La falta de transparencia en procesos de compra impulsados por la CTE se evidencia desde 2015

  Actualidad

La falta de transparencia en procesos de compra impulsados por la CTE se evidencia desde 2015

La Contraloría observó varias adquisiciones de esa institución, entre esas, las que obtuvo Alcolisti S. A., el proveedor que concentró una serie de contratos de radares, cámaras y otros ítems

Fa3CouAXgAI02Sn
Aparatos. La CTE aseguró en agosto pasado que validaban equipos.Cortesía

En las acciones de control que ejecutó la Contraloría General del Estado (CGE) a los procesos de contratación relacionados con la adquisición o mantenimientos de fotorradares de velocidad entre el 2013 y este año, constan observaciones a adjudicaciones que hizo la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

700 x 402 (6)

Alcolisti S. A., el ‘eterno’ proveedor de fotorradares de la ATM

Leer más

Según una investigación de Diario EXPRESO que revela las inconsistencias en el funcionamiento de los fotorradares de velocidad adquiridos por varias instituciones públicas, la CTE es una de las entidades que más contratos mantuvo entre 2015 y 2020 con Alcolisti S. A., el proveedor que ha concentrado ese tipo de adjudicaciones. En ese período, la empresa ganó 48 contratos que en total suman $ 14,6 millones adjudicados para la adquisición y mantenimiento de radares informativos, cámaras sancionadoras y otros ítems.

Por ejemplo, en el informe del examen especial 0048 del 2016, del período 1 de enero-31 de diciembre de 2015, se hace referencia a varias compras por régimen especial (directas), entre estas, la adquisición que obtuvo esa empresa para dotar un radar móvil y repuestos de otros radares cuyos valores adjudicados ascienden a más de $ 180 mil.

LA CTE CALIBRANDO RADARES

Alcolisti echó raíz en otros rincones del Estado

Leer más

“La falta de control, seguimiento oportuno y de cumplimiento de las actividades de registro permitió que la información relevante no se encuentre publicada oportunamente en el sistema oficial de contratación pública”, debido a que analistas y asistentes de la institución incumplieron normas del Reglamento de la Ley del Sistema de Contratación Pública. También se señaló que la factura de una de esas compras no se encontraba cargada en el sistema.

En el informe de examen especial 0092 del 2019, que revisó las adquisiciones de la CTE del período 1 de enero del 2016-30 de abril de 2018, también se observa que en 24 procesos de contratación del 2016 al 2017 no se encontraban publicados los documentos relevantes de las fases precontractuales y contractuales, tales como ofertas, requerimientos y especificaciones técnicas, certificaciones presupuestarias, actas de apertura de oferta y audiencia, informes de cumplimiento del administrador del contrato, garantías, y actas de entrega recepción en el sistema, según los documentos. Se añade que tampoco se publicaron los contratos de seis compras.

Recorrido para revisar (9617765)

La ANT admite la falta de margen específico de error en el reglamento de uso de fotorradares

Leer más

“Lo relatado originó que la ciudadanía no tenga acceso a la información relacionada con estos procesos”, se lee en la página 13 del informe.

En ese apartado del documento constan las adjudicaciones a favor de Alcolisti S. A. de 4 equipos alcohosensores y 10 radares fijos, 26 cámaras sancionadoras y 2.713 baterías para radares fijos, cuyos valores de adjudicación suman $ 1,2 millones.

En ese examen, la Contraloría también detectó que de los 24 expedientes de los procesos de contratación, 22 se encontraban incompletos, en algunos casos sin que consten todos los documentos originales. En los dos restantes contenían únicamente los documentos de las ofertas. Uno de estos últimos procesos corresponde a la compra de nueve radares móviles, cuyo valor adjudicado es de $ 486 mil.