Buenavida

Artritis reumatoide: cuando las articulaciones se inflaman y duelen

Las de manos, muñecas y rodillas suelen ser las más afectadas. El tratamiento a tiempo ayuda a detener el progreso de la enfermedad.

Mujer con dolor en la mano
La artritis afecta más a las mujeres que a los hombresShutterstock

Esta enfermedad autoinmune e inflamatoria, que se caracteriza por el dolor y la degeneración progresiva de las articulaciones, tiene una prevalencia en el mundo que oscila entre el 0,5 a 1 %. En Ecuador más de 150.000 personas la padecen, en su mayoría mujeres que hombres, en una proporción de 3 a 1, y aunque puede aparecer a cualquier edad, entre los 40 a 60 años es más frecuente, dice la doctora Valentina Maldonado, especialista en reumatología de la clínica Kennedy y miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Reumatología. Ella comparte datos importantes sobre esta patología.

El origen

Durante el desarrollo de esta afección, en la que el sistema inmunológico se confunde y comienza a atacar a los tejidos de las articulaciones, influyen factores genéticos y medioambientales. Aunque la artritis reumatoide (AR) no es hereditaria, si sus padres tuvieron la afección, usted tiene un 10 % de probabilidad de contraerla. Evite fumar, se considera factor de riesgo de artritis.

Explica la reumatóloga que este tipo de artritis presenta manifestaciones variadas, desde leves hasta formas graves. Y se caracteriza por afectar más las articulaciones de las manos, muñecas, pies, pero también afecta codos, rodillas, tobillos, hombros y caderas. "Inicia afectando a una o dos articulaciones y luego a más de 6 (poliarticular). Después de dos años de inicio de la enfermedad, más de tres cuartas partes de los pacientes presentan daño en ellas. La artritis reumatoide puede producir incapacidad física y pérdida de la calidad de vida si no se trata a tiempo".

El 12 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra la Artritis Reumatoide

El tratamiento a tiempo evita su progresión 

El diagnóstico y tratamiento precoz ayuda detener la progresión de la enfermedad, lograr remisión (ausencia de síntomas), mejorar la calidad de vida del paciente y evitar discapacidades. A falta de este la AR tiende a evolucionar mal y puede acabar produciendo deterioro de las estructuras de las articulaciones (cartílago, hueso, ligamentos, tendones, entre otras).

En la última década, se han descubierto nuevos anticuerpos de utilidad diagnóstica con alta especificidad, así como técnicas de ecografía especializada en reumatología.

Los primeros fármacos modificadores de la enfermedad se usan como primera línea de tratamiento desde hace más de 25 años y mejoran la evolución de la patología. Desde 1998 se cuenta con medicamentos biológicos que han marcado un avance importante en detener la progresión de la enfermedad.

Medicamentos para la artritis
El tratamiento ayudar a detener la progresión de la enfermedadPixabay

¡Ojo con estos síntomas!

Debe acudir al especialista si presenta:

  •  Dolor articular, rigidez matutina, hinchazón en manos u otras articulaciones grandes y pequeñas.

  •  Dificultad de movimientos, limitación funcional, malestar general, pérdida de apetito o de peso, e incluso fiebre.

Alimentación y ejercicio

  •  Se recomienda practicar una dieta que sustituya las grasas animales por aceites vegetales como de oliva y de pescado (Omega 3).

  •  Evitar los cambios bruscos de temperatura. En fases de reagudización de la enfermedad, es importante el reposo de las articulaciones inflamadas.

  • El ejercicio aeróbico de bajo impacto mejora la rigidez y funcionamiento articular, mientras no haya inflamación.

El aceite de oliva es una grasa buena
En la dieta se deben incluir grasas buenas como la del aguacate, aceite de oliva y omega 3.Pixabay

  • En remisión de su artritis, el ejercicio de resistencia progresiva mantenida aumenta la fuerza muscular y la capacidad de los pacientes de realizar sus actividades de práctica diaria.

-Evita el tabaquismo, este se considera factor de riesgo de artritis reumatoide.

Debe saber que...

  • Las condiciones climáticas o el frío no causan ni desencadenan la artritis, pero sí pueden influir en aumentar el dolor, debido a la desaceleración de la circulación sanguínea y mayor tensión muscular causada por el frío, provocando mayor percepción del dolor.

  • No es una enfermedad que se pueda prevenir, pero sí anticipar su progresión. La causa se desconoce e influyen varios factores para desarrollarla como la predisposición genética y el factor medio ambiental más conocido que puede contribuir en la aparición de la AR es el tabaco.

Diferencia entre AR y artrosis (osteoartritis)

Explica la doctora Valentina Maldonado que la artrosis es una enfermedad degenerativa y se presenta en personas mayores de 50 años, sus características clínicas y radiográficas difieren de la artritis reumatoide, y los análisis de sangre son normales a diferencia de la artritis.

La artrosis se produce por una degeneración-daño del cartílago y hueso subcondral y puede haber inflamación leve, mientras que en la artritis reumatoide la inflamación es más severa con erosiones del hueso y daño de otras estructuras de la articulación y se puede presentar a cualquier edad.