Indígenas salieron de Quito, otros siguen en paro, pero sin información

  Actualidad

Indígenas salieron de Quito, otros siguen en paro, pero sin información

La movilización se dividió. Internamente hay críticas desde las bases por la falta de resultados 

Paro. Indígenas subieron a sus camiones y se marcharon de las inmediaciones de la Casa de la Cultura. Otros salieron de Quito.
Paro. Indígenas subieron a sus camiones y se marcharon de las inmediaciones de la Casa de la Cultura. Otros salieron de Quito.Gustavo Guamán / EXPRESO

Subieron sus colchones, ollas y cobijas a los camiones y se fueron de Quito. Un grupo de indígenas, que habían llegado a la capital para protagonizar un paro indefinido, decidió marcharse. Unos estaban enojados con la dirigencia por la falta de información.

La toma se la hizo  este viernes

Manifestantes tomaron la gobernación y eligieron a su autoridad en Cotopaxi

Leer más

"Estimados compañeros y compañeras, en vista de que no hay coordinación, dicen los mashis no hemos visto a los dirigentes de la provincia, los mashis de la comunidad de Juigua (Cotopaxi) se van a retirar de Quito. Están haciendo las maletas en este instante van a salir a Cotopaxi", dice uno de los dirigentes de Juigua, en una video difundido en redes.

El dirigente de base también critica a los líderes. "Compañeros, en vista que no hay resultados, no asoma ningún dirigente para que nos informe cómo estamos. Así no podemos continuar en total incertidumbre que estamos pasando".

Hasta el día 12 del paro, las bases apenas vieron dos veces a Leonidas Iza. Nadie sabía dónde estaba, dónde dormía o qué hacía.

Por eso, en las dos intervenciones públicas que hizo ante los indígenas, el dirigente de la Conaie aprovechó para hablarles de que la falta de comida sería resuelta, que él no se estaba quedando en el Swissotel y que pronto solucionaría el sistema de sonido para que todos pudieran estar informados. También les dijo que envió mensajes por las redes sociales de la Conaie, pero que la gente no se había enterado.

En parte es porque los que han llegado a Quito son indígenas extremadamente pobres, los jóvenes lucen desnutridos y si tienen celular pocos cuenta con conexión a Internet. Los adultos mayores son analfabetos digitales. En estas casi dos semanas de paro también han pasado hambre, han dormido en sus camiones o a la intemperie y hay pocas donaciones de alimentos.

Pachakutik- Conaie- correísta

Marlon Santi: señor Correa retire a su gente de la movilización indígena

Leer más

La noche del viernes 24 de junio de 2022, después del desalojo que hizo la Policía de los indígenas que estaban en la Casa de la Cultura, cientos corrieron desesperados. Los dirigentes de las bases, que cargaban megáfonos, les pedían que no corrieran, que mantuvieran la calma y que se quedaran unidos.

Casi seis horas después, Leonidas Iza envío un comunicado por redes para denunciar la violenta acción policial en la que se usaron bombas lacrimógenas y se detuvo a manifestantes. Hay videos donde la Policía también golpea a personas que filmaban. Iza dijo que el paro seguía y que los indígenas se quedarían en Quito.

Para medianoche ya algunos habían salido. Otros se dispersaron y seguían en diferentes puntos de la ciudad. "Nosotros no nos iremos a ningún lado, seguimos aquí", dijo el presidente de la Conaie.