Fiscalía formuló cargos a directivos de la empresa Furukawa

  Actualidad

Fiscalía formuló cargos a directivos de la empresa Furukawa

La entidad solicitó, el pasado 26 de enero, se fije fecha y hora para la audiencia de vinculación de los presuntos responsables.

Reunión. La fiscal Diana Salazar detalló las acciones tomadas en el caso.
Reunión. La fiscal Diana Salazar detalló las acciones tomadas en el caso.Cortesía

La Fiscalía General del Estado formuló cargos en contra del gerente y exgerente de la empresa Furukawa Plantaciones C.A., por su presunta participación en los delitos de trata de personas con fines de explotación laboral. También solicitó se fije una fecha para realizar la audiencia de vinculación de los presuntos responsables.

Así lo explicó la fiscal Diana Salazar, el pasado 3 de enero, en un conversatorio virtual al que asistió la Comisión de Garantías Constitucionales, Derechos Humanos, Derechos Colectivos y la Interculturalidad. Salazar explicó a detalle las acciones ejecutadas en torno al caso de los Trabajadores Agrícolas Tabacaleros en dicha empresa.

Salazar indicó que la empresa Furukawa, a través de sus representantes, ha impuesto denuncias en contra de las víctimas con el objetivo “de amedrentarlos”.

Dichas denuncias receptadas por la Fiscalía se refieren a delitos de extorsión, ocupación y uso ilegal de suelo y presunto delito de robo. Todos estos casos están siendo investigados por la institución.

furukawa

Furukawa: La Constitucional en Ecuador analizará emblemático caso de esclavitud moderna

Leer más

La funcionaria explicó que este caso se desarrolla de manera técnica y jurídica. También recomendó a la ciudadanía a denunciar estos casos de “esclavitud moderna” para actuar con el debido proceso.

El pasado 19 de abril, un juez constitucional sentenció a la empresa abacalera, de capitales japoneses, a indemnizar a 123 de sus exempleados, quienes demandaron a la compañía por las terribles condiciones infrahumanas en las que trabajaban y vivían un centenar de personas, entre ellos niños, en una hacienda en Santo Domingo de los Tsáchilas.