Milagro coronó a los cracks del futuro

  Deportes

Milagro coronó a los cracks del futuro

Terminó la primera edición del Torneo Ciudad de Milagro Copa Diario Extra. Doce equipos subieron al podio de campeón

Emelec campeón Milagro
En la categoría Sub-11, el representativo de Emelec de Guayaquil se quedó con el trofeo de campeón. La disputa del torneo empezó en septiembre del año pasado.Álex Lima / Expreso

El domingo 20 de febrero el movimiento en el polideportivo de la Universidad Estatal de Milagro (Unemi) era constante. Un entrar y salir de chicos vestidos de futbolistas con sus padres y amigos marcó la pauta desde las 08:00 hasta las 18:00 por la fiesta de la final del torneo Ciudad de Milagro Copa Diario EXTRA.

En total se iban a disputar 12 finales llenas de adrenalina, con más de 300 jugadores, de entre los cuales de seguro están los futuros cracks del fútbol ecuatoriano.

Desde septiembre del año pasado en que comenzó a disputarse el torneo infanto juvenil que congregó a más de 3.000 deportistas, todos esperaban este día en donde el más pequeño detalle podría dar ventaja al rival.

Ver las categorías de los jugadores más pequeños, el show de los peinados, la copia de los festejos y hasta que la mayoría quería usar el número 30 en homenaje a Lionel Messi, fueron las constantes. Sin embargo de entrada la expectativa estuvo en saber quién iba a ser el autor del primer gol de las finales, y valió la espera. Danthe Mora, jugador del Emelec de Milagro Sub-7, quien vive en el cantón Bucay y que viajaba todas las semanas para jugar, fue el protagonista en ese apartado.

  • Final Copa Diario Extra
    Las gradas estuvieron copadas en la jornada final.Álex Lima / Expreso
  • Final Copa Diario Extra
    Danthe, figura Sub-7 junto a Jim (papá), Mercedes Gómez (mamá) y hermanas Ashley y Valentina.Álex Lima / Expreso

Admirador de Messi y también con el famoso número # 30 en el dorsal, Danthe se mandó en el primer tiempo un golazo ante Tigrillos FC que marcó el camino del resto de la jornada. De media cancha, el jugador lanzó el balonazo que a la larga iba a ser la acción que le dio el campeonato. La celebración fue al más puro estilo Messi, mientras que sus compañeritos festejaron como los jugadores profesionales.

Desde la tribuna, la familia de Mora vibró igual o más que el pequeño. Incluso a su padre, Jim Mora, le brillaron los ojos como queriendo romper en llanto, del orgullo. En el equipo le habían dicho que le dedicaría el gol, ya que el progenitor era también entrenador de la escuela de fútbol Jim Mora, de Bucay.

José Francisco Cevallos, exarquero de la selección ecuatoriana de fútbol y mentalizador del torneo, animó las dos primeras finales, gritó los goles como si fuera un narrador, hasta que se descompensó de su salud y fue llevado a una clínica donde estuvo varias horas. Ya recibió el alta.

“Ha sido una fiesta deportiva, estoy seguro de que vendrán los frutos en el futuro, tengo el palpitar que de aquí saldrán muchos jugadores”, dijo Cevallos, quien anunció que ya planifica lo que será el segundo torneo infanto juvenil de Milagro.