Caldo de huesos, rico en colágeno

  Buenavida

Caldo de huesos, rico en colágeno

El plato cuenta con una gran concentración de minerales obtenidos de los huesos de los animales. 

shutterstock_1904618452
El caldo también puede servir como base de otras preparaciones.Shutterstock

Esta sustancia se puso de moda y todas volamos a comprarlo por su acción efectiva en el ámbito de la belleza y la cosmética. La buena noticia es que los beneficios del colágeno van más allá de lo estético; también podría ayudarnos a recuperar o mejorar diversas patologías de origen digestivo. Todo esto a muy bajo costo y de manera natural consumiendo caldo de huesos.

¿Por qué tomarlo?

El concentrado de caldo de huesos es considerado un superalimento, ya que contiene el perfil de aminoácidos esenciales completo por estar hecho a base de proteína animal.

Su alto aporte de proteína y grasas saludables genera saciedad, por eso es muy útil para perder peso en dietas bajas en carbohidratos.

Contiene cantidades elevadas de glicina, que es la materia prima de todos los tipos de colágeno del cuerpo, desde el que le ayuda a tener una piel tersa, cabello y uñas fuertes, hasta el que refuerza la salud articular con el aporte de glucosaminas y colágeno tipo 2.

Gracias a la glutamina, apoya el sistema inmune al regenerar la pared intestinal mejorando la microbiota y reduciendo la inflamación. Equilibra el ácido del estómago y además es un excelente multivitamínico, mejorando el sueño, la función cerebral, entre otros beneficios.

Le puede agregar los vegetales que desee, y ese caldo también lo puede usar para fondo de otras comidas (incluso lo puede congelar).

A fuego lento

Un caldo de huesos terapéutico se hace en cocción lenta y continua por 12, 24, 48 o 72 horas, a mayor tiempo mayor el valor nutricional. Las patitas, los huesos con tuétano o médula y la chucuzuela son los tipos de huesos más recomendados. Agregue vinagre de sidra de manzana para facilitar el ablandamiento de los huesos y poder extraer la mayor cantidad de minerales. Por cada kg de huesos poner 2.5 litros de agua. Para la cocción utilice cualquier tipo de olla pero es más fácil en una olla eléctrica de cocción lenta para evitar accidentes por olvido.

¿Cómo consumirlo?

Mi recomendación para tomarlo es interrumpir el ayuno o iniciar el día con una taza de caldo. También puede consumirlo 15 minutos antes de cualquiera de sus comidas, así prepara al tubo digestivo para su actividad. Además, se puede usar como sazonador o fondo de otras comidas.

El consejo de la abuela

Quiero concluir recordando que cuando enfermábamos, la abuelita nos decía “aunque sea tómese el caldito”, pues bien, hágale caso y consúmalo cuando esté enfermo o debilitado, si usted tiene deficiencias nutricionales, molestias articulares, problemas digestivos, enfermedades dermatológicas, o si solo desea complementar su alimentación; no dude en consumir caldo de huesos.

La receta

  • Ingredientes: Huesos, 1 cebolla colorada, 1 pimiento verde (opcional), 1 cda de vinagre de sidra de manzana, 2 cdas grande de aliño hecho en casa o de ajo, sal rosada al gusto, 1 hoja de laurel (opcional para eld e huesos de res), especias al gusto (opcional).

  • Preparación: Agregar todos los ingredientes al gusto y en trozos grandes. Al final, probar la sal, pasar por un colador y envasar.

El tiempo de coción varía entre 12 a 36 horas. Hay que estar pendiente de ir pniendo más agua. Para huesos de: Pescado: 24 horas de pollo o res: 24 a 36 horas

  • Nota: Por cada kg de huesos usar 2,5 litros de agua.

*Vanessa es Couch de Nutrición Integrativa.

Instagram: @vanessaiincoach / @fatcinante