Saquicela lanza una piedra al charco

  Actualidad

Saquicela lanza una piedra al charco

Correístas y socialcristianos ya tiene su mayoría en el CPCCS. Olindo Nastacuaz, suplente de un suplente, se prestó al juego en la sesión nocturna del domingo y fue posesionado... Como suplente.

Sesión virtual de posesión de Olindo Nastacuaz
Descontento. Con el control de los micrófonos en manos de la mesa directiva, el oficialismo sólo pudo expresar su descontento por escrito.Cortesía

La alianza correísmo-PSC consiguió el cuarto voto que le faltaba en el Consejo de Participación Ciudadana para alcanzar la mayoría que le permita tomar por asalto los organismos de control. Olindo Nastacuaz, el único de los consejeros suplentes que se prestó al juego de la mayoría parlamentaria y se presentó para ser posesionado en sesión telemática de la Asamblea, a las cansadas, el domingo por la noche, es hombre fiel a la causa correísta. Integrante de la comunidad indígena awá y representante de los migrantes, hizo su campaña (al grito de “vamos a recuperar la patria” y “hasta la victoria siempre”) junto a nada menos que Victoria Desintonio, convertida hoy en ruidosa asambleísta de ese partido, y su coideario en el CPCCS Juan Dávalos. Con su presencia en el organismo, el destino de las otras tres consejerías supuestamente vacantes resulta superfluo. Sólo hay un problema: ¿en realidad fue posesionado Olindo Nastacuaz?

POSESION_CONSEJEROS_CPCCS_SUPLENTES

La Asamblea logra posesionar a uno de los cuatro consejeros de Participación suplentes

Leer más

Lo de Virgilio Saquicela fue una jugada insólita. Nombró a Nastacuaz lo que ya era: consejero suplente. Luego de la fallida sesión del pasado jueves 24, en la que no pudo posesionar a los cuatro reemplazantes de los consejeros destituidos en juicio político porque no se presentó ninguno de ellos, decidió improvisar (así es el apuro por captar el CPCCS) una nueva convocatoria para el domingo por la noche. Si el orden del día de la sesión del jueves decía “posesión de las consejeras y consejeros principales”, el del domingo se conformaba con la “posesión de las consejeras y consejeros suplentes”. Para evitar sorpresas, no volvió a convocar a los cuatro que le dejaron plantado (uno de los cuales se hallaba prófugo) sino a los cuatro siguientes en la lista de elegibles (una de las cuatro está muerta): los suplentes de los suplentes. Sólo asistió uno, Nastacuaz, y con él se dio por servido Saquicela. Explicó que Mónica Moreno y Karina Ponce, dos de las que el jueves no se presentaron, en realidad ya fueron posesionadas como suplentes en la legislatura anterior, con lo cual no quedó claro para qué las había convocado entonces y, sobre todo, por qué diantres acababa de convocar a otras dos en su lugar.

Nadie pudo plantear esas preguntas. Para esta sesión dominical y nocturna, el presidente de la Asamblea volvió a echar mano de ese novedoso truco tecnológico que tan efectivo le resulta cuando quiere manejar las cosas a su antojo, sin que le chiste nadie: hacerla virtual. Maravilloso invento es el Zoom, que permite a la mesa directiva mantener apagados los micrófonos de todo el mundo. En esta sesión relámpago que no duró ni media hora, fue él quien monopolizó la palabra. Los inconformes debieron resignarse con expresar su desacuerdo por escrito. Así hicieron los integrantes del bloque oficialista: dejaron un cartel que decía “Posesión ilegal CPCCS”, instalado frente a la cámara de su computador, y desaparecieron del mapa. Nadie les extrañó.

Lo que viene a continuación es una batalla campal en el CPCCS, con cuatro consejeros depuestos en juicio político pero que, medida cautelar en mano, continúan sesionando, y al menos un suplente ungido por la Asamblea que aspira a principalizarse y juntarse a los otros tres para hacer una nueva mayoría. “Será el CPCCS el que pueda reunirse con quienes son los consejeros”, dijo Saquicela como quien lanza una piedra al charco y se sienta a esperar que salten las ranas.

CPCCS- ACCIONES- ASAMBLEA

Los cuatro vocales destituidos del Consejo de Participación sesionaron y siguen en sus cargos

Leer más