EE. UU. reabrirá sus fronteras para vacunados el próximo 8 de noviembre

  Mundo

EE. UU. reabrirá sus fronteras para vacunados el próximo 8 de noviembre

La nueva política afectará a los viajeros de más de 30 países, entre ellos la Unión Europea y el Reino Unido 

ESTADOS UNIDOS
Vista de pasajeros que llegan al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, en una fotografía de archivo. EFE/Etienne LaurentEFE

Estados Unidos reabrirá sus fronteras terrestres y aéreas a los pasajeros internacionales vacunados con la pauta completa a partir del próximo 8 de noviembre, informó ayer la Casa Blanca.

Estas restricciones de viaje, aplicadas inicialmente por el expresidente Donald Trump (2017-2021), estaban en vigor desde el inicio de la pandemia en 2020 y las había mantenido el actual mandatario, Joe Biden, quien llegó a la Casa Blanca en enero de este año.

“La nueva política de viaje de EE. UU. que exige vacunación para los viajeros extranjeros a EE. UU. comenzará este 8 noviembre. Este anuncio y la fecha se aplican tanto a los viajes internacionales aéreos como los terrestres”, señaló un portavoz de la Casa Blanca, Kevin Muñoz, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

El Gobierno de Estados Unidos había anunciado a finales de septiembre que permitiría la entrada al país de los viajeros internacionales vacunados a partir de comienzos de noviembre, pero no había concretado una fecha.

Y, posteriormente, anunció el levantamiento de las restricciones en sus viajes terrestres desde Canadá y México, también sujeto a la exigencia de la vacunación completa para el próximo mes, también sin ofrecer precisiones.

chile

Chile abrirá fronteras "prontamente" ante la mejoría de la pandemia

Leer más

El anuncio de ayer implica que, desde el 8 de noviembre, los mexicanos y otros extranjeros que quieran entrar a Estados Unidos para visitas consideradas no esenciales, como el turismo o la mayoría de los encuentros familiares, podrán hacerlo desde la frontera terrestre, siempre que cuenten con la pauta de vacunación completa.

También podrán hacerlo los viajeros internacionales que estén vacunados y que vuelen desde los países sometidos hasta ahora a restricciones de viaje por la pandemia, una lista que incluye a los 26 Estados europeos del espacio Schengen -incluida España-, además del Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India.

Estados Unidos aceptará todas las vacunas que hayan sido autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluida la de AstraZeneca.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC) aún no han precisado si aceptarán otras vacunas que no están autorizadas por la OMS y que se están administrando en México, como la rusa Sputnik V y la china CanSino.

Los viajeros internacionales completamente vacunados no deberán cumplir cuarentena una vez llegan a territorio estadounidense, pero sí que deberán facilitar datos de contacto para facilitar el rastreo en caso de contagio.

Por su parte, los estadounidenses no vacunados deberán presentar un test negativo un día antes de su salida, y volver a someterse a la prueba una vez en Estados Unidos.

Mientras tanto, Italia aplica desde ayer la obligación de presentar el pase sanitario para poder entrar en el lugar de trabajo, que consiste en la vacunación anti-COVID o una prueba negativa, algo que la mayoría de empresas ha aceptado mientras que en algunos sectores, como los transportistas o los estibadores, han anunciado huelgas y protestas.

La fecha del 15 de octubre para la aplicación de esta medida se había anunciado desde hacía mucho tiempo, pero las tensiones se han acumulado en los últimos días, sobre todo ante la negativa del gobierno de Mario Draghi de que sean gratuitas las pruebas anti-COVID para los trabajadores que han decidido no vacunarse. La cifra de personas vacunadas y recuperadas de la infección supera el 90 % y más del 80 % de los italianos se ha vacunado, pero cerca del 10 % de los trabajadores no se ha vacunado y muchos protestan por tener que pagar la prueba, que cuesta 15 euros (17 dólares) cada 48 horas.