Cómo cuidar su primera planta

  Buenavida

Cómo cuidar su primera planta

Guía para principiantes que deseen decorar su hogar con ellas sin matarlas en el intento.

Primera planta
Tener plantas en el hogar tiene muchos beneficios.Shutterstock

Sus diversos tamaños, formas y colores embellecen y dan vitalidad a todos los espacios en los que se encuentran, por esta razón, las plantas son las preferidas de muchos al momento de decorar sus viviendas. Pero, ¿qué sucede si tras varios intentos no consigue mantenerlas vivas?

Tener un “pedacito” de la naturaleza en nuestra casa representa un grado de responsabilidad. Y a veces olvidamos que, más que objetos ornamentales, estamos frente a seres vivos que necesitan cuidados y que pueden morir si no se los otorgamos.

Al iniciarse en el cautivante mundo de la jardinería puede cometer errores de novatos que frustren su ilusión y deseo. La cantidad de agua, la exposición solar y el abono son temas que causarán gran preocupación cuando decida adquirir una especie para su hogar.

Primeros pasos

La visita al vivero será el punto de partida para conocer lo necesario sobre la especie que elegirá. María Fernanda Calderón, docente de la facultad de Ciencias de la Vida de la Espol, comparte algunos consejos con los primeros pasos que se deben seguir al llegar a casa:

  • Ubicación: Colóquela cerca de las ventanas, de esta manera recibirá la cantidad de luz apropiada. Evite que esté próxima a aires acondicionados o calefactores que puedan resecarla.

  • Trasplante: Replantar en un macetero más grande que el original. Realice el mismo procedimiento en un intervalo de 2 años. Evite hacerlo en período de florecimiento.

  • Riego: Verifique que el nuevo macetero tenga los orificios para el drenaje. Riegue la tierra de 1 a 2 veces a la semana, observando previamente si esta luce húmeda o seca.

  • Poda: Retire las hojas secas mediante el corte respectivo, esto permitirá que nazcan nuevas.

  • Alimento: Si desea ver hojas más verdes revise que el un fertilizante esté compuesto por nitrógeno; mientras que, si su objetivo es el florecimiento debe, además del nitrógeno, tener fósforo y potasio.

Fácil:

Si hasta este punto aún siente temor de dar el siguiente paso, le compartimos un listado con las más resistentes y fáciles de cultivar:

  • Potos

  • Cactus

  • Ficus

  • Lengua de suegra

  • Árbol de la felicidad

¿Mala mano?

En floricultura, es frecuente escuchar que hay personas que, aunque se empeñen en que sus plantas luzcan maravillosas, estas mueren al poco tiempo, atribuyendo el fatal resultado a tener “mala mano”.

La mala mano es un mito. Si lo que anhelamos es poseer un hermoso jardín interior, el secreto siempre será el tiempo y dedicación.

Genghis Artieda, ingeniero agrónomo.