Los DT tricolores son mayoría

  Deportes

Los DT tricolores son mayoría

Seis directores técnicos ecuatorianos dirigirán en la Serie A de la LigaPro, una cifra inédita en la historia de nuestro balompié

Paúl-Vélez-Delfín-entrenador
Paúl Vélez, hoy entrenador del Macará, es uno de los ecuatorianos en la Serie A.Cortesía

El 2022 será histórico. Es la primera vez que seis entrenadores ecuatorianos estarán dirigiendo en la Serie A del balompié ecuatoriano. Nunca antes se había visto eso.

Barcelona-Torque-Libertadores

Barcelona vs. City Torque | Final (8-7): Javier Burrai ataja y Leonai Souza le da el boleto a la Fase 2

Leer más

El tema económico y la idea de dar oportunidad a los ‘criollos’ hacen que esta sea la temporada de los estrategas locales. Y deberán aprovecharlo.

Al último que le fue bien es Juan Carlos León, quien con 9 de Octubre clasificó a Copa Sudamericana y estuvo a un paso de la Libertadores.

Según los registros, para este 2022 serán 10 los estrategas extranjeros, algo que rompe la ‘regla’, pues antes todos los DT eran foráneos, entre argentinos y uruguayos.

Solo dos de ellos han sido campeones en Ecuador: Fabián Bustos (con Delfín y Barcelona) y Renato Paiva (con Independiente). Los 14 restantes buscarán la gloria deportiva.

La lista de técnicos nacidos en Ecuador que dirigirán en LigaPro son: Luis Espinel, de Cumbayá; Pool Gavilánez, de Guayaquil City; Leonardo Vanegas, de Gualaceo; Paúl Vélez, de Macará; Juan Carlos León, de 9 de Octubre y Geovanny Cumbicus, de Mushuc Runa. Todo un récord para el fútbol nacional. De todos ellos, Pool es el que tiene un largo proceso en el City, pues va por su sexta temporada consecutiva.

Mbappe-PSG-Real-madrid

PSG vs. Real Madrid: Mbappé se viste de héroe en una noche en la que Messi iba a ser el villano

Leer más

Entre las lecturas no tan positivas que es posible mencionar es que los dirigentes de los equipos llamados grandes (Barcelona, Emelec, Liga de Quito) no les dan la oportunidad a los técnicos locales para que dirijan sus elencos. Sin embargo, no cuesta nada soñar con que uno de esos clubes, en algún momento, tenga un estratega nacional.

Al fin y al cabo, ser entrenador tiene matices únicos. Al inicio, hasta salen en fotos con la dirigencia; pero cuando los resultados no se dan, son los primeros en irse.