Ser el mejor papá, tarea difícil, pero no imposible

  Buenavida

Ser el mejor papá, tarea difícil, pero no imposible

Conozca todos los trucos y consejos que lo ayudarán a ejercer una paternidad 10/10.

Ser mejor papá
La construcción de la relación entre papá e hijo es de día a día.Shutterstock

Dicen que se empieza a ser padre desde el momento en que se piensa en tener hijos. La preparación, el interés y el tiempo que el progenitor dedique al cuidado y la educación de los niños pueden convertirlo en un héroe o villano para sus pequeños.

Por ello, en la revista SEMANA abordamos la importancia del rol masculino en la crianza de los hijos y le damos recomendaciones para ejercer una paternidad responsable.

De acuerdo con la Unesco, quienes tienen una figura paterna que se involucre y comprometa en su desarrollo tendrán mejor estabilidad emocional cuando sean adultos. El cariño de papá puede mejorar la autoestima, el desempeño escolar, las habilidades sociales y prepararlos para enfrentar de manera más efectiva las adversidades.

El artículo 18 de la Convención sobre los Derechos del Niño establece que: “...ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo”.

Creando un vínculo

La construcción de la relación entre papá e hijo es de día a día. Para la psicóloga Susana Osorno, “esta constancia es necesaria porque las personas somos dinámicas y tanto padres como hijos vamos evolucionando con el tiempo”.

Al iniciar la creación de este lazo afectivo, la especialista aconseja que se debe recordar a los hijos que llegaron a este mundo por amor, que son queridos y que siempre se buscará lo mejor para ellos. “Nunca se debe decirle al niño: no sé por qué naciste o no sé por qué te tuve”, acotó Osorno.

Adicionalmente, la realización de actividades en conjunto, según la psicóloga Melissa Abad, es una de las mejores alternativas para crear nexos familiares. 

Andar en bicicleta, escuchar música juntos, hacer manualidades, ver fotos antiguas, entre otras, son varias de las opciones que se pueden ejecutar

Melissa Abad, psicóloga.

Póngalo en práctica

A continuación compartimos algunas sugerencias realizadas por los expertos para sacar un 10 en la tarea de ser papá:

  • Corríjalo sin gritarle

Hay ocasiones en que los niños tienen mal comportamiento, lo que puede provocar molestias en los padres. Lo peor que se debe hacer en estos casos es gritarles, ya que elevar la voz es humillante y doloroso. Intente siempre hablarles de la mejor manera, y solo si no hacen caso, puede aplicarles sanciones.

Para Abad, ser demasiado permisivos tampoco es bueno. “Ellos deben saber que hay normas que seguir, sino establecemos eso y dejamos las riendas sueltas pueden desarrollar trastornos de conducta desafiantes”.

  •  Nunca los compare

Jamás compare a su hijo o hija con otro niño. De esta manera, lo único que conseguirá es que él piense que no es lo suficientemente bueno o querido, perjudicando su relación. Además, esos comentarios podrían generar comportamientos negativos hacia el otro menor.

  • Déjelos que se caigan

Todos los padres quieren proteger a sus hijos, pero intentar salvarlos de cometer errores les impedirá crecer y serán incapaces de tomar sus propias decisiones. Por ello, es importante que, si se caen, déjelos levantarse por sí mismos.

  • Elogie sus logros

Cuando haya hecho algo bien o cumpla con sus objetivos, es vital que el acontecimiento sea celebrado. Si al obtener buenas calificaciones o ser el mejor deportista recibe de su padre una felicitación sincera su esfuerzo se verá reforzado. Este consejo es de gran utilidad para ser un buen padre y potenciar el aprendizaje de los pequeños.

  • Demuéstreles cariño

El abrazo, los besos y el preguntarle cómo está provocará que se sientan aceptados y queridos. Las muestras de afecto directas les ayudarán a mostrar afecto a los demás sin que esa expresión les resulte inadecuada o vergonzosa.

Según las especialistas, las expresiones físicas mejoran bastante la calidad del vínculo y validan sus emociones, “lo que más se graba en un niño es justamente la parte emocional”.

Divorcio y coparentalidad

Y ¿qué sucede si usted no vive con sus hijos o el tiempo de compartir con ellos es más limitado? Tras la separación de los padres, la crianza puede ser desafiante. Debido a esto los expertos recomiendan:

  • Compartir con la madre los dilemas, dudas, dificultades y alegrías que vaya teniendo con su hijo.

  • Coordine en conjunto la organización respecto al cuidado del niño.

  • Procure que su tiempo con él/ella sea de calidad y exclusivo.

Los enemigos de la paternidad

En este difícil camino hacia ser mejores padres, podemos encontrarnos con algunos obstáculos que debemos aprender a superar:

  • El estrés.

  • Ser un papá trabajólico.

  • Los conflictos familiares entre la pareja.

  • El machismo de creer que su papel es solo de “ayudante”.

  • La adicción a la TV, la computadora, el teléfono celular, etc.