Connie Jiménez: "ni la juventud ni el género son limitantes"

  Buenavida

Connie Jiménez: "ni la juventud ni el género son limitantes"

La asambleísta alterna conversa con SEMANA sobre su conexión con el agro, su transición de Miss Ecuador a la política y otros temas.

Connie JIménez
Connie Jiménez, ex Miss Ecuador, dialoga con Semana sobre sus diversas facetas.GRANASA

Acordar una cita con Connie Jiménez parecía una tarea difícil. Su cotidianidad transcurre entre Quito, Guayaquil y Ventanas, con trabajos en la Asamblea Nacional, proyectos en zonas rurales, y reuniones con las mujeres que se agrupan en su fundación.

En ese ritmo 24/7, logramos coordinar el diálogo con revista SEMANA para abordar cómo es puertas adentro. Aunque muchas de las cosas de su currículum ya las repitió una y otra vez, no es parte de una lista memorizada para sus entrevistas, sino el resultado de esfuerzos.

Con 26 años, ha forjado no solo madurez, sino experiencia en diferentes áreas. Desde el agro hasta lo político e incluso en Miss Ecuador. Un recorrido variado e intenso que le ha permitido aportar con su grano de arena para que las demás jóvenes avancen en lo que quieran ser.

Su conexión con el agro

Dicen que lo que se hereda no se hurta, y eso Connie lo supo desde muy chica. Su historia personal está marcada por el ejemplo de su abuelo y su padre en el trabajo con sembríos. De ahí que el agro fue para ella una especie de destino inevitable.

Nacida en Ventanas, se crio recorriendo los terrenos de maíz de la familia. Y para educarse, comenta que pasaba viajando entre su lugar natal y otras ciudades. “Estudié en una escuela militar y fue allí donde empezó mi disciplina”. En la secundaria apuntó a otros lares. “Me levantaba temprano para trasladarme hasta Babahoyo. Y los fines de semana viajaba a Guayaquil para aprender inglés”.

A los 16 años Connie ya se había graduado del colegio y decidió darle un valor agregado a su pasión agrícola. Se mudó a Honduras y empezó sus estudios en la Universidad de Zamorano, líder en América Latina para las ciencias agronómicas y ambientales. “Era una de las menores de la promoción, pero eso no fue impedimento. Allí, de hecho, vi la igualdad. Hombres y mujeres agarrábamos machete. Si sangraba me colocaba un pañuelo y seguía. Esos aprendizajes los asimilo con la vida hoy en día”, asegura.

Foto de Sistema Granas (8582182)
Desde pequeña, Connie estuvo fuertemente vinculada con el campo.GRANASA

Cuatro años después regresó al país, a cumplir otra meta que se había trazado desde pequeña: participar en el Miss Ecuador. “Mis padres siempre decían: ‘Estudia, saca las mejores notas y después veremos’”. Y así fue. Se propuso ser la mejor y pudo entrar a competir.

“Yo venía de un mundo mayoritariamente masculino, y entraba a uno donde importaba el vestido, el color de uñas… Había la percepción de que una reina tenía que solo portar belleza. Y yo quería mostrar algo distinto. Incluso mi proyecto lo enfoqué en la mujer rural, para hacer escuelas de campo y que ellas puedan tener producción para emprender”.

Su desenvolvimiento impactó y logró la ansiada corona en el 2016. Hoy, años después, sigue ayudando no solo en el ámbito agrícola, sino desde lo social, gracias a la Fundación Creciendo, que fue tomando forma desde los tiempos de pandemia.

De Miss a la política

Que la vivencia personal sirva a las demás. Eso es lo que busca Connie: que a más jóvenes les pase lo que le ocurrió a ella.

En 2017 logró formar parte del Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones del Ecuador, en las coordinaciones de exportación e inversión agrícola. “Era el primer trabajo donde me tocaba escuchar: ‘La ex Miss Ecuador está trabajando acá’. Entonces tenía que romper con prejuicios por ser joven, tenía 22 años, mujer y ex reina de belleza. Sin embargo, he aprendido a demostrar con resultados”, dice, pues trabajó hombro a hombro con varones.

Así, con humildad, siguió avanzando. Su siguiente meta fue convertirse en la primera candidata joven a la Alcaldía de Ventanas. “Ahí la lucha era contra la idea de que la juventud no estaba con capacidad de asumir grandes retos”, menciona.

Aunque no alcanzó los votos necesarios, siguió aportando a los demás y volteó su mirada a lo internacional. Se desempeñó como directora ejecutiva del Proyecto ‘Mujer Internacional’ de la Organización Democrática Mundial (ODM), liderando proyectos de desarrollo de mujeres en la región.

Tiempo después, en 2019, se mudó a Quito para entrar a la Asamblea Nacional, donde laboró en las relaciones internacionales. Y en 2021, en la nueva normalidad, se inscribió en las listas para ser asambleísta alterna.

Foto de Sistema Granas (8582177)
En 2019, Connie se mudó a Quito para entrar a la Asamblea Nacional.GRANASA

Su bandera fue un partido nuevo (Ecuatoriano Unido), caracterizado por jóvenes con experiencia. “Yo creo mucho en la capacitación, eso para mí es un eje que permite liderar, ayudar, guiar. Entonces queríamos dar vuelta a la historia. Y esa fue la lucha. Que elijan candidatos preparados. Con eso reafirmé que ni la juventud ni el género deben ser limitantes”.

Desde entonces su ambiente laboral es la sede del Palacio Legislativo, donde día a día trabaja en proyectos para Los Ríos, sin soltar el tema de la agricultura, cuyas exportaciones han sido golpeadas por la guerra.

Capacitando su corazón

Puertas adentro, se define como “cualquier otra joven”. En los ratos libres arma parrilladas para su familia y se da sus escapadas al cine.

También le dedica tiempo a su parte espiritual. “Sea que esté en Guayaquil, Quito o Ventanas, voy a la iglesia. Allí es donde oro, capacito a mi corazón con la palabra de Dios y recibo mucha fortaleza, sobre todo en momentos difíciles”, precisa. Y es que ella también ha sido víctima de la inseguridad. “Hace poco nos robaron en casa y, entre otras cosas, se llevaron la corona de Miss Ecuador. Sin embargo, uno no debe renegar sino ver lo positivo y el aprendizaje que deja todo esto”.

Así, ya sea que trabaje con botas, zapatos deportivos o tacones, va demostrando que nada la limita.

Personal

  • Tiene 26 años.

  • Máster en Administración de Empresas, con mención en Relaciones Internacionales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores Monterrey.

  • Es ingeniera en Administración de Agronegocios, graduada en la Universidad de Zamorano.

  • Actualmente es asambleísta alterna.

  • Fue Miss Ecuador en 2016.