Los hogares temporales, un apoyo para los rescatistas

  Buenavida

Los hogares temporales, un apoyo para los rescatistas

Hay personas que ofrecen sus casas como sitios transitorios de acogid.a Cuidan del animal, al tiempo que la fundación proporciona comida y atención

Perro
Los perros son atendidos en hogares temporales por el tiempo acordado con las fundaciones.Cortesía

Cuando en el Refugio PANA, la cantidad de animales rescatados copa su capacidad de acogida, los voluntarios van en busca de apoyo. Los hogares temporales se convierten entonces en esos aliados que permiten dar una nueva oportunidad a perros y gatos de la calle.

Allí los animales estarán solo de paso. Al menos esa es la idea, aunque hay quienes terminan por acogerlos de manera definitiva. Casos así emocionan a la fundación animalista, pero reconocen que al adoptar a un rescatado, estas familias ya dejan de ser sitios transitorios de acogida.

Conseguir estos hogares voluntarios no resulta sencillo.

“Cuando alguien escribe para ser hogar temporal, nos alegramos porque no es algo que ocurre a menudo. Es difícil que un ciudadano que no rescata animales quiera colaborar de esta manera”, cuenta Katiuska Delgado, quien está a cargo de este refugio guayaquileño.

Ceniza

Joyas para conservar las cenizas de las mascotas

Leer más

Generalmente quienes se deciden a colaborar son personas que se han conmovido al ver en las redes sociales los casos. Hay otros que perdieron tiempo atrás a su mascota y que aún no se deciden a adoptar una, pero que desean ayudar, dice.

En estos casos, la fundación realiza un análisis profundo antes de entregar al animal. Prefieren que en esa casa no haya otros animales o, si los hay, que el que llega pueda estar aislado de ellos al menos hasta que esté más recuperado y pueda socializar.

Una vez que se verifique que el rescatado estará en un sitio seguro, ambas partes deberán firmar un acta de compromiso. El hogar temporal se encargará de cuidar del animal, mientras que la fundación tendrá que proporcionar la comida para el perro o gato y estar atenta a su situación de salud. Un voluntario del grupo animalista será quien lo acompañe a sus citas con el veterinario y lo lleve de regreso al hogar temporal. Irá en ayuda sin importar la hora.

Gabriela Alvear, voluntaria de la fundación Amigos con Cola, también destaca el papel de estos hogares. “Los temporales ayudan a que se abra un nuevo espacio para rescatar a otro animalito; realmente son vitales”, resalta. Además, contribuyen muchas veces con atención específica para ese animalito, que puede necesitar seguir un tratamiento o ganar confianza, para dejar así los malos momentos que ha pasado en las calles.

Lo que preocupa a algunas fundaciones guayaquileñas es que han surgido también supuestos sitios de tránsito que no buscan ayuda, sino que persiguen una retribución económica. Aceptan tener al rescatado por un pago diario. Además, no acogen a un solo animal, sino a varios en hacinamiento sin importar si tienen enfermedades contagiosas. Por eso, agradecen cuando aparece algún hogar que realmente quiere ayudar.

Mascotas

Chocolate y huevos pueden intoxicar a perros y a gatos

Leer más

  • Los casos

Hay quienes acogen a los rescatados solo por un máximo de 30 días, otros hasta por tres o cinco meses y están quienes los cuidan hasta que el animal sea entregado en adopción.