Una alerta de bomba en el Consejo de la Judicatura de Santa Elena obligó a evacuar el edificio

  Guayaquil

Una alerta de bomba en el Consejo de la Judicatura de Santa Elena obligó a evacuar el edificio

En La Libertad se produjo un hecho similar en la Unidad Penal. En ambos puntos, personal policial se encuentra investigando las alertas

C
Al momento, personal policial analiza la amenaza de bomba en el Consejo de la Judicatura de Santa Elena

Una llamada de alerta a la central de emergencia Ecu 911 respecto a una posible bomba en el edificio de la Judicatura, en  Santa Elena,  causó alarma en la población peninsular.

revision de explosivos Valdivia

Desde un número foráneo llaman para alertar de supuesta bomba en Unidad Judicial

Leer más

El hecho se registró la tarde de este martes 20 de septiembre. Los elementos policiales evacuaron al personal que labora en los diferentes juzgados, al igual que a los usuarios que a esa hora se encontraban en las instalaciones del edificio.

Pero no solamente la emergencia se produjo en la edificación de la capital peninsular, sino también en la ciudad de La Libertad en dónde labora la Unidad Penal. "Salgan en orden por favor, tranquilos que vamos a revisar en todas las áreas. Por favor ponerse a buen recaudo por su seguridad", les decía uno de los uniformados a las personas que nerviosas y de forma apresurada salían del sitio.

Hasta el momento se continúa con la revisión para determinar si existe o no tal artefacto explosivo. "¿Hasta cuando vamos a estar en esta tensión?. Ya no podemos ni salir a comer tranquilos. Están pasando cosas terribles en esta provincia", relató una de las funcionarias que pidió se omitiera su nombre. 

Solo ayer, según publicó EXPRESO, la alarma llegó en un plantel educativo de La Libertad, que por segunda ocasión había sido vulnerado.  Un hombre que dijo ser evangélico y luego desapareció, roció diésel en los alrededores de la Unidad Educativa 11 de Diciembre. 

AMENAZA DE BOMBA

Una amenaza de bomba se registró en el Cuartel Modelo

Leer más

Que era aceite de oliva y que lo que regaba era para alejar los malos espíritus, indicó, previo a que llegara la Policía que confirmó que se trataba de combustible lo que había regado. Un hecho que causó preocupación, puesto que el jueves anterior en los exteriores del centro educativo se hallaron hojas de papel en donde se leían amenazas de extorsión para los profesores si no cancelaban un valor económico. “Esta escuela ha sido seleccionada para la cuota mensual, cobraremos a cada uno de los profesores sin excepción. La señal la daremos con nuestros recolectores que pasarán por las afueras de sus casas”, decía parte del texto.