Yuma, un guerrero Shuar por la UFC

  Deportes

Yuma, un guerrero Shuar por la UFC

El peleador ecuatoriano busca seguir los pasos de Chito Vera y Michael Morales en EE.UU. Lleva varias victorias en octágonos locales y una salida a Perú

Álex Yuma UFC Ecuador artes marciales mixtas
El tricolor termina sus peleas con lanza en mano, rememorando a sus ancestros.Cortesía

Por las venas de Álex Yuma corre sangre Shuar, pueblo indígena ecuatoriano que fue uno de los pocos que los españoles nunca pudieron conquistar cuando llegaron a América. Fue precisamente esa fortaleza, espíritu guerrero y técnicas de lucha que adquirió de sus antepasados, los que lo motivaron a incursionar, hace cinco años, en el mundo de las Artes Marciales Mixtas (MMA, por sus siglas en inglés).

“Soy guerrero como mis ancestros, por eso creo que siempre me llamaron la atención los deportes de contacto”, comenta Yuma.

El luchador, de 24 años y oriundo de la parroquia Bomboiza, del cantón Gualaquiza, provincia de Morona Santiago, dice que su meta principal, para este año, es seguir los pasos de Marlon Vera y Michael Morales, ecuatorianos que se encuentran en la UFC.

“Ese es mi sueño, pelear en el exterior, seguir una carrera como la que tienen Chito Vera y Morales. Quiero ser el primer peleador ecuatoriano Shuar en firmar con la UFC”.

Si bien los guerreros Shuar eran conocidos por cortar y reducir las cabezas de sus rivales, Yuma dice que esa práctica quedó en el pasado y que la única técnica que emplea, para someter a sus oponentes, es la de la reducción en el octágono.

“Los Shuar eran temidos porque las cabezas de sus enemigos las convertían en tzantza (nombre que le daban a las cabezas una vez reducidas). Creo que algunos me temen por eso, pero afortunadamente, para muchos, yo no empleo esa técnica (risas)”.

  • Álex Yuma UFC Ecuador artes marciales mixtas
    Álex en una de las peleas ante Josué Juca, adversario local.Cortesía
  • Álex Yuma UFC Ecuador artes marciales mixtas
    Yuma se siente orgulloso de sus raíces Shuar, por lo que entra al octágono con su vestimenta tradicional.Cortesía

El Dragón, como también conocen al luchador nacional, recuerda que su última pelea se dio en octubre pasado, cuando lo invitaron “a última hora” a un evento que se dio en Cuenca: el MMA 19.

Doce horas antes del inicio de la cartelera, Leo Pacheco declinó su participación, por lo cual lo llamaron de urgencia. “Cuando me avisaron para ir a pelear, no lo pensé dos veces, pues hay que aprovechar los pocos eventos de MMA que se dan en el país”.

El peleador Shuar afirma que pese a que llegó apenas media hora antes de su combate (21:00), pudo vencer a Josué Juca, en los 61 kg.

“Recuerdo que durante seis horas viajé vía terrestre, llegué algo cansado, pero eso no me importó, pues quería entrar al octágono y ganar la pelea. Afortunadamente, así fue y me consagré campeón”.

Álex destaca que a los asistentes los dejó sorprendidos, no solo porque sometió a Juca vía TKO (al quinto asalto), sino por lo que hizo tras ganar la pelea.

“Una vez que el juez paralizó el combate, pedí mi lanza y me arrodillé frente a Juca, en señal de respeto. Cuatro meses atrás, él me había ganado. Eso le gustó a todos los presentes, pues nos terminaron aplaudiendo”.

Yuma actualmente entrena en la academia Warriors, ubicada en Yantzaza, provincia de Zamora Chinchipe, pues espera participar el próximo mes en un evento que se dará en Guayaquil y otro en Perú. “Estoy listo para volver al octágono, quiero hacer bien las cosas, para dar el salto al exterior. Sé que me irá bien, pues mis ancestros siempre me guían”, apostilló.