La jueza del caso María Belén Bernal ordenó que no se toque el edificio policial

  Actualidad

La jueza del caso María Belén Bernal ordenó que no se toque el edificio policial

La medida cautelar busca precautelar la evidencia. Cáceres ya no recibió su salario mensual y su última pista fue en Colombia

Dato. El funcionario hizo una línea de tiempo para justificar fuga del esposo de María Belén Bernal
Quito. María Belén Bernal fue asesinada en el interior de la Escuela Superior de la PolicíaGUSTAVO GUAMAN

El lugar donde fue asesinada María Belén Bernal, el edificio de dormitorios de los oficiales de la Escuela Superior de la Policía, no podrá ser reformado o derrocado.

Así lo decidió este viernes 30 de septiembre de 2022 un juez de la Unidad Judicial de Calderón, en donde se lleva el proceso por femicidio en contra del instructor de policía y esposo de Bernal, Germán Cáceres.

ESCUELA SUPERIOR DE POLICÍA

Caso Bernal: el 6 de octubre será la apelación de la prisión de Joselyn Sánchez

Leer más

“Se devolvió notificar al señor Presidente de la República y Comandante de la Policía a fin de que se abstengan de realizar modificaciones, alteraciones o derrocamientos en el edificio denominado castillo de Greyscol, que se encuentra en el interior de la Escuela Superior de la Policía”, explicó Jesús López, abogado de la familia de Bernal.

Con la resolución queda en nada el anuncio del presidente Guillermo Lasso, quien dijo que cuando terminen las investigaciones, el bien sería demolido y que en su lugar se construirá otro con “habitaciones con enfoque de género”.

El anuncio presidencial fue duramente criticado porque para su derrocamiento de un bien estatal se requiere de permisos, como una declaratoria de inutilidad pública. Caso contrario la Contraloría le podrá colocar una glosa o señalar por hacer mal uso del dinero público.

Este viernes también se conoció que Germán Cáceres no recibió su salario mensual como teniente de la Policía, que es de 1.400 dólares. Según el comandante de la Policía, Fausto Salinas, estos pagos se han retenido mientras avanza el proceso administrativo y disciplinario que tendrá como fin darlo de baja de las filas policiales y degradarlo.

Cáceres está prófugo de la justicia desde el 12 de octubre, cuando presentó una denuncia por la desaparición de su esposa y fue retenido por ocho horas. Debido a que la Fiscalía no encontró indicios en su contra y tampoco presentó cargos, él quedó libre y desde entonces fugó. La última pista sobre él, según una fuente policil, apunta a que estuvo en Pereira, en Colombia, la semana pasada. Pero ahora la Policía solicitó a la Fiscalía que consiga una orden de la jueza para que se tramite la difusión roja de la Interpol en contra de Cáceres.

El presidente Lasso dio una semana para que la Policía encuentre y capture a Cáceres. El tiempo se está agotando.