Guayaquil

“Es inadecuado usar mascarilla mientras se ejercita”

Médicos coinciden en que es contraproducente. Fatiga, mareos e insuficiencia cardíaca son algunos de los efectos en la salud

GENTE TROTANDO (31838922)
La explanada exterior del estado Monumental ha sido el sitio favorito de algunos jóvenes para entrenar.CHRISTIAN VASCONEZ

Paula Hidalgo tuvo que alterar su jornada diaria de atletismo con la llegada de la pandemia. Hasta inicios de marzo corría junto a unos amigos a lo largo de la avenida Barcelona por algo más de 45 minutos. Ahora, desde hace unos días, la joven ingeniera se atrevió a reanudar sus recorridos, pero los hizo con una nueva compañera: la mascarilla.

Así como ella, decenas de personas decidieron escapar, al menos por un rato, del encierro y han vuelto a ocupar las veredas e incluso parques de Guayaquil para ejercitarse utilizando los tapabocas, que se han convertido en una de las prendas fundamentales en el día a día.

En la misma avenida Barcelona, los jóvenes y adultos que llegan con las primeras luces del día, reconocen que el respirar se les dificulta, por lo que aprovechan en ciertos tramos para quitárselas o las llevan en la garganta, como si fuese una bufanda. Otros, en cambio, optan por salir sin ella asumiendo que evitan el contacto directo con las demás personas.

150
minutos
de ejercicio moderado a la semana, recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la avenida Francisco de Orellana, a la altura del parque Samanes, también resaltan los deportistas y pequeños grupos de familias que, empujados por el cierre de los gimnasios, se han visto obligados a retomar sus actividades físicas al aire libre. Entre ellos también figuran los que no han dejado de ejercitarse pese a la emergencia sanitaria.

“No he parado porque sé todas las normas de seguridad y no tengo contacto con nadie. Solo me pongo la mascarilla cuando veo a los grupos que pasan cerca mío”, relata Gabriela de Barrios, quien corre desde este punto hasta la calle principal de Samanes 4.

coronavirus-riesgos-consejos-prevencion

Coronavirus y prevención: cómo hacer vida social sin riesgo de contagio

Leer más

Los moradores de la ciudadela El Cóndor, en el norte de la urbe, de a poco han retomado sus jornadas deportivas. Allí, algunos realizan pequeñas caminatas y trotes por las mañanas o hasta antes de anochecer. “Trato de no toparme con nadie, pero llevo la mascarilla y una toalla en la mano”, comenta René Rodríguez, habitante del sector.

trotan con mascarillas
En Guayaquil, tres jóvenes hacen ejercicio al aire libre usando mascarillas.CHRISTIAN VASCONEZ

¿Es peligroso hacer ejercicios con las mascarillas? El médico epidemiólogo Federico Cabrera dice que es contraproducente que las personas lo hagan. No solo al correr, sino también cuando se anda en bicicleta o se moviliza solo en un auto con los vidrios cerrados. Afirma que las consecuencias de utilizarla por mucho tiempo podrían llegar a ser graves, ya que retiene la producción de dióxido de carbono y puede ocasionar algún evento cardiorrespiratorio.

El entrenador de fútbol Byron Morán tampoco recomienda el uso de las mascarillas cuando se realice cualquier actividad física. Subraya que hay que tener en cuenta que durante la respiración exhalamos dióxido de carbono y este gas al no tener un escape, reingresa a los pulmones y puede generar inconvenientes como el incremento de la frecuencia respiratoria excesivo y la frecuencia cardíaca. Generando mayor cansancio y disminuyendo el rendimiento.

Es inadecuado el uso de mascarillas cuando se ejercita. Hay que procurar realizar los ejercicios sin ningún medio que entorpezca la regular ventilación con el ambiente.
Mario Paredes
Médico epidemiólogo​

“Y a esto se suma que no brinda comodidad y eso es esencial en cualquier actividad física”, expresa Morán, quien advierte que los que practican deporte con esta prenda, pueden tener síntomas como fatiga y mareos.

Niñas haciendo ejercicios

Niños, ¡A ejercitarse y divertirse!

Leer más

Pero los médicos no solo advierten sobre la mascarilla, sino sobre la reactivación física tras semanas de sedentarismo. Los aficionados al deporte que, tras dejar de hacer actividad física, la retoman de forma brusca y con la misma intensidad deben ser más precavidos. Existe la posibilidad de una sobrecarga cardíaca, según Cabrera. El médico epidemiólogo Mario Paredes coincide con su colega, pero le preocupa más ver a personas que tuvieron infección del COVID-19 ejercitándose. A su juicio, no deberían tener ninguna actividad física hasta su recuperación.

“El espacio respiratorio es el más afectado y realizar un ejercicio, así sea leve, le puede causar un desbalance orgánico. Hay casos en que el simple hecho de lavar los platos crea esa sensación de estar agotado”.

La hipoxia es la disminución paulatina del oxígeno transportado en la sangre, en el largo plazo sí va a generar inconvenientes de salud, fatiga, mareos, etc.
​Byron Morán
Entrenador de fútbol

Eso aplica también para los pacientes sospechosos. Para aquellos que hayan tenido síntomas como fiebre o dificultad respiratoria, pero que no se hicieron una prueba concluyente o no obtuvieron diagnóstico, la actividad física también está contraindicada.

Foto de Sistema Granas(31860588)
Sugerencia. Los expertos consultados recomiendas hacer ejercicio durante 15 minutos al día.Christian_Vasconez

El médico aclara que las personas que aparentemente están sanas y no tienen infección, pueden retomar la actividad física, pero siempre de acuerdo a su condición previa. Hay que empezar con intensidad entre leve y moderada. Sugiere, además, que antes de regresar a cualquier rutina, se debe realizar un examen clínico para “evitar luego la sorpresa de que alguien se desvanezca”.