Decir basta a la violencia de género compete a todos

  Buenavida

Decir basta a la violencia de género compete a todos

A las víctimas les duele más cuando no encuentran ayuda. Conozca de qué formas puede contribuir a erradicar este problema social.

Una mujer violentada debe denunciar, no callar
Para erradicar la violencia contra la mujer hay que educar al hombreShutterstock

Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión, dice el conocido refrán. La víctima está ahí, mirando esa puerta con ganas de volar, pero a su vez siente la incertidumbre de no saber si tras cruzarla encontrará la libertad o será perseguida por su agresor.

Hablar de esa situación que viven aquellas mujeres que son víctimas de violencia de género nunca es fácil. Ni para ellas mismas.

Este hecho no mira estratos, sobre todo aquellos que son a nivel intrafamiliar. En algunos casos, hay mujeres que solas han podido poner fin al maltrato desde los juzgados. Pero otras se quedan en el círculo vicioso del agresor. Es ahí cuando la lucha no debe ser solo de ellas, sino de todos.

Este 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Agresión

La psicóloga clínica Mileysha Castillo, quien está involucrada en activismos para erradicar la violencia de género, explica que hay señales que indican si una amiga o familiar está sufriendo agresión. Y al detectarlas, estas ofrecen la posibilidad de ayudarla para que pueda salir de esa situación.

“La violencia es un círculo que comienza a nivel psicológico, y es importante que el entorno detecte estos indicios, ya sea en un enamoramiento o matrimonio. Por ejemplo, los celos, el control excesivo de horarios, el aislamiento hacia la familia y los amigos, la humillación, ridiculización, los gritos e insultos. En esta primera etapa, la víctima ya se muestra con ansiedad, temor, se la pasa diciendo excusas para evitar verse con su círculo íntimo e incluso se vuelve introvertida. La siguiente fase es cuando inicia la agresión física, y eso conlleva a que la mujer sufra depresión y haga comentarios sobre el suicidio. Suele pasar que después de eso, el agresor pide perdón con la promesa de que nunca más se repetirá. Pero este ciclo volverá a comenzar. Y el grupo cercano a esa mujer debe actuar”, explica.

Ahí viene la empatía, es decir que el hecho de que usted no esté pasando por una situación violenta, no significa que deba ser indiferente a su alrededor. Al contrario, al detectar estas señales, desde su lugar puede hacer mucho y contribuir a erradicarla.

Es por ello que al estar próximos a conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), enumeramos las diversas formas en que todos podemos ayudar a las víctimas. Ellas deben saber que no están solas.

Formas de contribuir

La psicóloga Mileysha Castillo sugiere estas siete recomendaciones que pueden practicar las personas más cercanas a la mujer que sufre violencia.

1. Brinde confianza. Hay casos en los que por temor la víctima no puede hablar de la situación que está viviendo y hay que buscar la manera de conversar con ella sobre el tema para ofrecer ayuda. Aquellas que se atreven a desahogarse, buscan a una persona en quien apoyarse, que las mire y escuche de forma atenta. El simple hecho de decirle “Yo te creo” ya la reconforta.

  • 2. No minimice ni culpe. Tras el dolor que le provoca la pareja, no se puede culpar a la mujer por lo que le está pasando. “Tú lo provocaste”, “Es tu culpa por enamorarte de él”, o “No lo denuncies, ya cambiará”. Ninguna de esas frases la ayuda. Si uno está dialogando con ellas, no puede justificar al agresor ni minimizar la situación que está viviendo.

  • 3. Actúe. Es importante ayudarla a buscar asesoría legal. Actualmente hay movimientos activistas que ofrecen asistencia gratuita para denunciar al agresor. Hay que tener presente que él buscará la forma de reconciliarse con cualquier excusa, para intentar convencerla de no denunciarlo. Es fundamental, entonces, el apoyo del círculo íntimo para que la mujer no caiga en su red de mentiras y manipulación.

  • 4. Ayude a sanar. En muchos casos, las más vulnerables a ser víctimas de violencia de género tienen un antecedente familiar, y es necesario sanar esos hechos que estuvieron presentes en su infancia o adolescencia. Por ello, para no repetir patrones y no volver a caer en una relación tóxica, incentívela a acudir a terapia psicológica con el propósito de que sane emocionalmente. Esto la ayudará al momento de querer iniciar otra relación sentimental y también a educar hijos en un entorno sano.

  • 5. Dé ejemplo a la nueva generación. Es importante que desde el hogar, los padres enseñen que la violencia no se justifica bajo ninguna circunstancia. Si todos colaboran se puede construir una sociedad con valores.

  • 6. No normalice la violencia. Esta es una de las contribuciones más importantes. Hay que entender que lo normal es vivir en un ambiente sano. Por eso, cada día es necesario examinar los comportamientos que se dan en el entorno más cercano.

  • 7. Desde el Estado. Debe estar presente con políticas públicas y capacitación permanente en cuestiones de género, tanto en escuelas, colegios, entornos laborales o sectores vulnerables.

¿Dónde acudir?

Si es víctima de violencia o quiere ayudar a una mujer que está en esa situación, hay centros a los que puede acudir y encontrar apoyo.

  • La Unidad de Atención en Peritaje Integral (UAPI) de la Fiscalía General del Estado

  • Cepam

  • Muvalmu

  • Amiga Ya No Estás Sola

Señal de alerta, memorícela

A través de la red social TikTok se ha popularizado una señal para que las víctimas de violencia alerten a las personas que puedan estar presentes. El gesto se hace en tres tiempos: la mujer levanta la mano con la palma hacia afuera, luego cierra el pulgar y finalmente cierra los dedos encapsulando el pulgar. En días pasados esta señal ayudó a una adolescente de Carolina del Norte (Estados Unidos) a librarse de un secuestro.

Señal que alerta se está siendo víctima de maltrato
Aprenda esta señal y hágala cuando necesite auxilio.Cortesía