Actualidad

El fin del estado de excepción reactivó la compra pública

El monto creció en más de 100 millones de dólares, durante septiembre. En el año se gastaron unos 3.000 millones de dólares

Imagen referencial. Según datos mensuales del Sercop, las compras públicas en Educación cayeron en abril de este año.
La compra pública comienza a crecerarchivo

El fin del estado de excepción y el inicio de la campaña gubernamental ‘Yo me cuido’ no sirvió únicamente para trasladar al ciudadano la responsabilidad de evitar el aumento de contagios de coronavirus. También fue un detonante para el incremento de las compras públicas.

Quito

El Estado firmó más de 7.000 contratos durante la emergencia sanitaria

Leer más

En septiembre, mes en el que aplicó la campaña y se terminó las restricciones del estado de excepción, el Estado adjudicó contratos por 450 millones de dólares. El dato representa un incremento de 107 millones de dólares comparado con agosto.

La cifra es aún más alta si se compara con julio. En ese mes, según el reporte del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), el gasto en la compra de bienes y servicios no superó los 250,2 millones de dólares.

Es más, el monto de contratos firmados en septiembre es el tercer más alto del año. Solo es superado por enero (533,4 millones de dólares) y febrero (459,3 millones). La emergencia sanitaria por el COVID-19 inició en marzo.

En ese mes, las transacciones fueron de 396 millones de dólares.

Con el monto de septiembre, la compra pública en lo que va del año alcanza los 3.401,1 millones de dólares. Uno de los datos más bajos de los últimos años si se considera que falta un trimestre para terminar el año.

En 2019, la compra anual superó los 6.066 millones de dólares.

ecuador-coronavirus

Los gobiernos locales gastaron $105 millones para atender la emergencia sanitaria

Leer más

El fin del estado de excepción también permitió que el Estado -que incluye al gobierno central, municipios, prefecturas, juntas parroquiales, empresas públicas, seguridad social, organismos de control, entre otros- reduzca el número de contratos adjudicados sin concurso o de forma urgente. Durante la emergencia sanitaria se elevó el número de contratos sin controles previos y sin procesos transparentes.

En mayo, por ejemplo, los contratos de emergencia sumaron 103,6 millones de dólares. En su mayoría se trató de compras de entidades públicas (hospitales) para enfrentar la pandemia.

En septiembre, por el contrario, la modalidad de compra por emergencia sumó solo 24,7 millones.