Buenavida

Visibilizar la menstruación, el reto de las empresas

El permiso laboral por menstruación dolorosa ya es ley en otros países. ¿Qué pasa en Ecuador?

Mujer
El Ayuntamiento de Girona, en Cataluña, aprobó el permiso menstrual para sus trabajadoras.shutterstock

Mes a mes, Karen P. (28) siente en el vientre un dolor punzante que le dura varios días. Son cólicos menstruales, con los que ha tenido que lidiar desde que tuvo su primer período, a la edad de 14 años.

Aun así, cuenta que pocas veces ha pedido permiso médico en su lugar de estudio o trabajo. “Yo tengo endometriosis y hay días del período en que me cuesta levantarme. Paso en cama con tres compresas de calor en mi abdomen para calmar los dolores”.

Ella está consciente de que por los tiempos que corren, no se puede ausentar de la oficina. “Tener trabajo en tiempos de pandemia es una bendición. Sin embargo, más adelante me gustaría que las medidas que se dan en otros países en torno al período se extiendan en Ecuador”.

Endometriosis y regla

menstruación toallas sanitarias

"Para algunas personas acceder a las toallas sanitarias es un privilegio"

Leer más

Uno de los trastornos más conocidos, vinculado a los dolores menstruales es la endometriosis. Según el portal de Mayo Clinic, se trata de una enfermedad en la cual el tejido que normalmente recubre el interior del útero (el endometrio) crece fuera de este. Y como síntoma principal, genera dolor intenso, especialmente durante los días del período. Y entre las consecuencias está que es causa de infertilidad.

Sobre la gravedad de la sintomatología, la doctora Fanny Soto, cirujana ginecóloga y con 25 años de trayectoria, explica que “suele acompañarse de depresión, fatiga, retención de líquidos, hinchazón, cambios en el carácter, entre otros. Por eso es importante la valoración y tratamiento oportunos para mejorar la calidad de vida”.

Considera que es de gran ayuda guardar reposo esos días. “Muchas veces me ha tocado emitir certificados médicos. Hay que respetar que ellas necesitan estar recostadas con compresas calientes y tomar analgésicos para aliviar los dolores. Las empresas no pueden minimizar estas patologías”.

Además de este trastorno, Soto dice que existe también el síndrome de tensión premenstrual, que está presente en los años fértiles de la mujer y cuyos síntomas vienen dados por cambios hormonales que podrían interferir en sus actividades cotidianas.

Permisos autorizados

A inicios de mayo, en Cataluña el Ayuntamiento de Girona aprobó el permiso menstrual para sus trabajadoras. Tienen derecho a ausentarse ocho horas al mes en caso de que sientan dolores u otros síntomas. Sin embargo, no entrará en vigencia hasta que sea ratificado por las autoridades municipales, este mes.

Licencias de este tipo ya existen en Asia, China, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Indonesia y Reino Unido. En Occidente solo han surgido debates en Chile y Argentina en torno a este tema. Lamentablemente, a veces, la presión laboral afecta a las mujeres al momento de solicitar esos días. Aquello ocurrió durante los Juegos Olímpicos de 2016, cuando una nadadora china le dijo a una periodista, mientras se doblaba del dolor por los cólicos, que no había rendido lo suficiente porque un día antes había empezado su período. Aunque quedó cuarta en la competencia, al menos alzó su voz. El video tuvo más de un millón de reproducciones en YouTube.

Un camino para Ecuador

A diferencia de otros países de la región, aún en Ecuador no se han puesto a debate proyectos de ley que otorguen licencias laborales por menstruación.

Silvia Buendía, abogada y activista ecuatoriana por los derechos de las mujeres, considera que “desde el punto de vista legal es totalmente viable porque nuestra Constitución acogió el concepto de salud que tiene la OMS, que se basa en el estado de bienestar físico, psíquico y social. Entonces estamos hablando de una salud integral”.

Asimismo, se inclina hacia el lado de que si en algún momento se plantea una ley, sería una manera de romper el tabú y lograr la equidad de género. “Todo lo que nos ayude a visibilizarnos como mujeres, ayuda. Entonces hay que naturalizar la menstruación. Entender que hay ciertas condiciones que provocan que un cólico menstrual lleve a la sala de emergencia de un hospital. Y hay que entenderlo sin minimizarlo, sin que sea objeto de discriminación”, sostiene.

Pubertad precoz

Pubertad precoz: qué es y cuáles son sus consecuencias

Leer más

Ante esto, habrá quienes piensen que una licencia cada mes podría ser un riesgo para que la mujer mantenga su puesto en el trabajo. Pero es ahí que se debe crear conciencia. “Una mujer que menstrúe no puede ser menoscabada en sus derechos laborales, es importante que los empleadores lo entiendan. Eso llevaría a tener empresas mucho más contemporáneas con la época que les toca vivir”.

Así como se otorga el permiso por maternidad, además del hecho de que cada vez más empresas implementan o adaptan sus espacios para el apoyo a la lactancia materna, no se puede invisibilizar la menstruación dolorosa. Es un tema del que hay que hablar.

Debe saber

  • Japón fue el pionero, desde 1947 instauró el permiso de un día al mes . Indonesia se sumó al siguiente año y permitió faltar dos días.
  • Corea del Sur, en 2001, concedió a las trabajadoras también un día de permiso.
  • Taiwán y China lo hicieron en 20014 y 2016 respectivamente. Pero, en este último, es aplicable solo en algunas provincias.