de inocencia, me preocupa mucho el origen de las postulaciones. Los partidos políticos son las instituciones peor evaluadas de las democracias latinoamericanas”, reflexiona.

Con esos bajos niveles de confianza, son estas organizaciones políticas las que deben ejercer de filtro de sus propios candidatos. Un ejercicio que a decir de Germán Rodas, coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción, no están cumpliendo, “porque solo buscan tener un caudal de votos y no responden a sus condiciones doctrinarias e ideológicas”.

Y es que, en definitiva, todo se reduce a una sola cosa:los votos. El que tiene más, gana.    Así de sencilla es la lógica a la que algunas organizaciones políticas reducen el proceso electoral. “Porque las elecciones se ganan con votos y no (necesariamente) con buenas ideas. En consecuencia, ante la nula preparación que proponen a sus afiliados, les conviene tener a postulantes populares”, concluye Barthelotti.

260 partidos y movimientos políticos están habilitados para participar en las elecciones de febrero del próximo año.

La ley electoral establece requisitos y prohibiciones que deben cumplir las personas que quieren aspirar a un cargo de elección popular. Ninguna de estas, y existen ejemplos de sobra en la política nacional, garantiza que el futuro servidor público cumplirá con probidad su gestión. En definitiva, encontrar un candidato de    buena calidad queda mucho a la valoración y conclusión de las organizaciones políticas que, como ya lo han dicho los expertos, no están cumpliendo con este rol; y al criterio del votante, quien tiene la última palabra.

¿Qué peso tiene la calidad de un candidato en la decisión del elector? Jorge León, analista y consultor político, cree que la calidad puede terminar pesando dependiendo del segmento en el que se coloque a ese candidato. Reconoce que pesa la selección de candidatos “populares”, pero cree que hoy en día eso no es suficiente. “Hay un nivel de hartazgo del ciudadano altísimo, versus todas estas figuras públicas que han llegado a la administración pública y no han hecho nada o no han trabajo en pro de las necesidades de la ciudadanía. Y, por qué no, versus un plan de trabajo. Te puedo asegurar que muchos ciudadanos buscan un plan de trabajo que brinde soluciones a temas como la inseguridad, el trabajo, salud y otros”.

Las organizaciones políticas dejan muchísimo que desear respecto a la calidad de candidatos, ya que priorizan el porcentaje de popularidad versus si está preparado o no para ejercer el cargo para el que se postulan.

Jorge León, analista y consultor político.

Habiendo puesto esta realidad sobre la mesa, Dayana León vislumbra un panorama atomizado, similar al de los comicios del 2019. Eso sumado a la incertidumbre sobre quiénes serán los candidatos, sumado a la apatía del votante, sumado a los altos índices delictivos, tienes un votante con poca esperanza. “Eso hace que pueda existir una atomización del sistema y que al momento de elegir se escoja al menos malo y eso puede traer como consecuencia tener autoridades que no respondan a las demandas reales de la ciudadanía, sino a una coyuntura”.

Los partidos políticos son las instituciones peor evaluadas de las democracias latinoamericanas. La calidad de las candidaturas depende de la calidad de partidos y vemos que esta no es muy buena en la región.

Dayana León, analista política y electoral.

Y este escenario inicia una reacción en cadena. Elegir al menos malo puede derivar en serios problemas de gobernabilidad y en el buen desempeño de una jurisdicción; retrasos en la culminación de metas y de obras a corto, mediano y largo plazo; y todo esto repercute en la calidad de vida de los ciudadanos.

CRONOGRAMA ELECTORAL 

  • 22/07/2022. Arrancan los procesos de democracia interna de las organizaciones políticas. Terminan el 5 de agosto.
  • 21/08/2022. Convocatoria a elecciones.
  • 22/08/2022. Inicio de inscripción de candidaturas. Termina el 20 de septiembre.
  • 03/01/2023. Comienza la campaña electoral hasta el 2 de febrero.
  • 14/01/2023. Inicia el proceso de debates electorales.
  • 05/02/2023. Día de las elecciones.