El historial de los Bucaram pesa: son vetados en EE.UU

  Actualidad

El historial de los Bucaram pesa: son vetados en EE.UU

El expresidente, su esposa y tres hijos, fueron declarados no elegibles para entrar al país. Hay pendientes en la justicia del Ecuador

BUCARAM
Diligencia. El año pasado el expresidente Abdalá Bucaram llegó el año pasado a Quito para una audiencia.Archivo

A la defensa de la familia Bucaram no le sorprendió la decisión de Estados Unidos de restringir el ingreso del expresidente Abdalá Bucaram, su esposa María Rosa Pulley y los hijos de ambos, Dalo, Jacobo y Michel.

Al menos eso aseguró Alfredo Arboleda. Él es uno de los abogados de la familia. Al menos cuatro de los señalados por EE. UU. han sido investigados en los últimos dos años por delitos relacionados con la comercialización de insumos por la pandemia.

En la mayoría de ellos los Bucaram han salido bien librados. Dalo Bucaram y su esposa Gabriela Pazmiño fueron sobreseídos de presunta delincuencia organizada. La misma suerte no corrió el exmandatario, que deberá ser juzgado por el mismo delito junto con otros procesados.

Esta designación reafirma el compromiso de EE. UU. de combatir la corrupción. 

Ned price, portavoz Departamento de Estado

Los procesos no han estado alejados de incidentes y decisiones contradictorias en la justicia. Hubo recusaciones, pedidos de excusa y hasta posibles amenazas. En este caso, por ejemplo, hubo un sobreseimiento que luego fue revocado y se dictó el llamado a juicio en su contra.

Pero, la decisión del Departamento de Estados de los Estados Unidos de considerarlos no elegibles para el ingreso a ese país no especifica en qué hechos concretos apoya su restricción.

Según la declaración de Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, a Bucaram se lo señala por “su participación en actos significativos de corrupción, incluida la apropiación indebida de fondos públicos, la aceptación de sobornos y la interferencia en los procesos públicos”. Se refieren a su mandato como presidente del Ecuador en que “se involucró en múltiples actos de corrupción, que incluyen aceptar sobornos y malversar fondos públicos. El expresidente Bucaram todavía no ha rendido cuentas por su traición a la confianza pública”.

El exmandatario reaccionó en sus redes sociales. En su cuenta Twitter señaló: “atención Ecuador. Luego de 26 años EE. UU. se recuerda que soy corrupto. O sea, me tumban, me ofrecen abrir la documentación del asesinato de Jaime y Martha en 2011, no lo hicieron. Jamás fui sentenciado en mi país, pero ellos califican mis juicios. Esto es una locura”. Es que tras ser defenestrado en 1997, a Bucaram se le iniciaron procesos por supuesto peculado.

Nunca se lo pudo juzgar porque se asiló en Panamá durante los 20 años necesarios para que prescriba la acción penal. A finales de 2017, su hijo Dalo pidió a la Corte Nacional que declare la prescripción de la acción penal. Arboleda insistió en que no existe sentencia ejecutoriada para el expresidente por esos casos. Pero, aún nada está definido en el juicio por delincuencia organizada que espera fecha de audiencia.

M. fitzpatrick

Nadie está por encima de la ley

El embajador de Estados Unidos en Quito, Michael Fitzpatrick, precisó en un comunicado que, con la decisión del Gobierno de Los Estados Unidos “se demuestra que nadie, por más alto rango que sea o haya sido, debe estar por encima de la ley”.

Bucaram

Acusa al exvicepresidente

El expresidente Bucaram dirigió duros señalamientos al exvicepresidente Otto Sonnenholzner a quien acusó de estar detrás de la persecución en su contra y de su familia. El exvicepresidente dijo a EXPRESO que prefiere no referirse al tema.

Casos

Prescripción de peculado

Sin juzgamiento, sentencia o ratificación de inocencia, Abdalá Bucaram pudo regresar al país porque evadió a la justicia ecuatoriana durante 20 años en los que estuvo exiliado en Panamá. La Corte declaró la prescripción de la acción penal en su contra.

Interferencia

En el debido proceso

Alfredo Arboleda, uno de los abogados de la familia Bucaram, dice que el Estado debería garantizar el debido proceso. Cree que se interfiere en asuntos internos en la forma de procesar. “No podemos tratar a una persona como criminal sin sentencia ejecutoriada”, dijo.

El detalle

Respuesta. Bucaram utilizó su cuenta de Twitter para hacer acusaciones y referirse al tema.