Daniele Gagliotta: "La pizza es mi Ferrari"

  Buenavida

Daniele Gagliotta: "La pizza es mi Ferrari"

Recorre el mundo impartiendo sus conocimientos culinarios. Ha cocinado para muchas celebridades. Empezó ganando $ 2.400 al año y ahora $ 150.000.

Daniele Gagliotta, chef italiano
El experto en pizzas estuvo en Guayaquil para dictar clases magistrales de cocina italiana.Cortesía

Él es todo un experto en cocina italiana. Su estrella es la pizza. Ganó el campeonato mundial de pizza, en Las Vegas, categoría no tradicional (2021), entre más de 200 competidores. Viaja por el mundo ofreciendo asesoría y también cocinando en privado para los famosos.

A sus 30 años se muestra feliz y agradecido con Dios por haber conocido a personas tan nobles como Geppi Marotta (empresario), Paolo Aruta y Genaro Buonomo quienes lo encaminaron en el negocio de la cocina, y del cual obtiene excelentes réditos, ya que su experticia se paga a buen precio. Empezó ganando $ 2.400 dólares  al año,  y ahora más de  $ 150 mil, ingresos que le permiten adquirir bienes y vivir con comodidades en Miami junto a su esposa Victoria y sus dos hijas.

Estuvo en Guayaquil para dar clases magistrales de cocina italiana y, sobre todo, pizza, el producto de mayor demanda en el mundo. Un conocido restaurante de la ciudad le pidió que les hiciera el menú completo, otro que entrene a su personal, y también cocinó para algunas familias de la localidad.

Para conseguir las metas siempre debes creer en ti.  Mi vida cambió porque di lo mejor de mí en el trabajo".

Sus exquisitas y originales preparaciones las han degustado famosos de la talla de Luis Fonsi, Rafael Nadal, Joe Weir (actor y modelo), Felipe Peláez, el chef del restaurante Monalisa en Los Cabos, y estrella Michelin. Estuvo en la mansión de Dolce&Gabbana, y de Alejandro Fernández en Guadalajara, y hace poco saludó con el pastelero y repostero Buddy Valastro, famoso por Cake Boss, personajes que se han dado el gusto de saborear la sazón de Daniele, quien pone también su corazón en cada plato, razones por las cuales su trabajo goza de admiración.

Cocinar le cambió la vida a este simpatiquísimo hombre que no para de hablar ni de sonreír. Ha triunfado en un mercado muy competitivo gracias a su alto sentido de responsabilidad y eficiencia, donde se autocataloga como un ‘adicto’ al trabajo, porque puede pasar horas sin dormir ni comer por cumplir con los requerimientos de sus clientes. Aquí su historia de vida.

El empresario italiano junto a algunas celebridades
En compañía de algunas de las celebridades que han probado sus exquisitos y creativos platos.Miguel Rodríguez

Sus inicios

A los 14 años, mientras estudiaba la secundaria en su natal Nápoles, el empresario Geppi Marotta, propietario de la Fratelli La Búfala (con restaurantes en Roma, Nápoles, Milán, Génova, enecia, Miami, Ciudad de México, Londres, Dubái y Barcelona, entre otras ciudades) y vecino del barrio, le dio trabajo y también hizo que estudiara en Multicenter School.

Se enamoró muy pronto de la cocina e hizo todo lo que pudo por conocerla. “Aprovechaba cada minuto del día y de la noche para capacitarme, pasaba horas y horas estudiando, leyendo libros, visitando páginas de internet”. Y de la teoría pasaba a la práctica gracias a que uno de sus maestros solía llevarlo a los eventos.

La gran oportunidad

Increíblemente, a los 17 años empezó a viajar con el equipo para abrir nuevas franquicias, desempeñándose como ayudante del chef, por lo que aprendía de primera mano. A los 19 tuvo que enfrentar el desafío de liderar la apertura de un nuevo local en la isla de Malta. “Tuve que elaborar el menú. Sentí miedo, pero confié y me apoyé en mis ayudantes. Hasta el día de hoy, los dueños de ese restaurante son mis amigos”.

El joven aprendiz se convirtió muy pronto en un maestro de la cocina italiana. Se especializó en pasta, postres, repostería y panadería. Perseverante y tenaz, supo lidiar con la fama a temprana edad sin dejar que el ego lo elevara, por el contrario, con los pies firmes sobre la tierra y con admirable madurez supo asumir su rol. Los contratos empezaron a llover y él a demostrar su talento y capacidades.

Al parecer, su determinación y amor por el trabajo lo heredó de su padre policía y de su madre, que laboraba en las fábricas de la compañía de Louis Vuitton y que antes lo hizo con Salvador Ferragamo, quienes supieron inculcar en su hijo valores que él supo aplicar con acierto en su vida.

Conocer a personas importantes que confiaran en su talento fue de gran ayuda, eso definió su pasión por los fogones y también el amor por el trabajo, los negocios y viajar.

Asesoría de primera

Sus clases magistrales son prácticas, con la ayuda de grandes pantallas, enseña el proceso de cómo hacer la masa, estirar la pizza..., entre las más solicitadas están la napolitana, la siciliana o la romana y la centella.

“Le transmito a la gente el cariño por la profesión. Ni grito ni reclamo, quienes me enseñaron eran muy enojones y por eso me prometí ser diferente. Quiero darlo todo, para que ellos se inspiren en mí”.

Imparable

Le encanta ver películas de Netflix, leer libros de cocina e ir al supermercado, donde se toma su tiempo en las perchas de alimentos, ávido por conocer qué hay de nuevo. Aspira a tener su propia línea de uniformes para cocineros, abrir un restaurante en Ecuador, escribir un libro sobre pizzas, y organizar eventos donde las mujeres cocineras se integren. “Ellas hacen falta en este mercado. Me gustaría armar una clase con la ecuatoriana Ana Vera, finalista de MasterChef 2021”.

Ambicioso, competitivo y romántico, es de esos amantes a la antigua que aún regala flores, chocolate y que demuestra su vena poética de forma inusual. “A los pocos días de la llegada de su bebé, subió hasta el Time Square de Nueva York con un cartel que decía: ‘Victoria (su esposa), te amo, eres el amor de mi vida’”.

Hoy, Daniele, el amoroso y consentidor padre de dos niñas, aspira seguir transmitiendo sus conocimientos por el mundo con la misma vehemencia y alegría del primer día.

Personal

  • Es el embajador de marcas como Pizza University, molino Caputti.

  • Hobbie: Las motos acuáticas y el tenis, gracias a que cocinó para el campeón mundial Rafael Nadal.

  •  De Ecuador. Le fascina el cangrejo y sobre todo el camarón por su tamaño y bajo precio. Con nuestros productos elaboró una crema de zapallo picante con mozarella, salmón amarinado, y alcaparra frita con gotitas de caviar.

DATOS

  • En 2021. Se coronó en Las Vegas como el campeón mundial de las pizzas. Con una hecha de caviar, burrata, tomate cherry. Este año (2022) volvió a participar y quedó en el quinto lugar.

  • 89 colaboraciones para apertura de locales en el mundo y 11 locales en México, la mayoría de pizza.

  • 300 clases dictadas es el promedio que ha ofrecido asesorando a más de 128 restaurantes.