Lluvias alivian incendios en Argentina mientras pide ayuda internacional

  Mundo

Lluvias alivian incendios en Argentina mientras pide ayuda internacional

El gobernador de la provincia de Corrientes, Gustavo Valdés advirtió que si no llueve suficiente, no alcanzará para apagar los incendios si no cuenta con “ayuda de más magnitud, como aviones hidrantes de mayor porte”

Fotografía de las columnas de humo por incendios en Argentina, en una fotografía de archivo.
Fotografía de las columnas de humo por incendios en Argentina, en una fotografía de archivo.EFE

Un comienzo de lluvias trajo alivio este domingo en algunas zonas de la provincia de Corrientes (noreste), que es foco de incendios de tal magnitud que Argentina pidió ayuda a países como Brasil, EEUU y Bolivia para contar con más recursos y de mayor magnitud para apagar las llamas, según fuentes oficiales.

2cb8e0c95d168dcdedb6122b011883a487b05698w

Incendios sin freno consumen un 9 % de la provincia argentina de Corrientes

Leer más

El gobernador de la provincia de Corrientes, Gustavo Valdés advirtió que si no llueve suficiente, no alcanzará para apagar los incendios si no cuenta con “ayuda de más magnitud, como aviones hidrantes de mayor porte”, en diálogo con el canal TN.

Valdés solicitó la colaboración de EEUU para conseguir aviones hidrantes de mayor porte, a través del embajador estadounidense en Argentina, Marc Stanley, y del embajador argentino en ese país, Jorge Argüello: “Estamos esperando las noticias”, afirmó.

Corrientes ya recibió diversos recursos de Brasil, como dotaciones de bomberos del estado de Rio Grande del Sur y del municipio de São Borja, que este sábado cruzaron la frontera para unirse al combate del fuego en los municipios correntinos de Santo Tomé, donde este domingo el gobernador el gobernador se acercó a agradecer.

Valdés agradeció al presidente brasileño Jair Bolsonaro, en su cuenta de Twitter, a quien le había pedido ayuda a través del senador del estado de Rio Grande del Sur, Luis Carlos Heinze; del gobernador de ese estado, Eduardo Leite, y del alcalde de São Borja, Eduardo Bonotto.

En tanto, el presidente de Bolivia, Luis Arce, aprobó el traslado de 70 brigadistas bolivianos para ayudar a apagar los incendios en Corrientes, según comunicó este domingo la cancillería argentina, que a su vez habían sido capacitados por el Ministerio de Ambiente argentino en el marco de un convenio de cooperación.

EXTRAORDINARIO

Corrientes sufre desde enero pasado incendios que han que quemado 785.238 hectáreas, lo que representa un 8,8 % de la provincia que limita con Paraguay, Brasil y Uruguay, de acuerdo al informe de evolución de los incendios elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) al 16 de febrero último.

4fecce31cf5f2204eb30d2f702a3f0dca0e7dac9w

Los incendios avanzan sin control por la provincia argentina de Corrientes

Leer más

La provincia ha sido declarada "zona de catástrofe ecológica y ambiental" y ha recibido recursos de varias provincias del país, del Gobierno nacional y de particulares.

Según indicó Valdés, en Corrientes están trabajando entre 2.800 y 3.000 personas capacitadas y especialistas, unos cinco helicópteros y 12 aviones hidrantes, “pero no son suficientes”.

"Es absolutamente extraordinario lo que nos está pasando”, alertó Valdés, por lo que dijo que “no se puede controlar con los medios racionales”, sino que se tendría que “multiplicar los recursos normales por 20 y 30 para poder controlar las llamas en Corrientes”.

Los incendios arrasaron con la flora, la fauna, los enclaves productivos y centros turísticos generando desesperación e impotencia entre los productores y la población y pérdidas que el gobernador estimó en 40 mil millones de pesos (374 millones de dólares).

Las coberturas vegetales más afectadas fueron las de ambientes de humedales con más de 460 mil hectáreas acumuladas, según el INTA, entre los que se encuentran los esteros y otros bañados con 245.110 hectáreas, en tanto el área quemada en los bosques cultivados alcanzó 31.265 hectáreas y en los bosques nativos, 28.733 hectáreas.