Lo que tuvo que hacer un hospital quiteño para proteger de la pandemia a su personal

  Actualidad

Lo que tuvo que hacer un hospital quiteño para proteger de la pandemia a su personal 

El Pablo Arturo Suárez ejecuta un "Plan de recuperación de salud mental", que involucra bailoterapias, charlas motivacionales, talleres y otras estrategias

hpas
Personal del hospital durante una de las sesiones de bailoterapia.cortesía

Durante estos dos años de pandemia, al personal sanitario del Hospital Pablo Arturo Suárez (HPAS), le ha tocado atender a más de 7.000 pacientes contagiados de coronavirus. No ha sido un camino fácil, aseguran sus directivos, quienes recuerdan hoy que el establecimiento debió activar medidas para salvaguardar a su personal del agotamiento físico y psicológico que provocó la gran carga de trabajo.

thumbnail_GYE-PRUEBAS-COVID_11_0

Ecuador reporta sus primeros cinco casos de BA.2, una subvariante de ómicron

Leer más

Frente a jornadas extensas de trabajo; estar en contacto directo con contagiados y fallecidos; enfermarse de estrés, depresión y del mismo virus, el Servicio de Salud Mental del hospital, ubicado en Cotocollao, en el extremo noroccidental de Quito, implementó el Plan de Recuperación de Salud Mental.

"Uno de sus ejes es la psicoprofilaxis para dar tratamientos tempranos y oportunos al personal sanitario. Hasta los primeros meses de 2022 se han dado más 1.215 atenciones", sostiene al respecto el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El hospital atiende a un promedio de 12.000 personas mensuales en consultas ambulatorias, en cuatro especialidades

El Plan de Recuperación de Salud Mental contempla jornadas de bailoterapia, talleres y charlas motivacionales con la Fundación FICOP (Federación Internacional de Couchs Oncológico Profesional). A mediados del 2021, por ejemplo, se llevó a cabo el Taller de Gestión de Emociones a todo el personal que labora en el hospital.

Asimismo, el HPAS ejecutó una campaña digital del cuidado de la salud integral del profesional, por parte del departamento de Seguridad y Salud Ocupacional; sin olvidar las actividades lúdicas.

“Entramos con miedo, pero se convirtió en nuestra fortaleza. Una vez bien canalizado, para mí fue una ayuda para buscar las herramientas necesarias y afrontar este reto. Fuimos como soldados ya entrenados y llegamos con nuestros uniformes y protección que nuestra institución nos dio”, aseguró Rafael Salazar, médico emergenciólogo de esta casa de salud.

“Cuando anunciaron la aparición del nuevo virus creí que este no iba a llegar al país. Sin embargo se dieron los primeros casos y tuvimos que aprender, investigar y actuar para atender a nuestros pacientes

Rafael Salazar, médico emergenciólogo del hospital.

Como parte de la motivación para el personal, en este tiempo de pandemia se entregaron 196 nombramientos definitivos, que dan estabilidad a estos trabajadores, recordó el MSP.

franvcia

La OMS observa que la nueva "deltacron" tiene una bajo nivel de circulación

Leer más

RETOMA LA ATENCIÓN EN ESPECIALIDADES

Gracias al marcado decrecimiento de casos positivos y a la vacunación contra la covid-19, actualmente el HPAS ha retomado la atención en otras especialidades.

Ubicado en la parroquia Cotocollao, el HPAS es un establecimiento de segundo nivel, que atiende un promedio de 12.000 personas mensuales en consultas ambulatorias, en  las cuatro grandes especialidades de la medicina: Cirugía, Medicina Interna, Gineco- Obstetricia, Pediatría y Estomatología, además de 18 subespecialidades.