El Gobierno y la Conaie, con la misión de llegar a un acuerdo

  Actualidad

El Gobierno y la Conaie, con la misión de llegar a un acuerdo

Tienen previsto reunirse hoy en una primera cita de alto perfil.  ¿Quién va con ‘la sartén por el mango’?. El subsidio al combustible, en la mesa

Gobierno- Conaie- diálogo
El pasado 20 de agosto, un encuentro preliminar entre figuras de perfil medio del Gobierno y la Conaie se realizó en el Palacio de Carondelet.Ángelo Chamba/EXPRESO

Poder de decisión y poder de movilización. Cada uno tiene una carta para mostrar y con la que van a esta primera cita de alto perfil. A las 11:00 de hoy, de acuerdo con lo anunciado, el Gobierno Nacional, representado en el presidente Guillermo Lasso; y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), con su titular Leonidas Iza, se sentarán por primera vez frente a frente a dialogar y poner sobre la mesa las inquietudes de lado y lado.

IMG-20211004-WA0016

La dirigencia de la Conaie se concentra en El Arbolito antes de ir a Carondelet

Leer más

Pero de estas dos cartas, a criterio de Koya Shugulí, analista política e investigadora de temas de género y de pueblos y nacionalidades indígenas, la del Gobierno lo ubica en una posición de privilegio con un pero. “El hecho de que (Lasso) tenga ‘la sartén por el mango’ no lo hace todopoderoso. Debemos vivir en un Estado donde se pueda dialogar y llegar a acuerdos. Lamentablemente nos hemos acostumbrado, precisamente por este silencio de los Gobiernos a las demandas de grupos minoritarios, a tener que empujar estas decisiones, y esa no debe ser la forma”.

Deben llegar al menos a un acuerdo. Probablemente el Gobierno no dé su brazo a torcer en materia de subsidio al combustible, pero puede apresurar una focalización. Sería un buen síntoma.

Gonzalo Albán,
​coordinador del Centro de Estudios Sociopolíticos de la Univ. Ecotec

A diferencia de Shugulí, el coordinador del Centro de Estudios Sociopolíticos de la Universidad Ecotec, Gonzalo Albán, no percibe a ninguno de los dos actores en una posición de supremacía frente al otro. Es más, se atreve a considerar que la Conaie no hará uso de su carta de la movilización, pese a las constantes alertas, hasta por lo menos el primer año del Gobierno. “Si finalmente hay una afectación a las importantes demandas de la Conaie o si hay un desinterés por parte del Gobierno a la atención de sus demandas, será ese el momento para liberar presión y ver qué posición toma la Conaie frente al Gobierno”.

Lo que me falta de Guillermo Lasso es ver compromiso. Lo único hasta ahora que ha funcionado es el plan de vacunación, pero creo que los compromisos que firmó ahora quedan en papel.

Koya Shugulí,
​analista política, investigadora en temas de pueblos y nacionalidades indígenas

Ahí radica la importancia de la cita de hoy. Cada palabra, cada postura, cada réplica y contrarréplica debe ser medida para alcanzar al menos un acuerdo. ¿Pero sobre qué? El analista y consultor político César Luis Barthelotti cree que el abanico de temas es amplio. Empezando por el precio del combustible, pasando por el apoyo al sector agrícola y ganadero en crisis, los créditos ofrecidos por el presidente al 1 % de interés y 30 años plazo, la crisis arrocera, camaronera, lechera y bananera. Y del lado del Gobierno, a su parecer, debería también hablarse de la necesidad del respaldo de la Conaie y los grupos sociales a las reformas laborales y tributarias en las que Lasso insistirá, ante el revés en el Consejo de Administración Legislativa.

Creo que la Conaie irá sin mayores propuestas, más bien con exigencias. Exigir que se derogue el decreto que eliminó el subsidio al combustible... Ese creo que será el gran inconveniente del diálogo.

César Luis Barthelotti,
​analista político
leonidas iza

El Gobierno y la Conaie tienen un acuerdo: el 4 de octubre se instalan las mesas de diálogo

Leer más

Shugulí aumenta la lista. “Viabilidad fiscal y de deuda, gasto público eficiente, política fiscal y equidad social, tributos. Son temas que nos competen a todos. La Conaie tiene su propia agenda. Debería haber temas tanto de un lado como del otro. Lo que más espero es que se centren en temas concretos y que sobre todo haya compromiso”.

A criterio de la experta, a ambos actores les conviene que de la cita salga humo blanco. Solo espera que para llegar a eso no se tenga que recurrir al reparto de cargos. “Esa es la vieja política, la de ‘no me movilizo si me das un ministerio’”. Mientras que Albán considera que, entre los dos, más le conviene al Gobierno un final feliz, “porque sabemos lo que representan las organizaciones sociales... nunca está de más buscar las formas de alcanzar la estabilidad y la paz en el entorno social”.

En lo que sí concuerdan los tres consultados es que para que la cita sea catalogada como exitosa debe, al menos, concretarse un acuerdo que baje la tensión entre ambos frentes, que dibuje una hoja de ruta de los temas más urgentes de lado y lado, y que no se cierre el canal de comunicación.