Salud dice que está finalizando la ola de covid-19 y el COE pone fin al teletrabajo

  Actualidad

Salud dice que está finalizando la ola de covid-19 y el COE pone fin al teletrabajo

Las cifras de la pandemia han vuelto al nivel de antes del nuevo brote. Basadas en ello, las autoridades disponen el regreso al trabajo presencial

WhatsApp Image 2022-08-30 at 5.57.49 PM (1)
Ciudadanos caminan con mascarillas y otros sin ellas por la avenida 9 de Octubre, en Guayaquil.Nelson Tubay

El Ministerio de Salud Pública (MSP) considera que en el país 'está finalizando' la segunda ola de covid-19 del año, una vez que las cifras de la pandemia de la semana 34 han vuelto al mismo nivel que tenían en la semana 20, cuando comenzó el nuevo brote de contagios y casos positivos en todo el Ecuador.

Así lo expresó el ministro de Salud, José Ruales, durante su intervención de este martes 30 de agosto en una rueda de prensa del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, en las que dio a conocer los indicadores de la pandemia en el país, que mantienen la tendencia a la baja desde hace varias semanas. 

Viruela del Mono

Los casos de viruela del mono en Ecuador suben a 51, informa Salud

Leer más

Basados en esas cifras, el COE nacional resolvió poner fin a la facultad que tenían las instituciones públicas para decidir que una parte de su personal labore en la modalidad de teletrabajo. Según indicó el titular de la entidad, Juan Zapata, más de 100.000 funcionarios deberán reintegrarse al trabajo presencial desde este 1 de septiembre.

El ministro Ruales destacó que hay una disminución de las cifras de contagios de covid-19 en todos los grupos de edad. Y, por territorio, también en todas las provincias del país, con la única excepción de Zamora Chinchipe. 

"La tendencia es a la disminución. Hay 1.823 casos reportados en la última semana", reiteró aludiendo a que en las dos semanas previas, las cifras fueron de 4.111 y 2.898, en su orden. La misma tendencia siguen las de hospitalizados y pacientes en cuidados intensivos.

En la última semana hubo 7 personas fallecidas, lo que mantiene el promedio en un deceso por día y a su vez implica que en la mayoría de provincias no hubo ninguno. En cuanto al porcentaje de positividad, el número de pruebas de diagnóstico que resultan positivas de cada cien que se toman, este es de 20 %. Lo ideal en este indicador es que sea menor a 5 %.

"Siempre es probable que se reporten caso retrasados, pero estamos mas o menos con los mismos números de la semana 20, cuando empezó esta segunda ola, que ha durado 14 semanas y que podemos decir, que estamos finalizando. Estamos en valores similares al inicio de la segunda ola de este año. Esto es tranquilizador", expresó.

En la rueda de prensa también participó el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, quien resaltó la reducción de los indicadores de la pandemia, lo que atribuyó a la "acertada dirección" del ministro Ruales; y de la campaña de vacunación y el personal que la ejecuta. 

En ese sentido, destacó la minga nacional efectuada el fin de semana pasado,  en la que aplicaron 106.012 dosis. El Gobierno ha anunciado su objetivo de cubrir al 80 % de la población objetivo con al menos una dosis de refuerzo hasta fines de septiembre. El porcentaje a la fecha de hoy aún seguía debajo del 42 %. 

Salud medicinas inventario

La poca planificación pone el pie a la ejecución de recursos

Leer más

En cuanto a la viruela del mono, el ministro Ruales reiteró la información difundida en la víspera de que hay 51 casos en el país, 42 hombres y 9 mujeres. Asimismo, que Guayas y Azuay son las provincias con más casos. Pese a ello, el ministro aseguró que ha bajado el ritmo inicial del crecimiento de las cifras, cuya tendencia era a duplicarse por semana. 

Detalló que hay 39 infectados en aislamiento; uno hospitalizado en Pichincha, "pero por una comorbilidad que tiene", y otros de alta. A ellos se suman 170 personas que están en cerco epidemiológico por haber estado en contacto cercano con alguno de los contagiados.

Ruales defendió que la cifra total de casos es inferior al de los países vecinos y que están tratando de controlar la enfermedad con este tipo de cercos, haciendo exámenes a las personas con sintomatología y haciendo campaña de prevención ciudadana.