Actualidad

Santiago Guarderas: “Sería falso decir que todo va a cambiar en 23 meses”

Doctor en Jurisprudencia y actual vicealcalde de Quito. Llegó al Municipio bajo el auspicio de Unión Ecuatoriana, al igual que el alcalde Jorge Yunda

Guarderas- Municipio- Quito
Si el TCE ratifica la remoción de Jorge Yunda, asumirá la alcaldía Santiago Guarderas.René Fraga / EXPRESO

Aunque nadie lo dice, mientras se espera una respuesta del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) a la consulta sobre la remoción del alcalde Jorge Yunda, en el Municipio de Quito ronda una sensación de abandono. Santiago Guarderas espera que esto se resuelva pronto para intentar hacer en 23 meses lo que no se hizo en dos años.

¿Y si el TCE dice que el procedimiento que se aplicó a Yunda no es válido?

Sería una decisión de un Tribunal jurisdiccional que todos debemos respetar y por consiguiente él continuaría en el ejercicio de sus funciones. Pero el problema ahí es la falta de apoyo que tiene de parte del Concejo. Sería una situación bastante compleja.

¿Independientemente de lo que digan los jueces electorales, el alcalde está deslegitimado?

WhatsApp Image 2021-06-08 at 14.13.29

El Alcalde de Quito envió al TCE una consulta sobre su proceso de remoción

Leer más

En efecto, es necesario considerar que cuando el Concejo Metropolitano resolvió el pedido de remoción me parece que 20 concejales expresaron su inconformidad con respecto a la gestión municipal, el abandono y la postración de la ciudad. Incluso aquellos que se abstuvieron dejaron constancia de que no lo hacían en respaldo al alcalde.

¿Tiene asidero alguna de las observaciones que envió Yunda al TCE en la consulta?

La Comisión de Mesa y luego el Concejo actuaron conforme a derecho, observando todas las normas del proceso. Están esgrimiendo cosas que están totalmente fuera de foco como aquello de cómo se debía calcular la mayoría o sobre la secretaria titular que son aspectos superficiales que, además de ser falsos, no tienen ningún sustento legal.

Los argumentos presentados ante el TCE están por fuera de cualquier razonamiento y principio jurídico

¿Qué temor específico tiene para haber advertido a los funcionarios municipales de que no hagan contratos o pagos mientras no se resuelva esta situación?

Lo primero es aclarar que no he dispuesto, sí he pedido e invitado a los funcionarios a que no hagan transferencias, pagos o contratos de última hora porque hay una situación de incertidumbre hasta que el TCE tome la decisión. Antes de que suceda la remoción recordemos que el gerente de la Empresa de Agua Potable denunció que se pedía desde el despacho el pago a contratos a la empresa Geinco que tenían observaciones de la Contraloría y Procuraduría. Esa es una preocupación que tengo como vicealcalde y fiscalizador del alcalde.

¿Ha habido reuniones con los concejales para ir delineando el futuro de la ciudad?

Hemos tenido unas reuniones muy informales, porque obviamente estamos esperando una decisión. Tengo una formación jurídica, soy pragmático y no me gusta adelantarme a las cosas mientras no tenga un resultado definitivo.

¿En qué momento se rompió la cercanía que mantenía con el alcalde Yunda?

Fueron varios momentos, como cuando se descubrió que existían de forma paralela en el Municipio familiares que tenían chats con funcionarios en los que se advertían ciertas irregularidades con respecto al manejo de la gestión. Chats que han provocado una suerte de indignación en la ciudadanía y que obviamente riñen con la moral pública.

La mayoría de concejales se mostraron inconformes con la gestión del actual alcalde.

¿Le ‘serruchó’ el piso como dice el alcalde Yunda?

Jorge Yunda el día de su remoción, 2 jun. 21

Yunda confunde honor con pedigrí

Leer más

Puede decir lo que considere, pero son temas que no le interesan a los quiteños. Lo que interesa es saber cómo se van a resolver los problemas que están abandonados hace dos años. En cómo construir un Municipio libre de corrupción, con transparencia.

¿Y cuáles son esos problemas urgentes que se van a resolver en dos años?

Son apenas 23 meses de gestión que restan en los que sería falso señalar que todo va a cambiar de la noche a la mañana. Además, con un presupuesto muy reducido. Pero debemos poner atención en por lo menos cuatro puntos: el primero es la reactivación económica de la ciudad; el funcionamiento del Metro de Quito y la movilidad de la ciudad; la seguridad que es un tema apremiante; y la basura.

¿Qué le hace pensar que con la salida de Yunda la ciudad va a recuperar la gobernabilidad teniendo en cuenta que tendrá al bloque correísta?

Este proceso de remoción tiene que ser entendido como una oportunidad para trabajar en conjunto. Hay que olvidarse de las páginas negras que vive el Municipio actualmente y pensar en Quito. Esa es la invitación que he hecho desde la misma noche de la resolución de remoción. Salvar a Quito con decisiones conjuntas y sin banderas partidistas.

Y a todo esto ¿cuál es la postura de Unión Ecuatoriana? ¿El partido lo apoya a usted, apoya al alcalde Yunda o ya no tienen nada que ver con esa organización política?

Nosotros efectivamente fuimos auspiciados por ese movimiento. En mi caso personal no soy afiliado o adherente, por consiguiente no tengo ninguna línea partidista. Tengo un proyecto de ciudad en el que debo trabajar con toda mi capacidad.