La regata Guayaquil-Posorja va contra viento y marea

  Deportes

La regata Guayaquil-Posorja va contra viento y marea

La edición 82 de la competencia a remo más larga del mundo en su modalidad se disputará el 2 de abril con 13 embarcaciones

Regata Guayaquil-Posorja 2020
Tradición. La regata a remo Guayaquil-Posorja tiene 82 ediciones consecutivas desde 1940, es incluso más antigua que el campeonato nacional de fútbol que data de 1957.Archivo

No hay pandemia que la espante. El año pasado, en medio del pico más alto de la emergencia sanitaria por el coronavirus, la tradicional regata a remo Guayaquil-Posorja se realizó luego de varios aplazamientos y con apenas con 4 embarcaciones, este año la prueba regresa a su fecha insigne (Viernes Santo), con clubes que han tenido que aliarse para sobrevivir, pero con la misma mística de siempre.

La Asociación de Remo del Guayas confirmó la realización de la prueba más larga del mundo en esta modalidad para la madrugada del viernes 2 de abril, fecha en la que 8 yolas en la categoría cuatro con timonel, y 5 embarcaciones más en Cuádruple y Doble Par volverán al agua para recorrer cerca de 49 millas náuticas (aproximadamente 100 kilómetros) a punta de paladas, solo con la fuerza de los brazos.

Asociación Deportiva Naval (ADN), Club Sport Andes, Infantería de Marina, Cocodrilo, Astillero-Cleveland, Nogucol-Villamar, Regatas Posorja y Club Mafer, serán los equipos que disputarán la categoría tradicional que data desde hace 82 años (1940), mientras que Escuela Municipal de Samborondón, Club Atlético Miramar, Círculo Deportivo Ferroviarios, Club de Tropa C.T.E. y Club 28 de Mayo estarán en las otras modalidades.

Manuel Ante, presidente de la Asociación de Remo del Guayas, le adelantó a EXPRESO que será una edición especial, no porque la ruta o la distancia cambien, sino porque la situación actual representa un “desafío”.

“Los entrenamientos han sido limitados, algunos clubes para no desaparecer se han juntado porque incluso los remeros no han sido suficientes, pero la prueba va porque va. Es la competencia más antigua del país y no puede morir”, precisó emocionado Ante.

Cocodrilo remo
El equipo de Cococrilo Remo Club, al igual que el resto de yolas que estarán este 2 de abril en el agua, trabajan intensamente en su preparación. La modalidad cuatro con timonel saldrá a las 02:45.Cortesía

El año pasado, a diferencia de ediciones anteriores en Semana Santa, la competencia se hizo el 13 de diciembre. Se inscribieron solo 4 yolas de las cuales 3 llegaron, ya que por el cambio de fecha las mareas no fueron las más propicias. ADN fue el campeón y se mantuvo el récord de la competencia que ellos mismos ostentan en 6 horas con 25 minutos.

“El espíritu de la regata y las ganas de competir no han decaído. Había el temor de que este año volvamos a padecer la incertidumbre si había o no regata, pero sí habrá. Todos los equipos están haciendo un esfuerzo grande para poder estar. Se hacen rifas, ferias de comidas y demás para conseguir los recursos. Todo eso es motivante”, explica Eduardo Dueñas, integrante y líder de Cocodrilo Remo Club.

Los cambios en la prueba por la pandemia será la ceremonia de llegada a Posorja donde no habrá tarima, ni show para evitar aglomeraciones. La capitanía del Puerto y Junta Parroquial de Posorja trabajan en un plan para mitigar los riesgos. La premiación será en el mismo malecón, pero la prueba no morirá.