Los civiles y militares rusos que huyen de Jersón se instalan en Mariúpol

  Mundo

Los civiles y militares rusos que huyen de Jersón se instalan en Mariúpol

Jersón y Donestk, junto a Zaporiyia y Lugansk, son las cuatro regiones que se ha anexionado Rusia.  No ha logrado tomar el control total sobre ellas.

Los prorrusos
Personas evacuadas del distrito de Novokakhovsky, en Jersón, llegan a una estación ferroviaria en Dzhankoi, en Crimea, el pasado 2 de noviembre. EFE/EPA/STRINGERefe

Cientos de civiles y militares rusos están siendo trasladados desde la región de Jersón, en el sur de Ucrania, hasta Mariúpol, en la costa del mar de Azov y bajo control del Ejército ruso desde hace meses, informó este lunes 14 de noviembre de 2022 Petro Andriushchenko, el antiguo asesor del alcalde de esa ciudad, según la agencia local Ukrinform.

Estos movimientos de civiles y militares rusos coinciden con el avance de las tropas ucranianas sobre la región de Jersón, cuya capital ya tomaron el pasado fin de semana y que han obligado a los rusos a huir a la otra orilla del rio Dniéper, que parte la región en dos.

Ucrania

Tropas ucranianas logran el control sobre Jersón

Leer más

"Por segundo día consecutivo, cerca de Mariúpol se observa la llegada de cientos de militares y civiles rusos en automóviles con matrícula rusa. Están siendo instalados en pensiones y centros de ocio", explicó Andriushchenko.

Los recién llegados proceden de Jersón y se han instalado en Mariúpol, en la región de Donestk, insistió el funcionario.

Jersón y Donestk, junto a Zaporiyia y Lugansk, son las cuatro regiones que se ha anexionado Rusia recientemente a pesar de que no ha logrado tomar el control total sobre ellas.

También, "ayer (domingo), grandes convoyes de cientos de vehículos que transportaban personal militar llegaron a lo largo de la autopista Mangush-Urzuf. Los recién llegados están siendo asentados en pensiones y centros de ocio en los pueblos de Yalta, Nova Yalta y Yuriyivka", en la península de Crimea, otro territorio ucraniano que Rusia ocupó en 2014, dijo Andriushchenko.

Según el funcionario, en cada intersección de dicha carretera, se han desplegado patrullas militares al parecer para ayudar en el reasentamiento de nuevos grupos procedentes de Jersón.

Además, señaló Andriushchenko, el número de vehículos civiles con matrículas rusas está creciendo rápidamente en la dirección de Mariúpol.

"Los propietarios/conductores dicen que vienen de Jersón. Todos los recién llegados, tanto militares como civiles, usan grivnas (moneda ucraniana) cuando van de compras", precisó.

Ukrinform recordó que la invasión de Rusia, iniciada el pasado 24 de febrero, provocó un "desastre humanitario" en la ciudad costera de Mariúpol, asediada por los rusos durante semanas.

Casi el 90% de la que era una próspera urbe industrial fue destruida por los bombardeos rusos. Las empresas, las infraestructuras de servicios públicos de la ciudad, las escuelas, los jardines de infancia, los hospitales y los edificios residenciales fueron totalmente destruidos, según el Gobierno de Kiev.

Mariúpol actualmente no tiene un suministro estable de energía, agua y gas y sólo unos 100.000 residentes permanecen en la ciudad, que ha sido bloqueada por los rusos.

Las autoridades ucranianas aseguran además que los invasores también continúan demoliendo las casas que dañaron con los bombardeos para ocultar las huellas de sus crímenes.

Recientemente apareció una lista de edificios que los invasores pretenden demoler en Mariúpol este año, que incluye 136 bloques de apartamentos.