Actualidad

Hongo letal, la nueva amenaza para la salud

Se trata de una infección provocada por el Candida auris, microorganismo de dificil diagnóstico y tratamiento.

Microorganismo letal
El hongo se disemina rápidamente en hospitales o centros médicos a través del contacto con superficies o equipos ambientales contaminados, o de persona a persona.Pixabay

Las nuevas cepas del coronavirus no son la única preocupación que mantiene en zozobra a los sistemas sanitarios de muchos países del mundo, ahora se suma una infección causada por el hongo Candida auris que no tiene nada de cándido y por el contrario actúa con mucha astucia y malicia. Se propaga rápidamente y no le hacen mella los fármacos antifúngicos. Sus principales víctimas están en los hospitales y asilos de ancianos.

El Candida auris, con frecuencia causa infecciones en el torrente sanguíneo, pero también afecta el sistema respiratorio, el sistema nervioso central, órganos internos y la piel. Puede colonizarse en pacientes por muchos meses, perdurar en el ambiente y resistir a algunos desinfectantes que comúnmente se usan en los centros hospitalarios, advierten científicos de los Centros para el Control de Enfermedades en Estados Unidos (CDC).

Más de 30 países han notificado infecciones por este hongo, incluido Estados Unidos, España y Reino Unido. Y en América Latina Colombia, Venezuela y Panamá, México, Brasil, Chile y Costa Rica. 

Al no existir en Ecuador un sistema de de vigilancia de infecciones hospitalarias no es posible detectar de forma precoz "a gérmenes como el Candida auris que en algún momento lo tendremos en nuestros hospitales".

Dr. Washington Alemán, infectólogo

El temor de los investigadores radica en que este hongo manifiesta resistencia a varios fármacos antimicóticos que se utilizan para tratar las infecciones por Candida. Es difícil de identificar, lo cual puede llevar a falsos diagnósticos. Y llama la atención la rapidez con que se disemina en hospitales o centros médicos a través del contacto con superficies o equipos ambientales contaminados, o de persona a persona. Sin embargo, los CDC reconocen que se necesita más trabajo para comprender mejor cómo se propaga.

La mayoría de casos que se reportan provienen de pacientes inmunodeprimidos, con muchos problemas de salud (diabetes, hipertensión, obseidad), o con largo tiempo de hospitalización (incluidos los pediátricos) o asilos de ancianos. Aquellos que tienen o han tenido tubos de respiración, tubos de alimentación y catéteres venosos, procedimientos que se realizan en los pacientes con Covid 19 debido a una insuficiencia respiratoria, estarían en mayor riesgo de infección.

Se estima que por cada 3 pacientes dos mueren dentro del mes de haber recibido el diagnóstico de una infección invasiva por Candidas auris.

En Ecuador

Para el infectólogo Washington Alemán, la resistencia a los microbianos es un problema mundial. Y el Candida auris es solo uno de los cientos de gérmenes multidrogorresistentes que provocan muchas enfermedades, y para los cuales no hay medicamentos para tratarlos.

En Ecuador, enfatiza Alemán, la pandemia nos desvió de la atención de problemas como el de la resistencia no solo antimicrobiana sino bacteriana. Y lamentablemente, al no existir en el país un sistema de de vigilancia de infecciones hospitalarias no es posible detectar de forma precoz "a gérmenes como el candida auris que en algún momento lo tendremos en nuestros hospitales".

Detalles

  • El Candida auris, una especie de hongo que crece como levadura, fue identificado por primera en 2009 tras ser aislado del canal auditivo de un paciente de Corea del Sur.

  • Años más tarde aparece en Japón y comienzan a surgir brotes en países como India, Sudáfrica, Venezuela, Estados Unidos, Reino Unido y España...