Messi, un año sin brillo en el PSG

  Deportes

Messi, un año sin brillo en el PSG

La ilusión y la locura despertada en la afición del PSG se puso como objetivo inmediato el que 'la Pulga' levantara su quinta Copa de Europa

Messi
El delantero argentino Lionel Messi, durante su comparecencia en el Camp Nou para explicar su versión sobre su marcha del conjunto azulgranaEFE

Durante todo el año 2020 el jugador le había transmitido retiradamente al presidente Josep Maria Bartomeu su intención de dejar el club, al que llegó en septiembre de 2000, y el 25 de agosto de ese año remitió al club un burofax pidiéndole la carta de libertad para firmar por otro club, lo que suponía poner en serios aprietos las maltrechas arcas del club si perdía a su máximo baluarte. Pero esta huida fue abortada el 4 de septiembre al reconocer el jugador que seguiría la siguiente temporada.

psg

Messi, Neymar y Ramos dan la Supercopa al PSG

Leer más

El club venía lastrado en el plano deportivo por una sequía de títulos de dos años, desde la consecución de la Liga de 2018-19. Atrás quedaban 17 temporadas de blaugrana, con los años gloriosos del pleno del 'sextete' de 2009 de Pep Guardiola o los cinco títulos de 2015 con Luis Enrique, ambos con Liga de Campeones. Y en lo personal sus ocho "pichichis" de máximo goleador de la Liga, cinco de ellos consecutivos en sus últimos años, seis veces merecedor del Balón de Oro al mejor jugador mundial.

UN CONTRATO SUPER GALÁCTICO.

Finalmente, el 10 de agosto alcanzó un acuerdo con el París Saint-Germain (PSG) y ese mismo día llegó a la capital francesa con el objetivo de recuperar la senda interrumpida de trofeos, en principio en los dos años y un tercero opcional, en compañía, entre otros, de su antiguo compañero el brasileño Neymar Junior, de Kylian Mbappé y de los exmadridistas Ángel Di Maria, Keylor Navas o Sergio Ramos. 

Una plantilla dirigida por Mauricio Pochettino y regada con la generosidad del talonario del catarí Nasser Al-Khelaifi, que para ese primer año se preveían unas pérdidas de entre 250 y 300 millones de euros y todo gracias al beneplácito de la Liga francesa que aplazaba hasta 2023 las reglas del "fair play" financiero de la UEFA.

La ilusión y la locura despertada en la afición del PSG se puso como objetivo inmediato el que 'la Pulga' levantara su quinta Copa de Europa, mientras se desataba la 'Messimanía' a golpe de camisetas del '30', su nuevo dorsal, y las ventajas servidas por la compra de monedas digitales de los Fan Tokens. Si cumplía los tres años, el jugador se embolsará alrededor de 110 millones de euros netos de salario.

Su debut no se produjo en el Parque de los Príncipes, sino que se desplazó hasta el 29 de agosto en Reims, cuando en el minuto 66 relevó a Neymar. El esperado y temible tridente, con este último y Mbappé, no saltó al terreno hasta el 15 de septiembre y no pasó del empate a un gol del Brujas, en partido de la Champions, pero ninguno de ellos fue el autor del tanto, que salió de la bota de Ander Herrera, a la vez que se pedía más tiempo para que se entendieran.

Su afición pudo verlo por vez primera el 19 de septiembre contra el Olympique Lyon (2-1), noche en la que no brilló como se anhelaba, estrelló un balón en el larguero y fue retirado en los últimos minutos. Diez días después el triplete de la NMM volvió a actuar, aunque sólo con pinceladas y aguando el reencuentro con Guardiola y su City (2-0), en el que Messi se estrenó de cara a puerta. También se puso caro su primer gol en la Ligue 1, que no llegó hasta el 20 de noviembre ante el Nantes.

Una semana después sumó su séptimo Balón de Oro de 'France Football', impulsado por la Copa América que había ganado un mes antes de su despedida del FC Barcelona.

Mientras, en el PSG no acababa de demostrar su valía y hacía desesperar a la afición por su actuación mediocre, en lo económico sí era un filón para el club, atrayendo una decena de patrocinios que aportaron 300 millones de euros en la 2021-22, que permitían amortizar los 80 millones de euros anuales que les cuesta al club.

UN BALANCE DECEPCIONANTE.

En el decepcionante balance deportivo de este primer año en el PSG solo lleva al palmarés el título de la Liga, en la que aventajó en 8 puntos al Rennes, cayó en octavos de la Copa de Francia, trofeo que el equipo se había llegado en seis de las siete últimas ediciones, mientras que en la Liga de Campeones, en la que esperaba relanzar la devaluada imagen ofrecida hasta entonces, naufragó el 9 de marzo de 2022 en octavos de final antes el Real Madrid. La afición no se lo perdonó ni a él ni a Neymar que fueron recibidos con pitidos y abucheos en su regreso al Parque de los Príncipes.

Messi

Messi cumple 35 años, la edad con la que afrontará su quinto Mundial

Leer más

Ha quedado muy lejos de sus estratosféricas cifras goleadoras en Liga española, en las que habitualmente superaba las 30 dianas y tener su récord en 50, con 6 tantos en 26 partidos (0,23 goles por partido) de su primer año parisino, lejos del 'pichichi' galo, su compañero Mbappé, que anotó en 28 ocasiones y un promedio de 0,8 goles por encuentro. La única tarde que salió satisfecho fue el amistoso del 5 de junio en Pamplona contra Letonia, al que hizo los cinco goles de la albiceleste, su primer 'poker' con la selección.

El PSG de cara a la campaña 2022-23 ha empezado a mover fichas; la primera el relevo en el banquillo de Pochettino por Christophe Galtier, después de que se autodescartó Zinedine Zidane, y ha puesto en situación de transferibles a once jugadores, aunque muchos son de difícil colocación por sus elevadas fichas, su edad y el reducido mercado.