La galería virtual acoge su arte

  Buenavida

La galería virtual acoge su arte

La guayaquileña Lucía Perrone experimenta lo que implica exponer de una manera diferente y cuenta cómo ha sido el contacto con el público

Arte
A Lucía Perrone le seduce plasmar la naturaleza.Cortesía

Lucía Perrone recuerda con nostalgia ese contacto cercano que le permitían las exposiciones individuales y colectivas tanto dentro como fuera del país. La pandemia la ha alejado por el momento de esa opción, pero en cambio le ha dejado otra que acaba de explorar y que le ha permitido vivir nuevas experiencias.

A través de la Galería Virtual del Teatro Centro de Arte, esta artista guayaquileña muestra sus ‘Memorias al vuelo’, en un acercamiento distinto con el público.

Sus obras esta vez se hallan expuestas en la página web del teatro, que además ha ido mostrando en las redes sociales cada una de las creaciones. Las opiniones sobre sus obras y ese contacto llegan ahora a través de Instagram, Facebook y WhatsApp. Y las propuestas de compras se gestionan también a través del celular del centro cultural.

Artista

“Hay varios proyectos de arte que haré en Guayaquil”

Leer más

Recuerda que cuando se le presentó la propuesta de realizar una exposición virtual, no lo dudó. “Me pareció una excelente opción para compartir con las demás personas y transmitir lo que estaba sintiendo”, cuenta.

Y es que aunque no puede verse frente a frente con su público, sí hay ese contacto aunque sea virtual y lo que más la seduce es que sus trabajos pueden conocerlo en otras partes. “Hay personas de otros países que me han escrito a mis redes porque han visto la muestra”, indica sobre esta experiencia.

En su más reciente producción artística, Lucía Perrone plasma en el lienzo las vivencias y recuerdos de sus viajes, el contacto con la naturaleza, la observación de aves y el recuerdo imperecedero de momentos vividos.

Parte de estos trabajos no habían sido expuestos antes y otros surgieron a partir de la pandemia, con el deseo de que pronto se retome la normalidad para volver a disfrutar del público en vivo, aunque no descarta volver a experimentar una exposición virtual.