Actualidad

Sofía Almeida y Francisco Bravo son las nuevas autoridades del Consejo de Participación Ciudadana

La elección del nuevo vicepresidente del ente tuvo resistencia de dos consejeras que lo vincularon al destituido presidente del Consejo, Christian Cruz

IMG-20201016-WA0093
Sofía Almeida tomó posesión como nueva presidenta del Consejo de Participación.ANGELO CHAMBA / EXPRESO

Nuevas autoridades. Tras la destitución y censura de Christian Cruz como presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, el ente sesionó de manera presencial y virtual para posesionar a las nuevas autoridades del pleno. Sofía Almeida, quien ostentaba el cargo de vicepresidenta, asumió el cargo de presidenta y se procedió a la elección de un nuevo vicepresidente, proceso de elección que avanzó con un poco de tropiezos. 

CPCCS- Asamblea- censura

El fantasma de los retrasos persigue al Consejo de Participación Ciudadana

Leer más

El consejero David Rosero mocionó el nombre de Francisco Bravo para este cargo e inmediatamente después la consejera Ibeth Estupiñán postuló el nombre de Hernán Ulloa, quien asumió el puesto vacante dejado por Cruz. Antes de llegar a este punto, Ulloa declinó cualquier candidatura a la Vicepresidencia e instó a sus colegas consejeros y consejeras a demostrar que pueden llegar a un acuerdo unánime para la elección del nuevo vicepresidente.

La consejera María Fernanda Rivadeneira pidió que se tomara votación de ambas mociones. La primera a favor de la elección de Bravo tuvo el voto favorable los consejeros Sofía Almeida, Francisco Bravo, Juan Javier Dávalos, David Rosero y Hernán Ulloa. Las consejeras Rivadeneira y Estupiñán votaron en contra. Vincularon a Bravo de ser una persona cercana al destituido presidente Cruz y de manifestar comentarios machistas en el pleno. 

Luego de la posesión de Bravo, el proceso parecía empantanarse por la exigencia de Estupiñán y Rivadeneira de que se tome votación de la segunda moción. Tuvo que intervenir Ulloa a ratificar su deseo de no querer asumir dicho cargo para que la consejera Estupiñán decline su moción. Rivadeneira pidió que conste en actas que la moción no fue votada. 

Y como parte de las anécdotas de la primera sesión de este nuevo Consejo sin Cruz, el pleno olvidó al inicio votar por la aprobación del orden del día por lo que lo hicieron al final. Así empieza la etapa de Almeida, la tercera titular en el mismo periodo de un ente cuestionado.