La oposición “irracional” pone en peligro al propio Estado

  Actualidad

La oposición “irracional” pone en peligro al propio Estado

El Ejecutivo encuentra detractores en los gobiernos locales. El ministro del Interior ha comparecido unas siete veces a la Asamblea en casi un mes

Oposición- inseguridad- Guayaquil
El presidente Guillermo Lasso y la alcaldesa Cynthia Viteri coincidieron durante las celebraciones por la fundación de Guayaquil.Christian Vinueza / EXPRESO

El hacer causa común parece no estar en los planes. Las reacciones políticas al ataque registrado la madrugada del domingo en Cristo del Consuelo contribuyen, por ahora, a aumentar la incertidumbre que deja la ola de violencia e inseguridad que afronta el país.

Para Rosalía Arteaga, expresidenta de la República, la lucha contra el crimen organizado debería ser una causa nacional que sobrepase cualquier discrepancia de orden político o ideológico.

“Debe estar por encima incluso de aspiraciones electorales. Las autoridades locales y nacionales deben dejar de lado ciertas posturas y empezar a conversar en qué pueden aportar los unos y los otros para salir de este momento. No solo en Guayas, también en Esmeraldas y Manabí”, le dijo Arteaga a EXPRESO.

No cayó del todo bien la carta que hizo pública la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en la que achaca toda la responsabilidad de la inseguridad al Gobierno central. Y la respuesta de este también dejó un sinsabor.

Alcaldesa y presidente

Lasso a Viteri: "En países que han vivido estas experiencias, las autoridades actúan en unidad"

Leer más

El exlegislador Henry Cucalón le dijo ayer a este Diario que los ciudadanos no quieren escuchar ni conocer una suerte de examen de competencias y atribuciones, sino que con base en cada una de ellas sea posible encontrar soluciones coordinadas.

“Las declaraciones pendencieras de cualquier lado no ayudan a encontrar soluciones. Y al ciudadano de a pie no le interesan tampoco. Si la inseguridad, producto del narcotráfico y el crimen organizado, no es la causa para encontrar un punto en común, todo lo demás será en vano”, manifestó Cucalón.

“Hemos llegado a un escenario en que pareciera que las bandas criminales se han convertido en un Estado dentro del Estado ecuatoriano”, señaló Viteri en la misiva y añadió que la ciudad ha invertido 50 millones de dólares para facilitarle el trabajo al Gobierno, pero dejó entrever que no han recibido a cambio la seguridad esperada.

La actitud de las autoridades locales no es lo único que preocupa. En tres semanas el ministro del Interior, Patricio Carrillo, encargado de los temas de seguridad ciudadana, ha tenido que acudir no menos de siete veces a la Asamblea Nacional, en donde se tramita un juicio político en su contra para explicar la participación policial en las protestas de junio.

Para José Gallardo, exministro de Defensa, desde ese espacio se está haciendo una oposición que obstaculiza la acción de las autoridades encargadas de los temas de seguridad, lo que a la postre termina afectando a los ciudadanos.

“En la Asamblea hay gente que es capaz y sensata y creo que este es el momento de que se sobrepongan a las órdenes que les dan los dirigentes de las organizaciones políticas y decir ‘basta’, para ubicarse del lado de los ciudadanos”, propuso Gallardo.

Como un ejercicio “irracional” calificó Cucalón lo que está sucediendo en el Legislativo. “Confunden, en algunos casos, la oposición a un Gobierno, que es un ejercicio válido, con arrinconar a ese Gobierno y así debilitar al Estado. Esta es una amenaza que puede incluso conspirar contra la existencia del Estado. Es grave”, añadió el exlegislador.

Mauricio Gándara, exministro de Gobierno y exsecretario de la Administración Pública, ve muy complicado que se generen espacios de consenso, teniendo en cuenta los tiempos políticos que se avecinan.

Hace notar que por un lado está la Asamblea, que se ha dedicado a bloquear y modificar prácticamente todas las iniciativas del Ejecutivo en temas de seguridad; y por el otro están las organizaciones políticas, que se encuentran en un año electoral y por lo tanto darán prioridad a sus intereses y difícilmente se mostrarán abiertas a buscar soluciones de forma conjunta.

FSgv16oXsAAEdBS

Cynthia Viteri: "Las bandas criminales se han convertido en un Estado dentro del Estado"

Leer más

Tiempo de empujar por el bien común

Rosalía Arteaga, expresidenta de la República

La exmandataria considera que por más discrepancias que existan en los diversos niveles gubernamentales o poderes del Estado, es tiempo de priorizar el bien común, que en este momento es hacer frente a la inseguridad que deja estragos en varios ámbitos.

Escalar en la política de forma limpia

José Gallardo, exministro de Defensa

El exministro de Defensa dijo que es momento de hacer un esfuerzo común por buscar soluciones, en lugar de valerse de la destrucción para escalar en la política. “Hay que buscar los cargos de elección popular de forma noble y limpiamente”.

Una disputa que debilita la institucionalidad

Henry Cucalón, exasambleísta

Cucalón señaló que hoy no caben arengas ideológicas o cálculos proselitistas. Lamentablemente las funciones del Estado están en franca disputa, capitaneadas por el Legislativo más los errores del Ejecutivo. Eso debilita la institucionalidad.

Los errores se están dando de lado y lado

Mauricio Gándara, exministro de Gobierno

Hay errores de parte y parte. El Gobierno no ha logrado acciones coordinadas en varios órdenes y de ahí es que la Asamblea le crea problemas o toman los errores del Ejecutivo para tornarlos en problemas políticos.