La crisis naviera ‘le pone un pie’ a la principal oferta exportable

  Economía

La crisis naviera ‘le pone un pie’ a la principal oferta exportable

La falta de contenedores pasa factura al cacao, banano y camarón. Cargas represadas y la caída de precios que reciben los productores, entre los efectos

Puerto marítimo
Los principales productos de exportación tienen dificultad de hallar espacios.Archivo / Expreso

Los efectos de la crisis naviera, que se veían aún lejanos para la principal oferta exportable del país, conspiran contra las buenas proyecciones de venta que algunos sectores tenían para este año. Desde octubre, el cacao, el banano y hasta el camarón acumulan cargas que, por falta de contenedores, dejan de exportarse, generando en algunos casos una caída de precios que impacta al bolsillo del productor.

JUGUETON (7066734)

La crisis naviera global deja al comercio navideño a la deriva

Leer más

La industria cacaotera, que está en picos de cosecha, es una de las más perjudicadas. Según la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), el sector mantiene en bodegas locales más de 30.000 toneladas sin embarcar. El problema, explica Francisco Miranda, presidente del gremio, ha venido agudizándose en estas últimas semanas. Y aunque esto no significa que la cosecha se haya perdido, aclara, esta situación está llevando los precios a la baja. Si antes por un quintal se pagaban $ 115, hoy en día los cacaoteros están recibiendo $ 80 o $ 75, si se trata de zonas más lejanas (Esmeraldas, la Amazonía, Los Ríos).

Los altos costos de los fletes, dice, están desincentivando la compra en el mundo, que además está siendo sobreabastecida por la coincidente cosecha de países africanos. “Lo que estamos viendo es que muchos importadores están demandando menos porque la diferencia entre el costo de transporte influye en los costos entre un país y otro. Hoy cuesta 4 o 5 veces más llevar un contenedor a destino”, sostiene.

5,8 POR CIENTOes la caída de facturación que estima tener el sector bananero este año, según las cifras de AEBE.

Una situación parecida está enfrentando el sector bananero. La falta de espacio en buques, explica Richard Salazar, director de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), ha afectado al mercado spot o de fruta sin contrato (que es el 45 % de la oferta). Este sector, hasta octubre, registró un 2 % menos en la venta de cajas de fruta, y en términos monetarios señala que esa caída fue del 9 %. Un mes antes la pérdida fue mayor (4 %), pero se la pudo amortiguar, dice, con la contratación de barcos refrigerados. No obstante, añade que aún sigue quedándose fruta. “Por mes siguen quedándose entre 800.000 y 1 millón de cajas”.

El alto costo del flete no solo encarece el producto, desincentiva la compra global.

Francisco Miranda,
presidente de Anecacao

Por su parte, el camarón, que hasta octubre siguió mostrándose como el producto estrella por el considerable incremento en sus exportaciones (crecieron un 32 %), hoy también reporta inconvenientes. El efecto para este sector, dice José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), podría ser mayor si se toma en cuenta que este es un producto mucho más perecible que el resto.

“Este mes las empacadoras están procesando un 30 % menos que en meses pasados por falta de espacio en los barcos. Las bodegas de frío en el país están llenas y algunas empresas están optando por conectar contenedores a sus patios, a la espera de un espacio”, cuenta. Algo que no es tan sencillo.

Los arribos de barcos están demorando más de lo previsto. Un viaje a China que antes tardaba 40 días, ahora se toma entre 75 y hasta 100 días para que el producto llegue a manos del cliente. Esta situación está llevando a la baja los precios, de hasta $ 1 menos por kilo, algo que contrasta con el alto costo de los fletes y materiales de empaque, que por esta misma circunstancia se han encarecido hasta cuatro veces.

casas

El encarecimiento de insumos se ensaña con la construcción

Leer más

La situación empieza a preocupar, pues no se sabe el tiempo que pueda extenderse este problema. Esto ha llevado a los principales sectores que son fuentes de ingreso de divisas al país, a replantear sus proyecciones del año. En el cacao, la expectativa al menos es conservar el nivel de envíos del año pasado (360.000 toneladas) y ya no las 200.000 más que habían previsto. En el caso del guineo, la Asociación de Exportadores de Banano de Ecuador (AEBE) estimó que el año podría terminar con $ 3.358 millones de cajas exportadas, un 5,83 % menos.

A las puertas de cierre del 2021, los gremios buscan alternativas para amortiguar el impacto futuro. Una de las opciones es identificar nuevos puertos que estén menos congestionados para desembarcar; “en Canadá, en otros puertos europeos y americanos, para ayudarnos a mover esa logística”, propone Miranda.