Buenavida

Conéctese con la abundancia

Hay una frase que dice que “la queja trae pobreza”. Entonces, ¿qué atrae riqueza?

Holística
La abundancia es vivir con bienestar, salud, trabajo y amor.pixabay

Antes de iniciar este artículo, es importante aclarar que la abundancia no solo tiene que ver con el dinero. Es más bien vivir con todo lo que se necesita, y ello implica bienestar, salud, trabajo y amor.

El universo es abundante, no hay escasez de nada. La naturaleza también lo es: un árbol no da solo un fruto, es siempre generoso e ilimitado. Así mismo, nuestro mundo está lleno de abundancia y oportunidades, solo debe reconocer esa realidad y creerla.

La mayoría de nosotros se encuentra en una constante lucha. Lo que ignoramos es que si se pelea contra algo, lo que en realidad se hace es reforzarlo. Entonces la clave no está en declararle la guerra a la pobreza, sino en enfocarnos en la construcción de la riqueza. Y en ello hay una gran diferencia. ¿Cómo hacerlo? Aquí unas sencillas claves.

* Terapeuta y Reiki master. Instagram: @alejandragomezmayol

Afirmar y creer: Ahí está el detalle

astrología

Carta astral, más allá del signo zodiacal

Leer más

Conectarse con aquello que se espera requiere de afirmaciones en las que se debe creer. Es decir, se trata de ser coherente con aquello que se dice y se siente. Pero además es importante ser persistente y cambiar esos pensamientos negativos que repetimos una y otra vez por afirmaciones positivas. No olvide que:

  • Su enfoque debe ir hacia lo que quiere conseguir, no en lo que no quiere. No piense en términos de escasez o limitación, su pensamiento debe ser creativo y abundante.
  • Los pensamientos de prosperidad no funcionan como magia, depende de uno trabajar lo suficiente para que los sueños se hagan realidad.
  • Cambiar la realidad requiere de estar dispuesto a soltar algunas creencias y condicionamientos que lo limitan. Estos son los modelos o programas aprendidos en la niñez, aquello que oía, veía y experimentaba cuando era pequeño respecto a temas como el dinero, salud y amor y que hoy está implantado en su mente subconsciente. Es decir, son las propias barreras de pensamiento las que nos impiden alcanzar lo que queremos. Y hoy es el momento de deshacerse de ellas.

Renovar los pensamientos en cuatro pasos

  1. Descubra cuáles son sus creencias limitantes. Haga memoria. Regrese a sus años de infancia y recuerde cuáles eran aquellas frases que se repetían una y otra vez en el seno de la familia. Elabore una lista con ellas y empiece a alejarlas de sus pensamientos. Debe ser un trabajo consciente, racional. Nunca más permita que lo invadan sentencias como “ya estoy viejo para intentarlo” o la típica “la plata no crece en los árboles”.
  2. Sea consciente de las decisiones que toma y establezca con claridad si estas lo acercan o lo alejan de sus objetivos. Muchos caminan del lado opuesto de la meta que se han trazado. El secreto está en alinearse con aquello que se pretende alcanzar.
  3. Agradezca y bendiga todo lo que ya tiene. Que esa se convierta en una práctica continua, de ser posible de más de una vez al día. Esto no solo debe aplicarse a lo positivo, pues toda situación, no importa lo adversa que parezca, trae consigo una oportunidad que espera ser utilizada para nuestro bien.
  4. Manténgase positivo, trate siempre de aprender y crecer con cada situación que enfrente, por muy difícil que esta parezca. La angustia y la desesperación solo ponen una venda en los ojos e impiden seguir avanzando.

Holística
Reemplace las viejas frases derrotistas por nuevos modelos mentales.pixabay
Comunicación de pareja

Menos peleas de pareja, más comunicación asertiva

Leer más

Frases para olvidar

Cinco minutos en la mañana y cinco minutos en la noche pueden ser suficientes para reemplazar las viejas frases derrotistas por nuevos modelos mentales. Si lo considera necesario, puede escribirlos y repetirlos. Aquí algunos ejemplos de cómo transformar las ideas negativas en positivas: 

NO: No soy lo suficientemente inteligente para alcanzar mis objetivos.

SÍ: Soy inteligente y con trabajo y disciplina puedo lograr mis objetivos.

NO: No se puede confiar en nadie.

SÍ: Estoy rodeado de mucha gente buena en la que puedo confiar.

NO: Hay gente con suerte y otra que no.

SÍ: Yo creo mi propia realidad.

NO: No hay plata.

SÍ: Hay dinero más que suficiente para todos.

NO: Estoy ‘chiro’.

SÍ: Soy próspero, abundante y feliz.

NO: El amor no es lo mío.

SÍ: Elijo ser feliz y vivir con amor.

NO: Soy incapaz de lograrlo.

SÍ: Soy merecedor de tener abundancia y prosperidad en mi vida.

NO: No tengo voluntad para cuidarme y hacer dieta.

SÍ: Tengo la capacidad de estar sano y en mi peso ideal.