Las promesas se difuminan por la falta de contundencia en el discurso

  Actualidad

Las promesas se difuminan por la falta de contundencia en el discurso

Las acciones para frenar la inseguridad no son claras. A las ofertas les faltó fecha de caducidad. El estilo del presidente podría jugarle en contra

Lasso- Informe- Asamblea
El presidente hizo un llamado a la Asamblea Nacional y a las fuerzas políticas del país para tender puentes de diálogo.Henry Lapo/EXPRESO

La falta de contundencia en el discurso opaca el cúmulo de buenas intenciones. El listado de promesas futuras del presidente Guillermo Lasso y la omisión de algunos temas, durante su rendición de cuentas, deja más dudas que las mismas acciones que el Gobierno asegura haber ejecutado en el primer año de gestión.

Aunque fue el propio mandatario el que se comprometió a tomar, desde el 24 de mayo, la batuta para mejorar la comunicación gubernamental, luego de reconocer falencias, analistas consideran que falló en ese primer intento.

Habló de las cosas que dice que hará pero con una ausencia total de fechas. En temas de gestión fue absolutamente genérico. Ahí hay una deuda que está pendiente

Henry Cucalón,
​exasambleísta
Lasso

Varias promesas de campaña de Lasso se hicieron de manera informal, según ONG

Leer más

El exlegislador y analista político Henry Cucalón dijo que un tema tan sensible como el de la inseguridad quizás mereció ser abordado con mayor fuerza, más allá del diagnóstico que, al parecer, las autoridades lo tienen claro.

“Faltó el tema de la gestión en el último año y lo que vendrá. Más allá de que el origen de la crisis de seguridad no es culpa del actual Gobierno, actuar y gestionar la contención de la violencia sí es su responsabilidad. Deliberadamente hizo proclamas de lo que iba a hacer y con eso evitó ir a los detalles”, considera Cucalón.

Lo social también se abordó, aunque con superficialidad. El excongresista y académico Ramiro Rivera destaca temas como la vacunación y el orden de las finanzas públicas, pero cree que queda un mensaje poco potente de las tareas que están todavía pendientes.

Le faltó ponerle acento y emoción al mensaje. Es su estilo y es una fortaleza en sociedades avanzadas, pero puede ser una debilidad en sociedades proclives al caudillismo y populismo.

Ramiro Rivera,
​excongresista y académico

“Sobre todo en política social. Este año deberá poner enorme atención en lo referente al abastecimiento de medicinas en hospitales públicos. El presidente quiso colocarse del lado de quien está haciendo las cosas más que en la vereda de los políticos que confrontan. Sin embargo, los problemas de naturaleza política que tiene una sociedad no dejan de existir porque alguien los ignora”, dijo Rivera.

En ese grupo de cosas ignoradas estuvo que hable, por ejemplo, de un eventual llamado a una consulta popular que fue vista, en algún momento, como una válvula de escape para la crisis política que vive el país. Tampoco habló de una nueva Ley Laboral, más allá de cifras aisladas sobre empleo.

Informe a la nación

Informe a la nación: el año de la derrota moral

Leer más

En la percepción ciudadana siempre quedan una serie de necesidades insatisfechas que en este tipo de informes no son cubiertas. Les pasa a todos los gobernantes.

Vladimiro Álvarez,
​exministro de Gobierno

El exministro de Gobierno Vladimiro Álvarez considera que el tema laboral merecía ser abordado con mayor profundidad, al igual que la inseguridad, al tratarse de los dos asuntos que más preocupan a los ciudadanos. Eso le habría dado mayor solidez a la rendición de cuentas de los primeros doce meses.

Sin embargo, desde su experiencia, señala que los informes a la nación siempre dejan este espacio para la crítica porque muchos sectores no ven plasmadas en ellos sus aspiraciones básicas.