Día de Difuntos: el miedo pospuso algunas visitas a los cementerios

  Actualidad

Día de Difuntos: el miedo pospuso algunas visitas a los cementerios

Los comerciantes de flores registran pocas ventas. Refieren que esto se debe a la poca afluencia de personas que llega hasta el cementerio, a diferencia de otros años. 

Visita. Los deudos llegaron hasta el cementerio de Guayaquil a visitar a sus familiares.
Visita. Los deudos llegaron hasta el cementerio de Guayaquil a visitar a sus familiares.Alex Lima

Lo repensaron. Este 2 de noviembre se conmemora en Ecuador, y en otros países de la región, el Día de los Difuntos. Muchos de los deudos, en Guayaquil, tienen como tradición acudir hasta el cementerio para visitar a sus familiares y rendirle un homenaje con música y rezos. Sin embargo, en este día, el afluente de personas que se esperaba, no fue el mismo que otros años. debido a la ola de violencia que golpea la urbe Porteña.

"Otros años no hay ni donde poner un pie en la vereda por la cantidad de gente que viene a visitar a los suyos, pero hoy es diferente. Se ve poca gente, y llegan de apoco. Debe ser por los atentados de ayer. La gente tiene miedo", expresa Ariel Saltos, quien hace más de dos años comercializa arreglos florales en los exteriores del Cementerio General de Guayaquil.

COE Cantonal

El COE de Guayaquil suspende los eventos públicos de carácter masivo

Leer más

Ese sentir de miedo por poco lleva a María Tapia, de 61 años, a posponer la visita que realiza cada año a sus padres en el Cementerio General de Guayaquil. "Me lo pensé antes de venir, pero más fuerte es el sentimiento de venir a verlos aquí; a su ultima morada", dice María, y agrega que prefirió visitarlos este 2 de noviembre porque "hoy se los celebra a ellos. Y porque mañana esto va a estar más lleno por el feriado. Se vuelve más peligroso".  

Al lugar también llegó Shirley Vargas junto a otros familiares para visitar a los suyos, con la tarea de no permanecer mucho tiempo en el lugar y regresar pronto a casa a resguardarse de la ola de violencia e inseguridad que se registra en el país. "Vengo haciendo un esfuerzo, por mi comadre que vino desde Estados Unidos a visitar a sus familiares en el cementerio después de siete años de no poder venir. Horita nos vamos pronto a casa, para estar más seguros. Después de los atentados de ayer, es mejor prevenir", dijo la mujer.

CIERRE MESAS DE DIALOGO GOBIERNO CONAIE

El Gobierno rechaza señalamiento de la Conaie sobre "Estado fallido" por la inseguridad

Leer más

A los alrededores del Cementerio General de Guayaquil, durante la mañana y tarde de este 2 de noviembre, se registraba presencia policial y militar patrullando la zona. Asimismo asistencia por parte de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) que controlaban el afluente de vehículos que detenían su marcha en las puertas de ingreso del lugar.

El poco afluente de personas también se registró en el cementerio Jardines de la Esperanza, donde, según los comerciantes que se encuentran en los exteriores del lugar, la poca afluencia de personas ha ocasionado que las ventas, que se tenían previstas para este día, reduzcan en un 50%. "Esto está terrible. Para hoy se supone que las ventas serían buenas. Hasta más material se compró porque es lo que se acostumbra, pero no ha venido mucha gente. He vendido la mitad de lo que esperaba", cuenta a este Diario Naomi, comerciante.

El ministro del Interior, Juan Zapata, durante rueda de prensa.

Ministro Juan Zapata: el país está en "13 horas de tranquilidad"

Leer más

Los que si asistieron hasta el cementerio Jardines de la Esperanza, prefirieron hacerlo "con la luz del sol para evitar ser víctimas de la delincuencia y regresar tranquilos a casa". Así lo dijo a EXPRESO Marlon Moreno, quien llegó hasta el lugar en compañía de su esposa e hijos para honrar la memoria de su cuñado que falleció a causa de la COVID-19. "Si pensamos en no venir, después de lo de ayer. Pero más fuerte es el sentimiento de visitarlo en su día. Por seguridad vinimos a esta hora de la mañana, porque hay poca gente y así podemos estar más tranquilos. De aquí ya nos vamos a casa". 

Carlos Dávila también opto por el horario matutino para estar más tranquilo y seguro. Él visitaba en el cementerio Jardines de la Esperanza a sus padres, quienes fallecieron hace 40 años. "Yo vengo hoy porque, hoy 2 de noviembre, es su día. No había podido venir hace cuatro años por la pandemia y otras razones, por eso hoy si tenía que venir. Y mejor hoy, porque mañana se vuelve más complicado e inseguro por la cantidad de gente que viene".  

LASSO-EN-GUAYAQUIL

Lasso convoca al Consejo de Seguridad tras la ola de violencia en Guayas y Esmeraldas

Leer más

Un grupo de comerciantes de flores, que se encontraban afuera del lugar, refirieron a este Diario que el sentir de inseguridad por los atentados que se registraron ayer 1 de noviembre, ocasionaron que la afluencia de las personas baje para este día. Al igual que las ventas del día. "Y es entendible, si hasta nosotros tenemos miedo de estar aquí y venga alguien a ponernos una bomba o nos robe".