Guayaquil

El secreto de la comunidad china en Guayaquil para evitar contagiarse de coronavirus

PERSONAJE DE LA SEMANA: Mario Zhu, oriundo de China le cuenta a EXPRESO cómo las familias asiáticas han lidiado con el Covid-19 en Guayaquil

Mario Zhu
Mario Zhu, oriundo de China, vive en Guayaquil desde hace 4 años, con su familia.Valentina Encalada/EXPRESO

Pese a ser una de las colonias extranjeras más grandes en Guayaquil, la comunidad china ha sido de las menos golpeadas por el Covid-19. Doble mérito si se recuerda que esta ciudad llegó a ser el epicentro de la pandemia en Latinoamérica.

Cuenta Mario Zhu, quien está en permanente contacto con las autoridades diplomáticas, que se conocen apenas 5 casos de contagios de coronavirus en la comunidad china de Guayaquil, que se concentra sobre todo en el centro de la ciudad. La disciplina, recalca, ha sido su fortaleza y secreto.

Gabriel Peña

Gabriel Peña: el artista urbano que le pone color a los problemas sociales

Leer más

“Cuando inició la pandemia en China, aquí nos preparamos comprando mascarillas, alcohol y otros insumos para protegernos. Seguimos protegiéndonos mucho para salir a comprar los alimentos. Cuando supimos que hay que quedarse en casa, nos quedamos en casa. En el centro, donde viven la mayoría de mis paisanos, no se veía a ciudadanos chinos en las calles porque todos nos quedamos en casa, solo salía uno por familia para hacer las compras”, explica.

La sonrisa de Mario Zhu es contagiosa. Su alegría transmite confianza y aviva el ánimo de quienes lo rodean. Tiene 38 años de edad y llegó en junio de 2016 a Guayaquil desde su natal China, junto a su esposa y su primer hijo. Aquí, en tierras ecuatorianas, nació su segundo bebé, una niña.

Hace una demostración de cómo las medidas de sanidad se han convertido en parte inquebrantable de las actividades diarias en su familia y de las del resto de las familias chinas en Guayaquil. No toca la puerta de rejas de hierro que cierra el patio delantero, su esposa le abre; ingresa y antes de entrar a su casa cambia sus zapatos por un par de sandalias, se rocía alcohol y, cuando el caso lo amerita, va directo a la ducha.

Es muy difícil hallar en Guayaquil a un ciudadano chino que hable español casi perfecto, como lo hace Mario. Esto, pese a que en la urbe porteña residen, según cifras del Consulado de China en Guayaquil, alrededor de 20.000 ciudadanos del gigante asiático.

La profesora recorre en su bicicleta el cantón Playas.

Carolina Espinoza, la maestra a la que viralizaron por su bondad, pero que no le pagan

Leer más

Conversar con Mario es fácil, porque entiende muy bien el idioma, el mismo que aprendió de adolescente cuando vivió por 14 años en España; además porque su serenidad te hace sentir comodidad. Amable y dinámico le cuenta a EXPRESO cómo viven el día a día, en medio de la pandemia del coronavirus, las familias chinas en el puerto principal, y explica el aporte que él hace a su comunidad.

Además de ser miembro directivo de la Cámara de Comercio de la Asociación China en Ecuador, con más de 200 integrantes, él es una figura importante dentro de la comunidad china en Guayaquil, porque no solo ha sabido aprovechar su español para desarrollar su labor como comerciante, sino que ha puesto esta facultad a disposición de sus paisanos y les hace sentir que pese a estar a 16.213 kilómetros de distancia de su país, todos están en casa.

Una vez a la semana, Mario escribe y traduce de español a mandarín noticias de Ecuador y las comparte gratuitamente a los miembros de las colonias chinas, para que permanezcan informados y que ninguna disposición y restricción los sorprenda.

“Lo hago para informarlos de lo que está pasando, porque al no hablar español, no pueden enterarse de lo que sucede a su alrededor”, detalla el objetivo de su misión, con el que ya lleva tres años y medio.

La razón de querer colaborar con lo suyos, antes, durante y después de la pandemia no responde a nada en específico, nos cuenta. Aclara que la ayuda mutua entre los miembros de las colonias chinas es algo normal. Por ejemplo, nos cuenta que en medio de la pandemia, esta población extranjera realizó importantes donaciones a diferentes universidades, hospitales y al Municipio de la ciudad. Además de a otras ciudades como Daule y Babahoyo, que han ayudado a salvar cientos de vidas ecuatorianas.

COMUNIDAD CHINA DONACIONES
La comunidad china de Guayaquil realiza importantes donaciones en la ciudad.Cortesía
Concurso-de-fotografía-primer-lugar-2020.

Coronavirus: Los guayaquileños y las mejores fotos de su confinamiento

Leer más

La actitud positiva de este personaje se refleja incluso en su familia, que se asoma sonriente y con rostros rosados por la puerta principal de la casa, situada en la ciudadela Bosque del Salado en el norte de Guayaquil, para saludar a EXPRESO a cinco metros de distancia. Es que “aún no acaba la pandemia y es mejor que, al menos ellos, continúen en confinamiento”, justifica la lejanía con una sonrisa.

Danza

Nina incentiva con la danza el cuidado de los animales

Leer más

Mario, cuyo nombre real es Lidan, como cientos de personas, resalta las enseñanzas que le ha dejado hasta ahora la pandemia: ha aprendido a cocinar mejor, a que permanecer más tiempo con la familia siempre es bueno y que jugar, cuidar y vestir a los niños es más hermoso de lo que creía.

Si sabes de un personaje de tu barrio que todo el mundo debería conocer, escribe a lopezk@granasa.com.ec