El cerro del Carmen, invisible ante los ojos de la Alcaldía

  Guayaquil

El cerro del Carmen, invisible ante los ojos de la Alcaldía

La regeneración integral no llega.  Pese al clamor ciudadano, el sector sigue a la espera de que la modernidad suba a la zona. La inseguridad, otro problema

Cerro del Carmen
Desde una de las escalinatas del cerro del Carmen, Oswaldo Rodríguez observa lo poco que ha prosperado este sector, donde nació Guayaquil y donde escasean las obras de mejoramiento.Carlos Klínger / EXPRESO

Cirilo Rodríguez, de 70 años, vive hace seis décadas en el cerro del Carmen, donde las calles agrietadas, las viviendas despintadas, los vendedores subiendo con paso ágil las escaleras y los tenis colgados en los cables de la electricidad siguen siendo parte de un lugar poco o casi nada mejorado, y en donde la delincuencia aumenta y mantiene en zozobra a sus residentes.

mural basura

El mural en homenaje a los héroes de la pandemia se ha convertido en un basurero

Leer más

“El cerro del Carmen sigue siendo invisible ante los ojos de la Alcaldía. Toda la atracción está en el cerro Santa Ana, del lado de las escalinatas, en el barrio Las Peñas, donde hay más promoción para ir; pero acá seguimos relegados”, lamenta, mientras coge el fresco en un altillo, al pie de su vivienda.

Cirilo hace un alto a su descanso para denunciar las necesidades que tiene uno de los dos sitios fundacionales de la ciudad que es considerado sector turístico, pero que todavía no se integra a la parte moderna de la urbe porteña, donde están los grandes edificios, las luces led y la gente a la moda.

Dice que la calle principal del cerro, la Víctor Emilio Estrada, parece cascada debido al obsoleto sistema de alcantarillado. “El agua sale a través de unos tubos colocados en las paredes de las escalinatas y cae empozando la calle. Gracias a Dios no alcanza a meterse en los hogares”, menciona.

Cerro del Carmen
Desde la parte alta del cerro se puede observar a la ciudad moderna de los grandes edificios que contrasta con la pobreza existente en aquel sitio de la urbe.Carlos Klínger / EXPRESO

A este reclamo se suma Oswaldo Rodríguez (77), quien hace 53 años llegó a habitar una de las viviendas del cerro. Él asegura que casi nada ha cambiado desde ese tiempo.

Aquí solo han venido a darle una ‘lamidita de gato’ a las calles del cerro. Queremos una regeneración total para que mejore la imagen de este sector olvidado.

Cirilo Rodríguez, residente del cerro del Carmen

“Nos sentimos olvidados. Aquí cada quien ha pintado sus casas para tenerlas arregladas. Y entre los vecinos hemos encementado algunos callejones para que no sigan deteriorándose”, señala.

El cerro del Carmen no ha recibido la atención que merece un sector turístico. ¿Cómo pretenden que vengan visitantes? Aquí no hay nada bonito para mostrar.

Narcisa Hernández, habitante del cerro del Carmen

Luego de varios reclamos hechos al Municipio, este ha prometido mejorar la zona, poner juegos y máquinas de ejercicios en el parque, pedir mayor seguridad para atraer el turismo. “Esa promesa ya la hemos escuchado antes; esperemos que ahora se haga realidad, ya que aquí urge una regeneración integral que involucre el arreglo de las calles y del entorno en general”, recalca.

Los ladrones llegan para perderse entre las escaleras y callejones. Creo que hasta la Policía tiene miedo venir, por eso no los vemos haciendo los controles respectivos.

Oswaldo Rodríguez, vecino del cerro del Carmen

El cerro del Carmen pertenece al subcircuito 3 (Santa Ana, Cerro del Carmen, Antenas de TV, hospital, cementerio y morgue) del distrito 9 de Octubre de la Policía Nacional.

Cerro del Carmen
Las calles están agrietadas por la falta de una regeneración integral que no llega desde hace varios años.Carlos Klínger / EXPRESO

De enero a la fecha, la entidad ha registrado 40 eventos delictivos (robos a personas, a vehículos, accesorios, entre otros). Estos representan 10 casos más que en el mismo período de 2021.

TransporteCinco furgonetas transportan a los habitantes, desde la parte baja hasta llegar a la parte más alta del cerro, por la calle Víctor Emilio Estrada.

“Aquí pululan vendedores de droga y malandros que vienen a esconderse en los callejones luego de cometer sus fechorías”, anota Narcisa Hernández (62), quien vive en el sector hace 42 años.

cerro Santa Ana

La cara oscura del cerro Santa Ana reclama atención

Leer más

Ella recuerda a los delincuentes que años atrás asesinaron a un turista en un bar de Las Peñas; así como a los sospechosos del asesinato de un fiscal del Guayas, ocurrido hace dos semanas, que llegaron a ocultarse en la zona.

Los visitantes también son víctimas del hampa. “Yo saqué mi celular para contestar una llamada y un joven me lo arranchó. Corrí a alcanzarlo, pero el chico bajó las escalinatas y desapareció. Cuando llegué más abajo había dos entradas a otros callejones, por lo que nunca supe por dónde se metió”, narra Susana Andrade, quien ha prometido no volver a ese lugar hasta que las autoridades brinden seguridad.