El Colegio Alemán Humboldt crea conciencia ambiental en sus alumnos

  Guayaquil

El Colegio Alemán Humboldt crea conciencia ambiental en sus alumnos

Realizará un bazar sostenible de intercambio y venta de ropa usada

Bazar Alemán
Los estudiantes del Alemán Humboldt se alistan para la realización del bazar.Cortesía

El colegio Alemán Humboldt de Guayaquil creará un espacio de conciencia educativo y de intercambio sostenible a través del bazar ‘Dale la vuelta’, donde se venderá ropa y artículos de segunda mano.

Seguridad colegio

Los colegios, blanco del hampa y de las llamadas extorsivas

Leer más

El evento, que busca generar cambios positivos frente a la emergencia climática mundial, se desarrollará el sábado 18 de junio, desde las 10:00 hasta las 18:00, en las instalaciones del plantel.

Allí se instalarán alrededor de 50 stands que ofrecerán variedades de prendas, juguetes, artículos del hogar y más.

Los alumnos del colegio también participarán con el proyecto InterCAHmbio de ropa, donde el público asistente podrá llevar una prenda e intercambiarla por otra.

Pilar Caicedo, directora del preescolar y miembro del grupo ambientalista Umwetlschutz del colegio Alemán Humboldt, resalta que el plantel crea hábitos y conciencia sostenible, a través de proyectos e iniciativas. “Los estudiantes se dan cuenta de que con su pequeño aporte pueden generar cambios que realmente impactan a la sociedad y nuestro entorno”, recalca.

Al evento se podrá llevar ropa para ser donada y, posteriormente, entregada a organismos sin fines de lucro.

Educación y salud mental de estudiantes Ecuador

Uno de cada diez colegiales del país no está contento con su vida

Leer más

Además, se realizarán ecocharlas sobre: ¿Cómo implementar productos ecoamigables a tu estilo de vida?; ¿qué es el compost y cómo empezar en casa?, entre otras.

Habrá conciertos, sorteos de productos sostenibles y comida sin empaques, cuyo desperdicio orgánico será convertido en compost.

Las autoridades del plantel dieron a conocer que ‘Dale la vuelta’ busca posicionarse como un bazar sostenible que puede ser realizado cada año y así, cada vez, más gente pueda unirse a la corriente de disminuir el impacto de nuestra huella a través de un modelo de economía circular.