Buenavida

Tumores cerebrales, un mal silencioso

La ciencia trabaja en su detección temprana y tratamiento. El 8 de junio es el día dedicado a crear conciencia sobre este mal

Tumores
En Ecuador, los métodos para el diagnóstico y tratamiento avanzan al ritmo internacional.Cortesía

En el mundo se detectan cada año 300.000 nuevos casos de tumores cerebrales, que ocupan el lugar 19 de todas las neoplasias y el décimo entre las más letales. Esas estadísticas mantienen a los médicos y científicos trabajando en nuevas formas de detección temprana y en su tratamiento.

En Ecuador también se avanza en esa línea. El año pasado se diagnosticaron 580 casos de tumores del sistema nervioso central, según estadísticas de Globocan. Entre la lista de tipos de cáncer más comunes ocupó el puesto 14 y, en el número de muertes, el 11.

Ante esta realidad, los centros dedicados al tratamiento de estas dolencias lanzan campañas informativas, tomando como referencia que el 8 de junio se conmemora el Día Internacional de los Tumores Cerebrales, una fecha instituida el 2000, en Alemania, con el objetivo de informar y concienciar a la población sobre estos casos, y la realidad y necesidades de los afectados y sus familiares.

La Sociedad Española de Oncología Médica cuenta también en su portal con información clave sobre el tema, indicando que este tipo de tumores manifiesta la presencia de una “masa” que crece dentro del cerebro. Hay quienes padecen los que se conocen como primarios, que se originan en el propio cerebro. Los secundarios, en cambio, aparecen en otra parte del organismo, como por ejemplo, el pulmón o la mama, y en algún momento de su evolución se extienden al cerebro.

Prueba de sangre

Instituto Curie: En 5 años se detectarán tumores con un análisis de sangre

Leer más

La ciencia ha avanzado en los procedimientos de detección. Lo complicado es que los tumores cerebrales suelen ir acompañados de muy pocos síntomas y estos se disfrazan comúnmente como dolencias cotidianas, como dolores de cabeza y agotamiento. En otros, hay una ligera pérdida de la audición o de la visión, esterilidad o alteraciones hormonales. En esos casos, una tomografía computarizada y sobre todo con la resonancia magnética simple y con gadolinio permitirán confirmar el diagnóstico, además de otros procedimientos avanzados. De esta manera podrá valorarse el tumor, su tamaño, localización y proyección, y permitirá entonces planificar el siguiente paso.

Tumores
El tipo de tratamiento que se utiliza depende del tamaño, el tipo y la ubicación del tumor.Cortesía

Con la cirugía se buscará reducir la masa tumoral, tomar tejido para el diagnóstico histológico y definir el tratamiento subsecuente. Puede también realizarse una biopsia estereotáctica con aguja previa al tratamiento definitivo.

Los avances son cada vez mayores. Para la cirugía se utiliza, por ejemplo, microscopio quirúrgico, la neuronavegación, el aspirador ultrasónico, la fluorescencia, entre otros. Además, las nuevas técnicas de anestesia y el control postoperatorio en terapia intensiva permiten mejorar la evolución de la mayoría de los pacientes.

La histología del tumor, la localización y el tamaño del tumor residual, indican la necesidad de recibir tratamiento complementario con quimioterapia, radioterapia fraccionada y Gamma Knife.

Son opciones que van actualizándose y con las que ya cuenta Ecuador, que permiten mayor precisión y más ventajas para el paciente.

Los casos

Los tumores del sistema nervioso central representan el 2 % de todos los tumores en los adultos y hasta un 15 % en el caso de los niños menores de 15 años.

Doctor
El doctor Mario Pinos explica cuáles son las mejores opciones para cada paciente.Cortesía

  • “Es una técnica que conlleva menos riesgos”

La técnica Gamma Knife es una de las más modernas para tratar tumores y otras dolencias cerebrales, asevera el doctor Mario Pinos, neurocirujano y director médico de Gamma Knife Center Ecuador. Explica los avances en esta área y a qué pacientes van dirigidos. Indica, además, que pueden acceder a este procedimiento los afiliados del sector público y quienes tengan seguro privado.

¿Esta técnica se aplica después de una cirugía abierta?

En general sí, pero cuando la lesión es pequeña y está ubicada en la parte profunda o en la base del cerebro -donde la cirugía puede tener más implicaciones de daño- debe tratarse como primera opción. En cambio, si el tumor es grande y superficial, la cirugía abierta es lo mejor y posiblemente los fragmentos que podrían quedar pueden tratarse con Gamma Knife.

¿Cuáles son sus ventajas?

Es una cirugía mínimamente invasiva, ambulatoria, sin los riesgos de la anestesia, sangrado o infección. Es una sola dosis de rayos Gamma de alta energía dirigida a la lesión, con un margen de error menor a 0,3 mm, lo cual permite que el tejido que rodea a la lesión no sufra daño.

¿Cuántas sesiones son y cuál es el siguiente paso?

El tratamiento se hace en una sola sesión, es una dosis alta de radiación diseñado para cada caso y se hacen controles cada seis meses.

¿Es peligrosa la exposición a altas dosis de radiación?

No. La dosis alta de radiación se enfoca con extrema precisión al punto del cerebro que es necesario tratar; la dosis aplicada fuera del blanco quirúrgico es muy baja, así como los riesgos asociados.

Este año tienen previsto adquirir un nuevo equipo, ¿cuáles son sus beneficios?

Incorporaremos el modelo Icon. Permitirá no solo tratar tumores cerebrales, malformaciones arteriovenosas, neuralgia del trigémino o patologías funcionales, sino también tumores grandes, mediante fraccionamiento. La nueva tecnología posee una precisión submilimétrica.