“No te conozco”, la frase que al decirla puede salvarla de una agresión

  Buenavida

“No te conozco”, la frase que al decirla puede salvarla de una agresión

Estas tres palabras aumentan las probabilidades de recibir ayuda al ser víctima de una agresión o acoso.

shutterstock_1650209767
En el país 6 de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia de géneroShutterstock

Tras la agresión que sufrió una joven en las calles de Guayaquil por un desconocido que la golpeó a plena luz del día ante la indiferencia de los transeúntes, la ciudadanía puso sobre la mesa el tema de por qué no reaccionamos ante actos de acoso y agresión a mujeres.

Por ello, en SEMANA conversamos con los expertos para conocer la razón de esa indolencia, cómo pueden proceder los espectadores ante un acto de violencia y por qué se cree que hay más probabilidades de recibir ayuda tras gritar la frase “No te conozco”.

José Luis Martín, especialista en comunicación no verbal, explica que cuando existe en la calle una situación de acoso o de agresión, en ocasiones las personas dudan si intervenir o no porque desconocen si se trata de una pelea de pareja o dos desconocidos. “El gritar ‘No te conozco’ elimina esa incertidumbre entre los testigos y aumenta las probabilidades de que los demás ayuden”.

En Ecuador, 6 de cada 10 mujeres han vivido algún tipo de violencia de género, y 1 de cada 4 ha experimentado violencia sexual.

En el caso mencionado, la víctima fue acosada sexualmente y golpeada mientras había gente a su alrededor que no intervino.

De acuerdo con Estefanía Paz, psicóloga especialista en violencia de género del Cepam, entre las razones principales por las que los testigos no ayudan en estos casos están el temor a ser agredidos, la pérdida de fe en la justicia, el creer que es una pelea de pareja y minimizar el hecho y sus consecuencias.

“Aunque pegue o mate...”

La normalización de la violencia y la creencia de que “en pelea de marido y mujer nadie se debe meter” ayudan al agresor a evitar el castigo y pueden provocar un fatal desenlace

Está muy arraigada la idea de que los problemas de pareja son de ámbito privado, cuando realmente (las agresiones) son un delito, y al ser un delito involucran a la sociedad y al público en general

Estefanía Paz, psicóloga especialista en violencia de género del CEPAM

“No se piensa que las consecuencias de una pelea que vemos en la calle pueden terminar en muerte. Más bien se cuestiona qué habrá hecho esa chica, enfocando la responsabilidad en ella y no en el agresor”, agrega.

Samuel Medrano, psicólogo clínico, coincide con sus colegas en que las personas se abstienen de ayudar debido a la crítica que puede existir por parte de los demás y por el temor de salir perjudicados o involucrados.

No hacer nada al respecto es complicidad.
Si presencia violencia, denuncie.

¿Qué hacer si es testigo?

Si ve que alguna mujer está siendo maltratada (física o verbalmente) por alguien, tenga en cuenta lo siguiente:

  • No intente identificar si el agresor es un conocido o no para la víctima. La agresión es inaceptable venga de donde venga.

  • No reste importancia a la gravedad de la situación.

  • Llame al ECU-911 o a la autoridad más cercana.

  • Si cree que acercarse puede ser peligroso haga ruido y avise a más personas o registre el hecho como evidencia.