El club de viajeros frustrados de Interjet

  Actualidad

El club de viajeros frustrados de Interjet

En su país, la aerolínea mexicana se declaró en quiebra en diciembre de 2020. En Ecuador quedaron cientos que pagaron boletos

Aerolínea_Agencias de viaje_Ecuador_Interjet
Espera. Dos personas pasan frente a un mostrador de Interjet en el aeropuerto de Ciudad de México. Miles llevan un año sin volar en esta aerolínea.José PAZOS FABIAN / EFE

La posibilidad de viajar con toda la familia era algo que entusiasmaba a Jackeline Mastarreno, una guayaquileña de 34 años. Es por eso que cuando se presentó la oportunidad, incentivó a diez de sus parientes para que adquiriesen boletos durante el viernes negro del 2019. El plan era embarcarse en un viaje hacia Cancún en junio del año siguiente.

La aerolínea mexicana Interjet cubría sus primeros vuelos a Guayaquil ofertando pasajes a bajo costo. Todo hacía pensar que el plan se cumpliría. Por lo menos así fue hasta que los aeropuertos de todo el mundo se cerraron a causa de una inusual emergencia sanitaria. Así fue hasta que llegó el esperado junio de 2020 y la aerolínea no reprogramó los vuelos de Jackeline y su familia. El panorama empeoró cuando Interjet se declaró en quiebra en México. Ella no ha vuelto a saber del dinero pagado por los boletos. “Nadie da razón de nada”, le comentó en su momento a EXPRESO.

Por casualidad, lo mismo dijo hace poco Sylvia Vinueza, vocera del comité emergente de empresarios turísticos de Ecuador, que defiende una deuda con clientes de agencias de viaje y operadoras nacionales que asciende a 1’525.463 dólares. “El problema mayor es que tenemos cientos de clientes que piensan que debemos devolverles el dinero, cuando nosotros solo somos intermediarios”.

Tras la operación de venta de pasajes, la aerolínea les reconoce un porcentaje mínimo: del 3 al 5 %, para las operadoras mayoristas; y estas entregan una comisión del 1 al 2 % a las agencias.

El comité recogió los reclamos y ha levantado un expediente de casos. Por dimensional el panorama, se menciona que en las dos agencias más perjudicadas, en la una el perjuicio suma 489.116 dólares, mientras que en la otra, es de 466.265. Pero están las que tienen solo un cliente. En estos casos las devoluciones van desde los 593 a los 1.786 dólares. Pero son cientos las personas que siguen en tierra a pesar de haber pagado sus boletos y haberse cumplido las fechas de partir.

“En mi caso no son muchos, pero conozco de situaciones en los que el perjuicio suma miles de dólares”, dice Monserrat Ávila, de una de las agencias de viaje en Guayaquil, quien dice que tiene solo tres pasajeros en esta situación.

Precisamente Mas Travel, una mayorista con sede en Guayaquil emitió boletos de Interjet a 30 agencias, y en estas, suman 111 los clientes que exigen les devuelvan los pagos hechos por estos tiques.

Interjet llegó al país en octubre de 2019. Suspendió toda su conectividad internacional el 23 de marzo de 2020 y no opera vuelos comerciales desde el pasado 11 de diciembre de ese año. En México, los trabajadores han organizado comités de defensa, algo similar sucede con los acreedores. La aerolínea le debe a las instituciones estatales y a las del servicio aeronáutico. Sus deudas ascienden a 1.250 millones de dólares.

En el caso de Ecuador, dejó atrás una serie de deudas con instituciones estatales y seccionales (ver recuadro) y a personas que reclaman a las agencias y estas no tienen con quién quejarse. EXPRESO pudo confirmar de esta ausencia de responsabilidad tras ir en busca de un vocero de esta empresa. “Acá tenían apoderados, pero son abogados o consultorios jurídicos que fueron contratados solo para ciertos trámites”, dice Silvia Egüez, vocera de la Asociación de Agencias de Viajes, Operadoras y Mayoristas de Turismo (Augentour), con sede en Cuenca, donde se calcula que hay unas 50 agencias que reciben presión de sus clientes.

Uno de estos abogados es Juan Pablo Pérez, quien le aseguró a EXPRESO que ya no tiene nada que ver con Interjet. Es más, aclaró que él era apoderado de ABC Aerolíneas S. A. donde ejerció funciones entre mayo de 2019 y junio de 2020, según lo que aparece en el registro de la Superintendencia de Compañías. Una resolución del Consejo Superior de la Dirección de Aviación Civil relaciona a Interjet con ABC.

En medio de la crisis que provocó en la industria del turismo nacional, las agencias de viaje y operadoras decidieron unirse y buscar una solución a su problema. Acudieron primero al Gobierno nacional, que les indicó que era un tema entre empresas privadas. Por lo menos, aquello sucedió en la administración pasada. A inicios de este mes, el ministro de Turismo, Niels Olsen, delegó a un funcionario para que los escuchara y revise la situación.

A pedido de este Diario, esta cartera de Estado informó que, tras tomar contacto con delegados de las agencias de viaje, se planteó el compromiso de “tratar de hacer todas las gestiones para llegar hacia quiénes en este momento se pueda dirigir un reclamo”. También se pidió a Cancillería que delegue al embajador de Ecuador en México, para que inicie los contactos necesarios para averiguar sobre la situación de Interjet en el país norteamericano.

“Ya nos dijeron de antemano que el tema no es fácil”, asegura Silvia Egüez, que también conforma la mesa del comité de crisis.

Esta mesa de trabajo ha intentado resolver la crisis. Tanto así que ha hecho cola ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en México, donde se acumulan cientos de denuncias de fraude y acciones colectivas de empleados y deudores de Interjet. “Desde el año pasado hemos enviado la información detallada del perjuicio. Nos respondieron cuando les escribimos y nos guiaron en cómo plantear el reclamo. Pero todo lo hace a través de correo electrónico y tras cumplir con esta entrega, ahora no sabemos cómo está la situación. Hemos vuelto a pedir información, pero ya no hay respuestas”, dice Sylvia Vinueza.

Acreedores por todos lados

Según una resolución con fecha del 6 de agosto de 2021 que la Superintendencia de Compañías entregó al Ministerio de Turismo, se designó como liquidador para ABC Aerolínea S.A. a Juan Pablo Pérez, primer abogado apoderado de esta empresa. “La idea es que genere un proceso de liquidación”, dijo un vocero del Ministerio de Turismo. Sin embargo, como aseguran dirigentes de las organizaciones que agremian a los dueños de agencias de viajes, “son unas cuantas sillas y escritorios, que de cuya venta no alcanzará para nada resarcir el daño económico generado en todo el país”.

De acuerdo con la información recogida por el comité emergente de empresarios turísticos, Interjet dejó deudas con el Cabildo de Quito, nunca pagó la tasa de turismo, con el que suma 391 dólares. Mientras que con el Servicio de Rentas Internas (SRI), no cumplió con el pago de sus obligaciones. El valor adeudado asciende a 93.187 dólares.

En el caso de posibles deudas con el Municipio de Guayaquil, en lo concerniente a tasa de turismo, la Empresa Pública Municipal de Turismo indicó que como no existe registro de la aerolínea en los catastro del Ministerio de Turismo, “no se puede cobrar la tasa sin el registro que otorga” esa cartera de Estado.

En cuanto a la Dirección de Aviación Civil, esta informó, vía correo electrónico, que “una vez verificado el sistema financiero institucional, se constata que en dicho periodo no se registra valores adeudados por parte de INTERJET ABC AEROLÍNEAS SA DE CV”.

“Tal fue la situación de esta empresa, que hasta a uno de los abogados que la representaba le quedó debiendo cerca de 100 mil dólares en emolumentos”, dice Sylvia Vinueza, quien precisa que “es necesario que las autoridades competentes exijan que toda aerolínea previo inicio de operaciones cumpla con todos los permiso y entreguen garantías para de esta manera garantizar el cumplimiento de servicios”.