El flujo de energía careció de respaldo por tres años

  Actualidad

El flujo de energía careció de respaldo por tres años

Entre 2016 y 2018, la distribución eléctrica del país estuvo sin reasegurar. CNEL y Seguros Sucre se endilgan responsabilidades. El perjuicio es millonario

DAÑOS EN POSTES POR TERREMOTO DE 2016
En abril de 2016, el servicio eléctrico se suspendió producto de los daños a postes y distribuidores eléctricos en las provincias de Manabí, Esmeraldas y Santo Domingo. CNEL estima, en total, $39 millones en daños.ARCHIVO

Las secuelas del terremoto siguen a flote. Desde 2016, la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) persigue el cobro de una póliza contra incendios multirriesgo que suscribió con Seguros Sucre. Sin embargo, documentación conocida por EXPRESO señala que parte de los bienes afectados nunca estuvieron reasegurados.

servicio al cliente cnel

Una millonaria indemnización para CNEL se definirá en casación

Leer más

La “ingrata sorpresa”, como lo califica el abogado de CNEL, Xavier Vizueta, la tuvieron durante el litigio que la Corporación y Seguros Sucre mantienen desde 2017, donde la Corporación exige la indemnización de $ 39 millones por daños en su infraestructura en las provincias de Manabí, Esmeraldas y Santo Domingo. Además de esto, Vizueta recuerda que, entre 2013 y 2018, CNEL ha cancelado cerca de $ 21 millones por concepto de primas de la póliza a la aseguradora estatal en liquidación, Seguros Sucre.

Según una carta enviada por la reaseguradora Integro Insurance Brokers al expresidente del directorio de Seguros Sucre y sentenciado por lavado de activos, Juan Ribas, las líneas de transmisión y distribución eléctrica que CNEL impugnaba “son ítems excluidos (...) a nivel mundial” en las pólizas de seguro y, por ende, no cabía la indemnización reclamada.

Instancia
El litigio entre la Corporación y Seguros Sucre está en etapa de casación. La audiencia se realizará el 1 de septiembre de 2022 por vía telemática.

Argumento que para Vizueta no guarda sentido, pues, si bien es cierto que en las condiciones generales de la póliza se excluye las líneas de transmisión eléctrica, estas no son lo que la Corporación reclama, sino las de subtransmisión. “Las primeras están asociadas al trayecto de la energía desde, por ejemplo, una hidroeléctrica. Mientras que las de subtransmisión son de las subestaciones y postes de luz”, añade.

Además, Vizueta destaca que en dos ocasiones, en 2013 y 2015, Seguros Sucre sí indemnizó daños en postes de luz en Manabí por siniestros de tránsito. En esos momentos, la aseguradora estatal en liquidación reconoció, en total, cerca de $4.000. “Cuando el monto (a indemnizar) fue pequeño pagaron sin problema, pero ahora, por el mismo concepto, se niegan”, continúa Vizueta.

También recuerda que un mes después del terremoto, CNEL y Sucre suscribieron un endoso aclaratorio de los bienes asegurados, en especial los afectados en las provincias de Manabí, Esmeraldas y Santo Domingo. Según la documentación, las tres localidades sumaban cerca de $ 107 millones, donde se puede observar que las subestaciones, postes, cables, etc. estaban contempladas en la póliza.

FOTO FISCALIA JUICIO SEGUROS SUCRE

Seguros Sucre: dos con sentencias y cuatro enjuiciados en trama de lavado

Leer más

Por su parte, consultada por este Diario, Seguros Sucre indica que desde un inicio esos ítems no estuvieron incluidos en los pliegos para la contratación de la póliza. “(...) En las especificaciones técnicas de las coberturas, el asegurado no solicitó protección para el riesgo que se refiere a las líneas de transmisión y distribución”. Sin embargo, reconoce que estos ítems sí estaban cubiertos en caso de lluvias e inundaciones.

Asimismo, recuerda que “generalmente” en las pólizas de incendio se establece como una exclusión “los daños causados a las líneas públicas de transmisión de energía, entre otros bienes asegurables (...)”. En ese sentido, según continúa explicando Sucre, la aseguradora estatal en liquidación “emitió una póliza y requirió reaseguro facultativo conforme las especificaciones establecidas por el asegurado (CNEL)”. Mismo que fue otorgado a Integro Insurance Brokers Limited.

Además, Sucre señala que, aunque las líneas de transmisión y distribución eléctrica no estaban incluidas en la póliza, los reaseguradores “tienen la potestad de decidir el alcance de la cobertura que pueden ofrecer estableciendo límites de pérdidas”. En el caso de CNEL, según indica Seguros Sucre, Integro decidió establecer $500.000 como límite para estos ítems y que esto fue conocido por el asegurado.

“CNEL pagó y Sucre, independientemente, hizo el reaseguro. Si Sucre lo hizo mal, eso no es problema de CNEL. Ese es un lío entre seguros y reaseguros”, señala Vizueta e indica que eso “ha sido el argumento de Sucre desde el inicio” para “confundir términos” y eludir el pago de la indemnización. Asimismo, recuerda que, en 2017, el intendente nacional de Seguros, Andrés Martínez, aceptó un reclamo hecho por CNEL y ordenó el pago de los $39 millones.

FOTO 1 Ribas

Juan Ribas, sentenciado en EE. UU., pide aplazar su ingreso a prisión

Leer más

Decisión que fue apelada por Sucre y acogida por la Superintendencia de Compañías, revocando la resolución del intendente y desestimando el cobro. Posteriormente, CNEL presentó una acción constitucional ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Guayaquil, mismo que, en septiembre de 2020, decretó la nulidad de la decisión de la ‘Super’ de Compañías y retomó la orden de pago de la indemnización.

SENTENCIA EN ESTADOS UNIDOS

El expresidente del directorio de Seguros Sucre, Juan Ribas, y el exgerente de la aseguradora estatal en liquidación, José Luis Romo, guardan prisión en Estados Unidos por el delito de lavado de dinero, precisamente, a través de los reaseguros.

Ribas y Romo dirigían Seguros Sucre cuando se suscribió la póliza multirriesgo con la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL). Ribas conocía que las líneas de subtransmisión y distribución no estaban respaldadas.