Los paquetes postales del 2017 y 2018, aún en el limbo

  Economía

Los paquetes postales del 2017 y 2018, aún en el limbo

Servicios Postales inició sus operaciones con el despacho de 236.000 nuevas encomiendas. Hallar las más antiguas desafía a la empresa estatal.

Luego de casi tres años, Antonio Imbaquingo recién logró recuperar un paquete que su tía le envío desde Milán (Italia): una caja de galletas, que ya están caducadas, y una camiseta del jugador Mauro Icardi, quien en ese entonces jugaba en el Inter de Milán y ahora ya milita en el equipo francés PSG.

Correos- papeletas- exterior

Correos del Ecuador, lejos del envío y retorno del kit electoral

Leer más

Recuperar esto, a esta altura, tiene poco sentido, pero “quise igual reclamarlo por el cariño que le tengo a mi tía”, señala Imbaquingo. Una suerte distinta tiene Nidia Robalino, quien desde el 2017 aún está a la espera de unos libros que llegarían de España. Luego del tiempo transcurrido, ella ya se ha leído la versión digital, pero sigue interesada en tener los físicos. Son dos realidades, pero con matices distintos, el caso de Imbaquingo fue una excepción y la experiencia de Robalino, una realidad por la que aún atraviesan miles de personas que siguen esperando los paquetes que confiaron alguna vez al extinto Correos del Ecuador.

Los reclamos persisten casi después de un año de que el gobierno de Lenín Moreno anunciara la liquidación de la empresa y decretara su reemplazo con la creación de Servicios Postales del Ecuador, que en diciembre pasado arrancó con sus operaciones en medio de un caos heredado: lograr evacuar los miles de paquetes postales que la ciudadanía aún reclama desde hace 5 años. ¿Cuántos?

Esa es una pregunta que ni la misma gerenta de Servicios Postales del Ecuador, Verónica Alcívar, ahora puede responder. No, dice, hasta que se haya hecho el traspaso de toda la información y las encomiendas. Un proceso que aspiran a terminar en febrero.

Hasta el 31 de diciembre de 2021, la entidad recibió los primeros 236.000 paquetes, eso apenas es el 35 % del banco que se calcula existe. Se tratan de los envíos más recientes, con fechas del 2019-2020 y 2021, los que la entidad ha declarado como los más urgentes de entregar.

No obstante, en ese escenario también hay casos con fechas más recientes, entre ellos está el caso de Luis Mera, quien desde hace tres meses está tratando de recuperar un paquete, unas cortinas, que en septiembre pasado envió una amiga desde Alemania. Ayer, enterado que la nueva empresa ha iniciado sus operaciones, volvió a intentarlo acudiendo a la agencia de Sauces 7, la única que la empresa ha habilitado en Guayaquil para evacuar los despachos. “Pero cada vez que pregunto no hay ninguna señal de ese paquete. Tienen el número de cédula, el contacto, pero ahora me están pidiendo el código postal de allá porque no aparece”, dice.

Alcívar reconoce que enfrentan un grave problema para evacuar los bienes, pues no todos tienen la correcta información para identificarlos y encaminar la entrega. “Hemos detectado que entre el 60 y 70 % de los paquetes que estamos recibiendo no tiene toda la información completa: faltan nombres, contactos, dirección, códigos, por eso hacemos un llamado para que los usuarios ingresen al nuevo sistema de la empresa a hacer su registro, la idea es que con eso podamos tener los datos que faltan y entregar todo de forma más rápida”.

Poner a andar la nueva empresa, sostiene, no ha sido sencillo. Recién en diciembre pasado recibieron los respectivos permisos para operar, previo a eso, dijo, se ha venido trabajando en la habilitación de agencias (actualmente tienen 4 a nivel nacional: 1 en Guayaquil y 3 en Quito). Pero entre los pendientes, dice, está cerrar un acuerdo con la Universidad Politécnica del Ecuador para que esta ayude en un proceso de minado de datos, “a efecto de regular la paquetería que el Gobierno anterior no pudo entregar”. El problema se detecta, dice, principalmente de los envíos que vienen de Europa y Estados Unidos.

En ese listado de tareas urgentes, señala, también está habilitar los envíos internacionales. Hoy, si alguien quiere enviar paquetes hacia otras partes del mundo es complicado. Los couriers privados son una opción pero más cara, dice Álex Narváez, un arquitecto que se siente afectado ante la falta de este servicio. “Enviar un sobre con no más de 6 hojas llega a costar cerca de los $ 80, antes eso por Correos del Ecuador, me parece, no superaba los $ 10”.

Imagen referencial. Uno de los proyectos cancelados generó ingresos por más de 181.370 dólares anuales.

A Correos del Ecuador no le gusto ganar dinero

Leer más

Alcívar señala que también se trabaja para reactivar esa atención, a más tardar en febrero. Aún se espera un aval del Servicio de Contratación Pública que permita a la empresa firmar contratos directos con las aerolíneas que ayudarán a hacer los envíos.

“La entrega será puerta a puerta”

Mientras Servicios Postales trabaja para evacuar paquetería de años pasados, toma también contingencias para despachar los paquetes de este año. La idea, dice Verónica Alcívar, gerenta de la firma, es evitar que estos se sigan acumulando. Se está firmando una alianza con la asociación de courier del país, para hacer envíos a domicilio. “La idea es que los paquetes nuevos se entreguen puerta a puerta y que en las agencias se retiren los antiguos”. La aspiración es activar este canal hasta fines de febrero.

Clasificación. En Guayaquil, personal de la firma trabaja en la identificación de unos 15.000 paquetes.

El trámite

  • Portal: Para saber la ubicación de su paquete debe acceder a https://consultas.serpostal.gob.ec/Navegacion/Consulta
  • Tarifa: Las personas, para poder retirar los paquetes, deberán pagar $ 3,49 para cubrir gastos de nacionalización.
  • Bancos: Se puede cancelar la tarifa o los valores pendientes con un depósito o transferencia en Banco del Pacífico.